| 10/20/2014 7:40:00 PM

Venezuela importa crudo

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) confirmó que está importando crudo liviano para diluir el petróleo extra pesado de su Faja Petrolífera Hugo Chávez, el mayor reservorio del mundo.

La firma dijo a última hora del domingo que "la adquisición puntual" busca reducir sus costos reemplazando la costosa nafta que ha estado usando en los últimos años.

Además, explicó que la compra se da por el incremento sostenido de la producción en esa área justo cuando el mayor mejorador de la Faja, Petrocedeño, será sometido a un mantenimiento mayor a fines de octubre.

"Ante la información tendenciosa contra la industria petrolera por parte de autodenominados expertos petroleros que manipulan la información, PDVSA informa al país que la adquisición puntual de crudo liviano en el exterior obedece a la necesidad de utilizarlo como diluente", dijo la firma estatal.

A principios de la semana pasada, Reuters reportó que un buque argelino que llegaría a puerto venezolano a fines de octubre, traía la primera importación de petróleo en la historia del país sudamericano.

Días más tarde, otro reporte de Reuters aseguraba que PDVSA adquirió dos nuevos cargamentos de crudo liviano, esta vez a una unidad de Petrochina, a ser despachados a principios de noviembre.

"Este tipo de operación es de uso común por otros países cuya producción es de hidrocarburos extra pesados (...) sin que se generen en sus medios de comunicación nacional la información tendenciosa que se ha tratado de posicionar en nuestra Patria", dijo PDVSA. "En el pasado (...) se utilizó esta práctica en reiteradas ocasiones", precisó.

Por sus especificaciones, el crudo extra pesado de la Faja no puede ser producido ni transportado sin antes ser mezclado con un hidrocarburo de menor densidad.


Retuers/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?