Opinión

  • | 2016/06/24 00:01

    3 prácticas para crear experiencias memorables en los empleados

    Gestión Humana es la encargada de construir un sitio ideal en donde los individuos talentosos, apasionados y comprometidos, puedan expresar su potencial, desarrollarse profesionalmente y crecer como personas.

COMPARTIR

Gestión Humana es el área encargada de promover un modelo de organización feliz, flexible y emocionalmente inteligente, exponiendo a los empleados a vivir experiencias positivas dentro del ámbito laboral.

Si un empleado está constantemente expuesto a experiencias gratas y memorables que le permitan acelerar su proceso de adaptación, se incrementará la vigencia de su ciclo vital en la empresa, aumentará su productividad y se fortalecerá su compromiso. 

Para diseñar una buena experiencia desde la Gestión Humana hay 3 prácticas que no se pueden evadir:

  1. La marca como empleador.
  2. La propuesta de valor al empleado.
  3. La respuesta ante los momentos de verdad.
  1. La marca como empleador

Hay un objetivo clave dentro de la Gestión Humana y es el de desarrollar una prestigiosa marca empleadora, que se posicione como un “imán del talento”, y que se diferencie de la competencia.  

Ser reconocidos en el mercado y atractivos para los profesionales, crear un lugar donde todos quieran trabajar, permanecer y desarrollarse; no solo por emplearse sino por tener acceso a experiencias positivas para su crecimiento personal, como un reto profesional y la oportunidad para el desarrollo de nuevos negocios.

Una marca empleadora que sea sólida, se desarrolla de la mano de la experiencia del empleado en un ambiente de trabajo que sea expresivo emocionalmente, donde la empatía, la sensibilidad ante los problemas del otro, la camaradería y las relaciones basadas en el respeto y la confianza, promuevan dinámicas que generen el trabajo en red y que potencien la satisfacción, el bienestar y el compromiso del capital humano.

Son empresas cuyos empleados fungen como embajadores de la marca y donde los clientes manifiestan su satisfacción y lealtad.

  1. La propuesta de valor al empleado

Se define como el conjunto de tareas, oportunidades, desafíos, recompensas, y beneficios (actuales y futuros), que complementan la experiencia que la organización provee a sus empleados.

Aunque se insista en que la naturaleza del trabajo ha cambiado y sea ingenuo aspirar a un empleo de por vida, tiene sentido apostar en tiempos de gran movilidad del talento al diseño de propuestas de valor atractivas al empleado, que ayuden a mejorar su experiencia en el trabajo e incrementen su vida productiva en la empresa.

Las empresas líderes acceden a los mejores talentos al ofrecerles una propuesta de valor irresistible. Y si estratégicamente se posicionan en roles de gran valor para el negocio, se tiene  asegurado que ganarán la guerra del talento en el mercado, pues serán empresas con capacidad de atraer y motivar a los mejores profesionales, que por supuesto estarán confiados de que la propuesta de valor que les están ofreciendo es inigualable, prolongando así los ciclos vitales en las empresas.

  1. La respuesta ante los momentos de verdad 

Durante el ciclo de vida del empleado se suscitan hechos imprevistos, hitos significativos y acontecimientos previsibles que potencialmente afectan las experiencias de los empleados. Estas circunstancias deben ser analizadas y consideradas en las empresas, teniendo consciencia del valor profesional y el respeto hacia el talento de las personas.

¿Cuáles son los momentos de verdad que ponen a prueba la calidad de la experiencia de un empleado en la empresa?:

  • Momentos críticos en la relación con la compañía: Son puntos decisivos dentro de la vida del empleado y que tienen gran relevancia para su evolución dentro de la empresa, como su ingreso, las promociones, presentación de resultados anuales, crisis del sector donde se está compitiendo, reducción de costos por malos resultados, nuevos planes estratégicos y por supuesto su desvinculación.
  • Momentos críticos en la vida del empleado: Son aquellos momentos en los que el empleado tiene una alteración y que afectan de forma directa su ámbito de trabajo, como lo son la evaluación de desempeño, la entrevista de desarrollo, el establecimiento de metas individuales y del equipo.
  • Momentos importantes en la vida de las personas: Son aquellos acontecimientos de la vida de la persona que tienen repercusiones en el ámbito laboral. Pueden ser por el nacimiento de un hijo, casarse, padecer una enfermedad o afrontar la muerte de un ser querido, momentos que siendo relevantes en la vida de la persona afectan su trabajo. 

Una organización consciente del valor de su gente, tiene seguramente directivos que apoyan el desarrollo de iniciativas que mejoren la experiencia de sus empleados y que con una mirada estratégica y alineada, contribuyan a potenciar el bienestar y el compromiso.

Gestión Humana tiene la gran tarea de evaluar los diversos escenarios inducidos por los diferentes momentos de verdad, para así diseñar las formas de interacción, pautas de comunicación e intervenciones que contribuyan a la creación de experiencias memorables en el empleado. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?