Opinión

  • | 2016/03/01 00:01

    Épocas de alta incertidumbre en la economía y en la empresa familiar

    Los pronósticos del panorama económico mundial este año no son muy positivos. Durante el año 2015 se ha devaluado la mayoría de las monedas frente al dólar, en algunos casos ganando competitividad las empresas locales, pero pocos estaban preparados para sacarle ventaja a esta circunstancia.

COMPARTIR

Las bolsas de valores han tenido correcciones importantes y algunos augurando épocas de recesión, con una fuerte caída del precio del petróleo que también ha afectado a la región y sobretodo a los países exportadores de petróleo, pero también a los países proveedores de los países exportadores de petróleo, pues sus flujos de liquidez afectan también las importaciones.

Tal es el caso de Panamá, que entre el año anterior y lo corrido de este, les ha tocado cerrar algo más de 200 empresas en la zona libre de Colón, con el respectivo desempleo que esta situación genera o el caso de los países que recibían el petróleo venezolano en condiciones preferenciales.

Recuerdo que hacia el año 2009, estando en Barcelona, esta situación similar de incertidumbre generada por la crisis en el año 2008, invadió la escena económica nacional e internacional europea. Almorzando con uno de los miembros de una de las familias empresarias, de las más antiguas de Europa (empresa que ha logrado perdurar por más de 18 generaciones), indagaba sobre cómo una empresa de tantos siglos de existencia, que ha tenido que sobrepasar todas las crisis que han ocurrido en Europa en más de los últimos 400 años, ha logrado sobrevivir y sobretodo cómo han estructurado y manejado sus negocios en estas épocas de alta incertidumbre. Algunas de las conclusiones a las que llegamos y las cuales quiero traer a colación, son los 3 elementos esenciales que le han permitido a la familia tener una estrategia de sustentabilidad:

1. Diversificación de productos y sobre todo de mercados, a través de la Internacionalización de los negocios familiares.

Esto implica, bien sea la inversión en diferentes países, así como también la exportación de productos en una primera etapa o en una siguiente etapa de la misma fabricación de productos en varios países, llegando a cruzar los productos en los diferentes mercados donde se tienen operaciones comerciales.

2. La Profesionalización de todos los estamentos de la empresa familiar, bien sea en la dimensión empresarial, así como también en la familiar y patrimonial.

Ampliando sobre este punto, sobretodo en lo que refiere al ámbito de la profesionalización  empresarial, surgieron dos campos en donde esa profesionalización tiene que ejercer un mayor impacto, gestión del cambio y gestión  del crecimiento.

Esto no es posible sin tener unas estrategias de atracción y retención  de  profesionales cualificados que tengan la  capacidad de generar un mayor  valor agregado a la empresa.

La profesionalización debe ser en todas las estructuras,  inclusive en las de Gobierno Corporativo, permitiendo implementar buenas practicas a niveles de Junta Directiva y de la Gerencia.

3. La innovación, el emprendimiento y la tecnología.

Esta dimensión, hoy en día es fundamental; se pudiera decir que no solo en épocas de incertidumbre, sino que es continuo y una tarea cotidiana en toda organización que pretende ser sostenible en el tiempo. Bien recuerdo los puntos claves que logré identificar, como parte de la estrategia que esta familia implementa cada vez con mayor vehemencia, los cuales quiero destacar a continuación:

  1. La familia hace un fuerte énfasis en la formación en nuevas tecnologías de la comunicación.
  2. Formación permanente a todos los miembros de la familia en todos las aspectos de la empresa familiar.

Planeación rigurosa de la sucesión, entendiéndola como un proceso natural, sobretodo de incorporación de las nueva generación en todas la dimensiones de la empresa familiar.Probablemente aquellas empresas familiares que han adelantado en estos puntos críticos, podrán sobrellevar estas épocas de incertidumbre y en algunos casos inclusive, ver oportunidades que estos ciclos económicos permiten en la toma de ventaja a aquellos que están bien consolidados. Como algunos dicen: “En épocas de crisis hay algunos que lloran y otros venden pañuelos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?