Dinero.com Revista Dinero

Juan Manuel López Caballero, consultor.

| 8/29/2012 6:00:00 PM

Las falsas soluciones y el ‘más de lo mismo’

Lo que hoy vivimos es el mismo conjunto de poderes y factores de poder que administran y defienden el statu quo, que no ganan con el verdadero cambio, y por eso no buscan impulsarlo sino impedirlo.

por Juan Manuel López Caballero

Conocida es la frase de Einstein, según la cual no hay nadie más tonto que quien cree que repitiendo las mismas acciones se producirán resultados diferentes.

Sin embargo, nosotros somos inmunes a esta lógica y por el contrario creemos firmemente en la versión criolla contraria: donde lo que hay son fracasos buscamos soluciones bajo el principio de ‘más de lo mismo’.

Ejemplos sobran pero entre los que más pesan se pueden mencionar algunos:

El ‘Pico y Placa’: se creó como complemento del transporte masivo en la ciudad y bajo Samuel Moreno se amplió mientras se arreglaba la malla vial de Bogotá. Pero el Pico y Placa sirve sólo mientras entran en circulación la cantidad de carros que se inmovilizan; y seguir pensando que más Pico y Placa y Transmilenio (que no es apropiado para esta ciudad) darán solución al tráfico de la capital, a lo que lleva es a la inversión en un mayor número de vehículos privados –más recursos improductivos y más trancones–, y a diferir la respuesta a la necesidad de movilización masiva de la ciudadanía. Esto además se incentiva por el absurdo de tomar como un indicador de desarrollo o de bonanza de la economía esa mayor venta de automóviles y la inversión en ese modelo público de transporte.

Más claro aún el caso de la ‘guerra a las drogas’, cuando ya ha sido más que establecido su fracaso. La razón es que entre más se persiguen más sube el precio y mejor se vuelve el negocio, condicionándolo a que además se mejore la capacidad delictiva; es decir, aumenta el incentivo y se estimula una mayor sofisticación en las conductas ilegales (estrategias para extender la población consumidora y redes de tráfico vinculadas a crímenes más graves). En la medida en que la erradicación total o ‘tolerancia cero’ es una utopía, caemos en lo mencionado por Einstein.

Parecido es el caso de la guerrilla: es evidente que la victoria con una rendición incondicional no es posible. Así, entre más se rechaza la posibilidad de otra salida –con condiciones que se sabe no serán aceptadas–, más se incentiva y se justifica la guerra para todas las partes. ‘Más de lo mismo’ es una falsa solución que lleva a más de lo mismo en cuanto a resultados.

O igual sucede con la persecución al delito por la vía de construir más cárceles, cuando cerca de la mitad de los internos están allá sin condena en su contra; es claro que entre más se acepte la ineficiencia de la Administración de Justicia y más se acuda a la reclusión preventiva más hacinamiento habrá. Con más prisiones –más de lo mismo– nada se soluciona.

Pero a un nivel más inmediato, entre la opción Uribe o la opción Santos lo único que los distingue es el estilo, pero ambos representan y propenden por ‘más de lo mismo’. El actual Presidente contribuyó –y en qué forma– a la ejecución de las políticas del gobierno anterior, y, como con razón y énfasis lo dice, es su continuación: en cuanto a ‘cohesión social’, con la misma desatención que en los anteriores ocho años, llevamos dos años sin reestructuración ni reforma a los sistemas de educación, de salud, de administración de justicia o de políticas de empleo, etc.; el ‘huevito’ de la confianza inversionista empolló la entrega de más de la mitad del territorio nacional en concesiones mineras, mientras se mantiene en el limbo quien las controle; y las acciones exitosas de la ‘seguridad democrática’ han sido bajo Santos –como ministro de Uribe y ya como primer mandatario–, siendo el aumento y el destino de recursos, tanto como el decreciente resultado (que viene desde los dos últimos años del anterior mandato) la continuidad de una misma actitud y orientación ante el problema.

Es que ‘más de lo mismo’ es lo que con diferentes nombres –tal vez disfraces– ha caracterizado el tipo de gobiernos que hemos tenido, y a lo cual debemos lo que hoy vivimos: es el mismo conjunto de poderes y factores de poder que administran y defienden el statu quo, que no ganan con el verdadero cambio, y por eso no buscan impulsarlo sino impedirlo.

Y nada que lo describa mejor que la caricatura de una supuesta encuesta sobre Santos: 1. a ¿es de izquierda; b ¿es de derecha ; c ¿es de centro?

2.- Él y sus ministros fueron: a) del gobierno de Pastrana; b) del de Gaviria; c) del de Uribe.
Responde el encuestado: falta la opción ‘todas las anteriores’.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×