Opinión

  • | 2017/12/09 00:01

    Ahora Cenit después de Isagen

    Desde el Ministerio de Hacienda están proponiendo vender Cenit, la filial de Ecopetrol que posee los oleoductos y poliductos de la empresa y que aportó el 70% de las utilidades de la petrolera en el tercer trimestre.

COMPARTIR

El mismo día en el que se celebraban los diez años de las acciones de Ecopetrol en la Bolsa de Valores de Colombia, el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, anunciaba que desde el Ministerio que dirige creen conveniente la venta de Cenit, la filial de transporte y logística de hidrocarburos que tiene Ecopetrol y es propietaria de los oleoductos,  poliductos, e infraestructura de almacenamiento a través de la cual la petrolera transporta crudo y distribuye combustibles.

Cenit cumple un papel fundamental dentro de Ecopetrol, porque aportó el 70% de las utilidades del tercer trimestre y además garantiza a la empresa el transporte del crudo que produce, y la distribución a través de poliductos de los derivados que produce en Reficar y Barrancabermeja.

El negocio de Cenit, es un negocio maduro, los oleoductos Ocensa, Transandino, y Bicentenario tienen una operación estable que no requieren nuevas inversiones de capital, y cuentan con contratos de transporte asegurados desde Ecopetrol y otras petroleras, que se comprometen a pagar la tarifa de transporte por el ducto de un determinado volumen de crudo o derivados, así no lo envíen, lo que se conoce como take or pay (úselo o páguelo). La tarifa de transporte por los ductos es fija y denominada en dólares por barril, por lo cual su variación es mínima y el riesgo de mercado ha sido cubierto con contratos de transporte en firme antes de su construcción.

Lea también: Petróleo, pueden volver los buenos precios

Ecopetrol es una compañía petrolera integrada, eso significa que participa en el upstream, donde explora, explota, y produce hidrocarburos; y también tiene negocios en el downstream, ahí transporta, almacena, refina y distribuye, tanto crudo como refinados, entonces la existencia de Cenit es lo que garantiza que Ecopetrol pueda existir como compañía petrolera integrada. Si Ecopetrol vende Cenit sencillamente pierde el eslabón que une sus negocios del upstream con el downstream, quedando a expensas de sus competidores para ubicar disponibilidad de transporte de su crudo y refinados por los ductos.

Solo falta ver los resultados de Cenit y de Ecopetrol al tercer trimestre para evidenciar su valor estratégico, Ecopetrol ganó $3,19 billones de los cuales $2,24 billones fueron aportados por Cenit, es decir el 70% de la utilidad en el tercer trimestre fue aportada por esta. Venderla o sacarla de las operaciones de Ecopetrol equivale a perder el 70% de las utilidades, lo que de inmediato borraría la capacidad de la petrolera para hacer nuevas inversiones puesto que actualmente las inversiones de capital están siendo financiadas con la propia generación de caja.

Las acciones de Ecopetrol se verían drásticamente afectadas en su valoración como resultado de una venta de Cenit, porque perdería los ingresos provenientes de sus operaciones de transporte y por la pérdida de sus sinergias para hacer negocios en el Downstream y Upstream, dejaría de ser una compañía integrada de petróleo y gas, a ser, una compañía con operaciones de refinación, y producción, pero sin capacidad de transporte de crudo y refinados. En definitiva, sería como tener dos islas sin la posibilidad del puente que las une.

Lea también: Más financiamiento para crecer más

Los accionistas de Ecopetrol, entre ellos los fondos de pensiones, sufrirían las pérdidas de una desvalorización de las acciones, puesto que aunque recibirían acciones de Cenit y de Ecopetrol, no es verdad que la suma de las dos valdrían lo mismo, en especial la acción de Ecopetrol tendría mayor afectación, mientras que la valorización de una posible acción de Cenit dependería del crecimiento del volumen transportado el cual ya está limitado por los contratos de transporte actuales y por la capacidad de los ductos que opera. Al final los accionistas tendrían dos acciones pero que sumado su valor valen menos que las acciones de Ecopetrol. Un asunto más complejo aún sería valorar la afectación patrimonial de la Nación el embarcarse en un error como ese.

Por último, Cenit es valiosa por lo ya mencionado y porque tiene un aporte contracíclico en los ingresos de Ecopetrol, cuando los precios caen las empresas movilizan mayor volumen por oleoducto que es mucho más barato que hacerlo por carrotanque, además sus ingresos son fijos y las tarifas de transporte reguladas por la Creg. No se puede permitir que no se haya vendido solo porque ya no le queda tiempo al Ministro de Hacienda.

Le recomendamos: Más industria, mejor comercio

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.