Opinión

  • | 2017/02/12 00:01

    Autenticidad y liderazgo

    A medida en que estamos expuestos a mayor virtualidad y viralidad, más necesitados nos encontramos de empresas, productos, gobiernos y personas que sean auténticas, transparentes, honestas, sintonizadas a la realidad y genuinas.

COMPARTIR

Dadas las crecientes y rápidas complejidades en el mundo de hoy y en los entornos de los negocios locales e internacionales, es cada vez más importante contar con líderes auténticos. De acuerdo a la investigación del profesor Seyyed Babak Alavi de la Sharif University of Technology y de Carol Gill de Melbourne Business School publicada en el 2016 en Journal of Leadership & Organizational Studies, los líderes auténticos cuentan con mayores recursos para influenciar psicológicamente e implementar en sus seguidores procesos de cambios de actitudes, creencias y comportamientos, debido a que proyectan esperanza, confianza, optimismo, resiliencia y eficiencia.

Pero, ¿qué significa ser un líder auténtico?

Aunque no hay una lista de chequeo o una definición definitiva sobre lo que es ser un líder auténtico, sí podemos estar seguros de que cuando interactuamos con uno de ellos, sabemos que lo es. El experto en liderazgo y cambio organizacional, y profesor de Columbia Business School, Paul Ingram, ofreció un webinar en enero del 2017 llamado “Autenticidad: El ingrediente “mágico” del liderazgo”, y explica que en la “jerarquía de valores” la autenticidad es considerada como crítica en importancia, y argumenta que la autenticidad supone una alineación de los propios valores a los comportamientos. 

También le puede interesar: ¿El inesperado regreso de Rusia al orden mundial?

Un líder auténtico tiene claro su propósito, recuerda muy bien de dónde viene, tiene muy presente su propósito, es percibido como alguien consciente de quién es y cuáles son sus vulnerabilidades. Además, cuenta con capacidad de actuar con integridad, confianza y optimismo, reflejando de manera transparente y consistente sus valores al enfrentar las diferentes circunstancias.

Las investigadoras Dana Yagil de la Universidad de Haifa, y Hana Medler-Liraz del Academic College of Tel-Aviv-Yaffo publicaron en el año 2013 su estudio sobre la importancia de la autenticidad y de ser uno mismo en el Journal of Leadership & Organizational Studies.

En una revisión de la literatura previa sobre el tema, Yagil y Medler-Liraz encontraron que los líderes auténticos se caracterizan por actuar de acuerdo a sus valores, tener un muy buen conocimiento y confianza de sí mismos, reconocen cómo es percibido su liderazgo por otros y entienden de manera equilibrada sus limitaciones y fortalezas.

Son conscientes de la manera como procesan la información externa e interna, de cómo leen sus motivaciones, y emociones. Son líderes que buscan honestidad en sus relaciones interpersonales. También son personas que muestran un interés genuino en los demás y buscan escuchar posiciones de otros.

Aunque los estudios académicos resaltan la importancia de que los líderes sean percibidos como auténticos, también hay evidencias abundantes de que en muchos contextos sociales y lugares de trabajo existen presiones que hacen que los empleados inhiban el “ser ellos mismos” con el fin de impresionar positivamente y buscar aprobación de sus líderes o clientes.

Le sugerimos leer: Economía de la suscripción: una nueva era de modelo de negocios

Ser uno mismo a toda costa o decir las cosas tal y como se piensan no es sinónimo de autenticidad. Para ser percibido como auténtico hay que seguir ciertas normas sociales y reflejar de alguna manera lo que social y moralmente se considera “correcto”.  De manera simplista, ser percibido como auténtico es lo opuesto a ser percibido como falso, hipócrita o impostor.

Por otro lado, una cosa es ser auténtico y otra es ser percibido como auténtico. Saber leer cómo lo que somos y cómo nos comportamos cuando “somos nosotros mismos” es percibido por los demás, juega un papel importante en esto. Para esto, vivir y actuar en todas las esferas que nos desenvolvemos de manera coherente con nuestra identidad más profunda, con nuestras convicciones, con nuestros principios, y con nuestros valores.

En el año 2008, Peter Sims and Bill George publicaron el libro “Discover Your True North: Becoming an Authentic Leader”. Este libro se centra en demostrar la importancia de tener una brújula interior que tenga como norte la autenticidad para tener una vida exitosa, enfatizando en que no hay una receta única para convertirse en un líder y en que la autenticidad no es únicamente innata. Los autores consideran que un plan de desarrollo de liderazgo personal para ser un líder auténtico debe estar centrado en cinco áreas clave:

  1. Conocimiento de sí mismo.
  2. Definición de sus propios valores y de los principios de liderazgo.
  3. Entender sus motivaciones.
  4. Construir un equipo de apoyo.
  5. Mantenerse aplomado integrando todos los aspectos de la vida, ya que no sólo se es gerente en la vida real, sino también personal.

Lea también: El liderazgo digital

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.