Opinión

  • | 2016/04/28 00:01

    5 recomendaciones de cómo abordar el mercado de los reclutadores ejecutivos

    Les comparto algunas reflexiones que pudieran ayudar a manejar con mejor tino el complejo camino del cambio laboral y sobre todo el elaborado mundo de los reclutadores ejecutivos.

COMPARTIR

Asumimos a veces que el resto del mundo entiende a la perfección lo que hacemos y cómo funciona nuestro negocio. He descubierto recientemente,que, en lo que se refiere a los procesos de cambio profesional, un número importante de gente tiene concepciones erradas frente al mundo del reclutamiento ejecutivo, y por lo tanto aborda su estrategia de relacionamiento de manera equivocada.

Les comparto algunas reflexiones que pudieran ayudar a manejar con mejor tino el complejo camino del cambio laboral y sobre todo el elaborado mundo de los reclutadores ejecutivos:

Somos consultores, no una gran base de datos: La consultoría de talento ha evolucionado dramáticamente en los últimos años. Con la  aparición plataformas como Linkedin, que le han dado visibilidad al candidato y han transferido el poder de reclutamiento de gerencia media a las empresas, las firmas transformamos nuestro servicio.

Hoy, las empresas de reclutamiento ejecutivo globales más relevantes hemos migrado a un servicio de consultoría integral en donde, más que aportar una buena hoja de vida a un proceso, somos capaces  además de entender a profundidad el rol, la estrategia, la cultura interna, los indicadores de gestión, el sistema de liderazgo,en fin, una serie de elementos que al final creemos son los críticos a la hora de atraer el mejor talento y que lejos está Linkedin de poder abordar.

Lo anterior implica, que más que enviarnos su curriculum para “tenerlo” en nuestra base de datos, nos interesa conocerlo y entender donde encaja su talento.

Todas las firmas de reclutamiento ejecutivo son distintas: El segundo gran error es creer que todos los “Head Hunters” somos iguales, prestamos el mismo tipo de servicio y atendemos el mismo mercado. Al igual que sucede con las firmas de consultoría estratégica, las firmas de consultoría en talento ejecutivo atienden mercados y segmentos bien diferentes. Las hay internacionales, con presencia global, un sello marcado en alta gerencia y un muy fuerte énfasis en prácticas (consumo, tecnología, sector financiero, ciencias de la salud, etc) y las hay también locales, con énfasis en gerencia media y baja y un servicio de generalistas. Entre los dos extremos en Colombia hay más de 30 firmas con servicios y modelos de negocio bien diferentes.

Todas ofrecen oportunidades dependiendo de su perfil y su estrategia pero vale la pena antes de iniciar su proceso que identifique cuales son afines a su momento de carrera para entablar un diálogo con  las firmas adecuadas.

No empleamos gente, conseguimos talento: El tercer gran error es creer que el head hunter de confianza es el mejor canal para “conseguirle puesto”. Los reclutadores ejecutivos no conseguimos puesto, conseguimos talento. Quien inicia el proceso es la empresa, que muchas veces luego de un proceso interno se acerca a nosotros con una necesidad muy particular, la más de las veces confidencial, en busca de nuestro apoyo para ayudarles a definirlo e identificarlo.

Sólo entre el 5% y 7% de los cargos ejecutivos a nivel mundial son buscados a través de firmas especializadas de reclutamiento ejecutivo. Somos instrumentales y sin duda el canal idóneo para muchos proyectos, pero solo para algunos muy especiales.

Circunscribir su búsqueda únicamente por esta vía sería un error importante. El networking, el contacto directo, y visibilizar su marca personal en canales digitales tiene que ser parte integral de su estrategia.

No maneje su proceso en soledad: Entrevisto a diario una gran cantidad de gente que está perdida en su proceso de cambio y no tiene con quien conversar. Mucha gente cree que el head hunter amigo es “útil” solamente cuando se está en proceso de búsqueda o cambio. Tenemos una gran cantidad de información y experiencia que está a su disposición para compartir realidades de industria, de mercado, de compensación, de mercados externos, de tipología de culturas, de modelos de liderazgo, en fin a veces somos sobre todo unos muy buenos consejeros. La mayor parte de la gente aborda los procesos de cambio con información limitada y en  soledad a veces incluso al margen de su familia.

 No se prive de la posibilidad de construir una relación cercana con un consultor de reclutamiento ejecutivo. Va a tener más de una ocasión (incluso si no cambia de empresa) en donde tener alguien de confianza con quien conversar puede darle un vuelco de 180 grados a sus decisiones.

Somos buenos conectando intereses:  El proceso de cambio laboral tiene que partir de una reflexión aspiracional. El mercado es gigante y no todas las empresas tienen los elementos de atracción que a usted le interesan: Cultura, Liderazgo, tamaño, estructura societaria, estructura de gobierno corporativo, en fin, en su matriz de análisis estos y muchos otros elementos lo deberían llevar a tener una lista corta.

Esta lista, compartida con su reclutador ejecutivo de confianza, nos permite muchas veces facilitar un dialogo entre usted y su mercado objetivo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?