Opinión

  • | 2012/02/01 18:00

    Empresas de familia a bolsa

    A continuación algunos de los efectos que tienen las incursiones en los mercados públicos de valores sobre los negocios familiares.

COMPARTIR

Pese a los pronósticos de una gran crisis económica internacional y el comportamiento negativo de las bolsas de valores más importantes del mundo (NYSE, Tokyo y Londres), una buena parte de las empresas a nivel mundial ha considerado como buena estrategia de negocio entrar al mercado de valores. En 2011, tan solo en el mercado colombiano se emitieron títulos por US$7.011 millones, superando en gran medida a Chile (US$1.745 millones) y a Perú (US$681 millones) (Fuente: El Espectador, Bolsa de Valores de Colombia, la más dinámica del MILA). En Ecuador, más de 26 empresas privadas entraron al mercado de valores, en su mayoría para captar fondos que servirán para reestructurar pasivos o incrementar las operaciones de las empresas (Fuente: América Economía, Ecuador: 26 compañías ingresan a la Bolsa de Valores de Guayaquil en el primer trimestre de 2011). Incluso en Medio Oriente, los gobiernos están interesados en soportar los planes de crecimiento de las empresas muchas veces con el mercado de valores (Fuentes: Dubai Financial Market Forum y periódico The National 2009, The National. Syria’s Family Firms to Go Public).Esta incursión en los mercados de valores se observa también en las empresas de familia que empiezan a ser más flexibles con relación al dominio de la propiedad.

A continuación, algunos de los efectos que tienen las incursiones en los mercados públicos de valores sobre los negocios familiares. Académicos como Thomas Chemmanur, profesor de finanzas corporativas del Boston College (Fuente: IPO waves, product market competition, and the going public decision: Theory and evidence. Journal of Financial Economics 101(2), 382-412), comprobaron que una típica entrada al mercado de valores de una empresa genera más participación en el mercado de sus productos, así como una mejora en su reputación y credibilidad frente a los clientes y proveedores. Además, la captación de recursos por la vía de los mercados de valores ayuda en muchos casos también a adquirir otras empresas de la misma industria.

Gaia Marchisio, profesora de Coles Business School, especializada en el estudio de familias empresarias, demostró en una de sus investigaciones (The Role of Going Public in Family Businesses’ Long-Lasting Growth: A Study of Italian IPOs. Family Business Review 15, 133-148) que incursionar en el mercado de valores permite a las empresas de familia crecer a tasas mucho más altas de una forma más estructurada y desarrollar nuevas estrategias de internacionalización. De igual forma, les permite a las familias manejar la estructura de la deuda, manteniendo el control de la compañía, pero no necesariamente de toda la propiedad.

Por otro lado, incursionar en el mercado de valores obliga a las empresas a formalizar sus estructuras de gobierno, por lo que se fortalece la confianza y credibilidad frente a sus stakeholders, incluyendo a la familia, accionista de la empresa.

Finalmente, hay algunos estudios que evidencian que las empresas de familia listadas en el mercado de valores tienen un mejor desempeño financiero que las empresas no familiares, bien sean lideradas por su fundador y herederos o por ejecutivos no familiares (Performance and Behavior of Family Firms: Evidence From the French Stock Market. European Corporate Governance Institute Finance Working Paper, 130, 1-40). Es posible que esto se deba a que la presencia de la familia como propietaria de la empresa disminuye algunos problemas de agencia, sin perder la eficiencia en los procesos de toma de decisiones.

Si se está pensando en entrar al mercado de valores, hay que considerar también cuál es el momento más apropiado para que la empresa emita acciones en la bolsa, dependiendo de qué tan preparada se encuentre la compañía para hacerlo y de los pronósticos de rentabilidad de la emisión de acuerdo al entorno del mercado. Además, hay que hacer planes de contingencia para manejar los problemas de agencia que se puedan presentar como, por ejemplo, que las decisiones que tome el CEO de la compañía sean en pro del beneficio exclusivo de la familia controlante, y no de todos los accionistas.
Señor empresario: emitir acciones en el mercado de valores es una estrategia que puede ser utilizada en provecho del negocio y de los intereses de toda la familia. Vale la pena pensarlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?