| 6/28/2011 8:35:00 AM

¿Cómo venderle a Canadá?

Este es un mercado desconocido para los empresarios, por lo que antes de cerrar una orden de pedido es importante tener claro que los consumidores son exigentes, su poder adquisitivo es alto y las etiquetas deben cumplir con ciertas exigencias. Guía para no comer errores y sacar provecho del TLC.

Los empresarios canadienses casi que le dan prioridad a las empresas que desarrollan proyectos de sostenibilidad, responsabilidad social, empaques biodegradables, y productos con diseño con valor agregado y un alto porcentaje de diferenciación.

El poder adquisitivo de sus habitantes es de US$38.614 al año, que es casi cinco veces al colombiano, “por ello no les importan pagar más por un producto, si están conscientes que son eso están ayudando a la conservación del medio ambiente, uno de los aspectos fundamentales para los negocios, porque su público y sus clientes son muy sensibles a estos temas y priman en las decisiones de compra o elección de proveedores con prácticas sostenibles”, explicó a Dinero.com, Mauricio Escobar Salas, director departamento comercio exterior de Escuela de Empresa de la Universidad Sergio Arboleda.

Ligado a este aspecto está la preferencia por empaques con materiales reciclables o biodegradables, por la sensibilidad que hay hacia sellos éticos y ambientales. “Es importante que los empresarios investiguen que puede hacer su empresa, hoy en día no solo es suficiente un certificado de calidad ISO, generalmente la diversificación en sellos éticos es tan grande hoy en día que muchas empresas ya establecen su propio sello, sería bueno que los empresarios cuando estén haciendo su investigación de mercados, averigüen que exige su cliente para poderle vender, en algunos casos hasta varia de una ciudad a otra”, agregó Escobar.

En cuestión de empaques también hay una tendencia muy grande hacia la categoría de ligeros, que usan menos recursos, que no requieran más de lo necesario, es decir que no tengan varias capas.

En tema de diseño el reto es mayúsculo, pues sus habitantes tienen un fácil acceso a las marcas europeas que marcan la pauta en el mundo entero y que se adaptan 100% a las exigencias de los consumidores.

 

En el turismo también hay una gran oportunidad. Hoy en día los canadienses son los principales compradores de estos servicios en el mundo porque la mayoría de su población está en edades mayores y son económicamente prósperos, por lo que destinan buenos recursos a este tipo de diversiones. Los cruceros son una pieza clave para ellos.

“Yo recomendaría que los empresarios viajes y conozcan, estando uno o dos días le cambia las perspectiva del cielo a la tierra”, agregó el director departamento comercio exterior de Escuela de Empresa de la Universidad Sergio Arboleda.

 

Sin duda uno de los aspectos más relevantes a la hora de venderle a Canadá es garantizar que el consumidor quede satisfecho, con un producto latino y supere a lo que ofrecen los europeos.

 

Las buenas prácticas sí pagan
La sostenibilidad es un concepto que viene evolucionando en el mundo desde hace más de 40 años y que actualmente las grandes empresas del mundo están integrando como parte fundamental de sus actividades.

Sus tres ejes son el económico, el social y el ambiental. Éstos tienen que estar integrados coherentemente para lograr el éxito de las compañías.

Por ejemplo, si se realiza una obra social, esta debe generar una ganancia económica a la organización y a la comunidad a la que va dirigida, además de respetar el medio ambiente. Así, se garantizaría el crecimiento y su duración en el largo plazo. Expertos como Michael Porter y Matthew Bishop han dicho que este es el nuevo capitalismo.

 

Este será el primer tratado en vigencia con un país desarrollado, con un potencial de 33 millones de consumidores, por ello los estándares son totalmente distintos a los que existen con los principales socios comerciales de Colombia. Es considerado mundialmente uno de los países con mejor calidad de vida. Canadá es un país netamente importador, le comparan principalmente a Estados Unidos, Reino Unido y Japón, de ahí la importancia de que Colombia se gane un espacio en este mercado.

 

El paso más importante para el comercio
El TLC con Canadá contempla planes para apoyar y respaldar a la mediana y pequeña empresa del país, y al mismo tiempo fortalece los planes de Responsabilidad Social Empresarial. Uno de los mejores consejos que dan los expertos para los empresarios es entender y conocer muy bien el ABC del tratado.

“No estamos desarrollando con un país del G8 (los ocho países más industrializados del mundo), miembro de y es miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, (Apec), es un país estable que es amigo del libre comercio con estándares muy importantes que si uno compara con lo que hay negociado en el mundo, este acuerdo es de una generación sofisticada para generar bienestar en Colombia”, explicó Ricardo Duarte, miembro del comité negociador del TLC con Canadá y ex viceministro de comercio.

El acuerdo deja la puerta abierta para mejorar y afianzar las relaciones para las compras públicas, que supera los US$20 billones de compras anuales donde hay una grandísima oportunidad para las Pymes colombianas.

Hay que tener claro que el 15 de agosto entran en vigencia varios acuerdos. El primero y más relevante es el de comercio, lo que permite exportar el 98% de los productos libres de arancel. El segundo es de cooperación laboral, tres sobre temas ambientales y el de Derechos Humanos.

 

El Gobierno colombiano promoverá una campaña para capacitar a los empresarios en los puntos importantes para las ventas, formatos, mecanismos de facilitación del comercio, promover alianzas entre los gremios económicos de los dos países, entre otros aspectos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?