Opinión

  • | 2016/06/14 00:01

    Biomímesis: ¿Oportunidad de oro en Colombia?

    La biodiversidad que existe en Colombia es una oportunidad para generar nuevos negocios a partir de la búsqueda de la inspiración en la naturaleza.

COMPARTIR

Hace algunos años, recuerdo haberme sentido profundamente inspirada por la conferencia “¿Por qué creer en Colombia?” desarrollada por Pedro Medina, en la que se resaltaban las riquezas de nuestro país en términos de biodiversidad e inventiva. Sin embargo, muchos quedamos con una gran sensación de orgullo y convicción de vivir en un gran país, pero con un profundo cuestionamiento de cómo realmente usar esta infomación para contribuir con el desarrollo del mismo. La verdad es que en Colombia aun “estamos sentados en una mina de oro muriéndonos de hambre”.

Muchos creen que los procesos de innovación son exclusivos de metodologías en las que los post-its llenan salas de color y en donde las ideas fluyen libremente. Pero la verdad es que existen muchas otras herramientas que pueden ayudarnos en este proceso, y particularmente, en Colombia, la biomímesis promete grandes oportunidades.

El término de biomímesis fue acuñado en 1950 por Otto Schmitt, y se refiere a la transferencia de analogías de la naturaleza a la tecnología. En otras palabras, es una metodología de innovación enfocada en el estudio de las dinámicas de la naturaleza con el fin de crear soluciones para nuestro entorno. Uno de los inventos más famosos que se han dado a través del uso de esta metodología, es la invención del velcro, la cual surgió al emular la forma en que los cardillos se adhieren a la ropa. Como esta, han surgido otras innovaciones de las que gozamos en nuestra cotidianidad como lo son el teflón, trajes de natación que repelen agua y bacterias, y cientos de diseños para automóviles, trenes e incluso edificios que regulan la temperatura sin hacer uso de sistemas de aire acondicionado.

Ahora bien, si Colombia es uno de los paises con mayor biodiversidad del mundo, ¿qué pasaría si nos apalancaramos en este tipo de metodologías para generar desarrollo? Entidades como la red Biomímesis Colombia, han empezado a unir a diferentes tipos de organizaciones entre empresas, agencias del gobierno, universidades y ONG para generar espacios de co-creación, buscar inspiración y crear soluciones a problemáticas concretas. Sin embargo, aun hay mucho por hacer,  pero son muy pocos los que conocen de esta herramienta de innovación inspirada en la naturaleza.

La oportunidad no solo se da en la búsqueda de nuevas ideas, sino que también puede impulsar el desarrollo de diversas industrias, pues para asegurar su crecimiento aun se requiere de infraestructura, de espacios de observación y acompañamiento de expertos. Las oportunidades son infinitas para las industrias de manufactura, al poder encontrar nuevas ideas; como ejercicio de desarrollo tecnológico, mediante la imitación de principios de la naturaleza; el turismo de naturaleza, al crear espacios para la observación e investigación de nuestros recursos naturales; y la academia, por las nuevas necesidades de conocimiento que esta herramienta representa.

La naturaleza es bastante sabia, y por eso valdría la pena prestar atención a sus secretos a modo de transformar nuestro entorno. Aquí, no me refiero simplemente a desarrollos tecnológicos o atractivos diseños, pues esto representa una percepción limitada. Pensemos también en los ecosistemas. ¿Qué pasaría si replicaramos modelos de coexistencia, de administración de recursos y de reacción en situaciones de emergencia?

Pensar en innovación muchas veces genera temor por la presión que se siente por encontrar una buena idea, pero es hora de que empecemos a explorar poderosas fuentes de innovación que se encuentran disponibles.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?