Opinión

  • | 2017/09/12 00:01

    Bitcoin: La madre de las burbujas

    Así como internet al ser de acceso al público transformó el mundo financiero, Bitcoin sin lugar a dudas es una innovación empoderante con la que empezamos este siglo XXI con un propósito mayor: la descentralización.

COMPARTIR

Los sistemas descentralizados de transferencia de confianza en un mundo en el que se cuestiona la utilidad de las instituciones centralistas tienen inmensas aplicaciones.

 Fases de una burbuja

Fuente: Goldbroker.com

“Puedo predecir el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de la gente" Isaac Newton

Veamos los tiempos de una burbuja.

La primera fase es de escepticismo, donde solo emprendedores y desarrolladores de dicha tecnología o mercado conocen su verdadero potencial. En la segunda fase, expansión, ya hay muchos más usuarios de la nueva tecnología y su potencial atrae a los inversionistas institucionales; esta fase termina con la primera decepción del mercado y una gran caída que hace pensar que dicha tecnología era una falsa promesa.

La última fase, euforia, nace cuando los medios crean una gran atención en dicha tecnología o mercado. Dicha fase termina cuando la mayoría del público piensa que esta tecnología va a revolucionar por completo la humanidad y no se puede comparar con ningún desarrollo tecnológico anterior: nace un nuevo paradigma social. El mercado colapsa después de la fase de euforia.

Visite: 5 muestras de cómo el precio del petróleo podría llegar a US$32 a fin de año

Recordemos un poco la evolución de internet. Fue un protocolo creado en 1989 por Tim Berners-Lee, sin embargo solo hasta finales de los 90s todo el mundo se percató de su potencial y de ser algo restringido solo a sistemas militares pasó a ser algo tremendamente popular; así fue avanzando su expansión hasta 1999 donde hasta los conductores de taxi en los países industrializados tenían inversiones en las empresas punto.com.

En el 2000 esa burbuja web estalló. El Índice Nasdaq cayó 80%.

La burbuja de internet, si bien quebró desafortunadamente a más de una persona, ¿puede contar como algo tremendamente positivo para la humanidad?

Sí.

Toda la euforia en dichos activos web hizo que se empujara el capital hacia la creación de una infraestructura que perduraría independiente de las fluctuaciones de los precios; nuevas formas de trabajar se desarrollaron en un tiempo muy corto.

A pesar del gran colapso financiero este no implicó que se frenase el desarrollo tecnológico alrededor de internet o que se retrocediera en los cambios culturales y creativos en diferentes industrias a nivel global.

Además, grandes del internet como Google, Youtube, Facebook, Twitter, Linkedin, Uber, todos nacieron después del estallido de la burbuja.

Burbuja tecnológica versión bitcoin

 Precio bitcoin. Fuente: Trading Economics. Análisis Macrowise.

Se puede identificar un paralelo entre la burbuja de esa era y la actual. Para empezar, Internet es un protocolo descentralizado de transferencia de información; la red btcoin (creada en el 2008) es un protocolo descentralizado de transferencia de valor y confianza. Bitcoin tiene muchísimas aplicaciones:

  • Descentralización del sistema monetario.
  • Contratos inteligentes: el uso de protocolos de internet que permiten verificar, facilitar y mejorar el desempeño de cualquier tipo de cualquier tipo de contrato. Por ejemplo, blockchain presenta un gran potencial para la industria inmobiliaria.
  • Aplicaciones de compensación y liquidación en los bancos.
  • Aplicaciones en el sistema de votación. Dichas aplicaciones evitan fraudes y permiten una mejora en el contrato social entre los votantes y el representante.
  • Creación de identidad digitales.
  • Compartir datos antes incompatibles en los diferentes sistemas de información médicos.
  • Activos inteligentes: Monitoreo de toda la cadena de valor de cualquier activo.

Recomendado: Al sector financiero le llegó su Uber: así se transforma la banca con tecnología

La tecnología Bitcoin es sin duda una gran revolución tecnológica: pero por el hecho de serlo (y algo que olvidan las personas fanáticas de la misma), no está alejada de las fases de una burbuja financiera: escepticismo, reconocimiento de la oportunidad de valor, fase de euforia.
Bitcoin está en su fase de euforia.

Para probar nuestra hipótesis usemos dos indicadores claves: el primero es la frecuencia de búsquedas de la palabra bitcoin en el mayor visibilizador del planeta: Google.

 Frecuencia del número de búsquedas de la palabra bitcoin. Fuente GoogleTrends. Análisis Macrowise.

Otro gran indicador de que estamos en la última fase de la burbuja es el gran número de emisiones de dicho activo.

Si bitcoin fuera una acción tradicional (bursátil), dicha emisión pública por primera vez se llamaría IPO (Initial Public offering); pero en el mundo de las criptomonedas esta emisión se llama ICO (Initial Cryptocurrency Offering).

La emisión de criptomonedas ha sido una gran objeción para el gobierno de China y Rusia porque así como permiten financiar proyectos de emprendimiento sin tantas restricciones estatales, puede esta emisión ser usada para esquemas piramidales (pensemos en un DMG, un Bernie Madoff) o lavados de activos (#PanamaPapers, #Odebrecht).

Tomando eso en cuenta China prohibió las emisiones ICOs y el Banco Central Ruso también estudia cómo regular dichas estructuras. No hay un veredicto final, pero hay acción dura sobre el tema este 2017: se considera prioridad gubernamental que estos estados sepan relacionarse con las criptomonedas.

En conclusión la tecnología bitcoin mientras más sea usada por la población va a sacudir la forma de relacionarnos en el siglo XXI.

Sin embargo observamos que acercándose al 2018, bitcoin está entrando en los comportamientos de la última fase de una burbuja. Especular al final de una burbuja o invertir en esquemas piramidales a partir de bitcoin puede ocasionar enormes pérdidas.

La mejor manera de sobrevivir esta burbuja es invertir en creación de valor real en la tecnología bitcoin y blockchain en diferentes industrias: logística, farmacéutica, financiera, inmobiliaria, nuevas instituciones democráticas, sistemas descentralizados de contratación nacional que sean inmunes a la corrupción.

La burbuja está pero también la gran oportunidad de hacer parte de una revolución tecnológica alrededor de la tecnología bitcoin.

Lea también: Arabia Saudita, Rusia e Irán están cañando

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.