| 8/1/2012 6:00:00 PM

Éxito en las sociedades de hermanos

En un equipo eficiente cada miembro contribuye con unas cualidades y habilidades específicas que generan sinergia, y se espera que el desempeño del equipo sea mucho mayor que la suma de los desempeños individuales.

Generalmente, cuando se piensa en la sucesión en las familias empresarias, lo primero que viene a la mente de las personas es la sucesión del patrimonio o quién va a dirigir la empresa. Sin embargo, un tema que poco se tiene en cuenta es cómo será el trabajo en equipo de la siguiente generación, cuál es el liderazgo más adecuado, y qué elementos se deben fortalecer para el éxito en esa siguiente generación.

En un equipo eficiente cada miembro contribuye con unas cualidades y habilidades específicas que generan sinergia, y se espera que el desempeño del equipo sea mucho mayor que la suma de los desempeños individuales. Las familias empresarias trabajan como un equipo, generalmente sus miembros comparten una misma cultura, procesos y una filosofía de trabajo que propende por el bienestar de la familia y de la empresa. Es por esto que analizar los elementos sobre el diseño de equipos eficientes puede ser de gran utilidad para el éxito de la sucesión en familias empresarias.

En un reciente análisis sobre este tema (The Role of Selected Team Design Elements in Successful Sibling Teams) Shelley Maeva Farrington, Elmarie Venter y Christo Boshoff identificaron la relación entre los principales componentes del diseño de equipos con el éxito en las empresas de familia donde los hermanos trabajan juntos. Al aplicar estas teorías sobre el diseño de equipos efectivos se puede contribuir al éxito de las empresas de familia, sugieren los autores.

Para este análisis, el éxito o efectividad de los equipos de trabajo es vista desde dos perspectivas: por un lado, la perspectiva del desempeño financiero (rentabilidad y seguridad) y, por otra, desde la armonía familiar, relaciones armoniosas caracterizadas por la cercanía, el aprecio y la preocupación por el bienestar del otro.

Los autores mencionados encontraron que existen tres variables muy relacionadas con la efectividad de los equipos de hermanos en empresas de familia.

En primer lugar, el liderazgo estratégico es muy importante para el éxito de las sociedades de hermanos. Este es un liderazgo carismático, transformador o visionario que tiene efectos positivos en las organizaciones y en sus miembros. Además, este liderazgo favorece la orientación al cambio, la formulación de una visión clara y el compromiso con esta visión. Es fundamental una visión común en las sociedades de hermanos, ya que esta promueve la cooperación, la cohesión familiar y el esfuerzo por alcanzar metas comunes.

En segundo lugar, la variedad de habilidades es muy importante para la efectividad del equipo de hermanos. Esto hace referencia a cómo se encuentra compuesto el equipo, cuáles son los atributos, cualidades y conocimientos que cada uno de los miembros aporta al grupo y cómo estas habilidades se complementan.

Por último, se identifica que los recursos físicos son también muy importantes para el éxito de las sociedades de hermanos. Esto hace referencia a contar con un contexto adecuado, acceso a recursos, información y condiciones de trabajo apropiados.

De acuerdo a este estudio, cuando hablamos de sucesión, y los sucesores son un equipo de hermanos, es importante prever cómo los hermanos podrán formar el mejor equipo. Para esto es importante recalcar qué los une como familia empresaria, cuáles son sus valores y principios, cuál será el marco de referencia al momento de tomar decisiones, y cuáles son las metas comunes entre ellos.

Señor empresario, si la próxima generación de su familia será una sociedad de hermanos vale la pena cuestionarse:

¿contamos con un adecuado liderazgo estratégico?, ¿cuáles son nuestras habilidades?, ¿estas habilidades se complementan entre sí?, ¿contamos con los recursos necesarios para continuar con éxito el negocio de la familia?, ¿tenemos una planeación estratégica clara y definida?

Tenga en cuenta que muchas sociedades de hermanos fracasan y no continúan a una siguiente generación y, por esto, es fundamental preparar a los hermanos, para que puedan formar un equipo sólido con metas comunes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?