| 6/19/2008 12:00:00 AM

Yahoo acepta direcciones de e-mail en otros dominios

 

Yahoo ofrece direcciones gratuitas de correo electrónico bajo dos nuevas designaciones, en un esfuerzo por atraer a internautas insatisfechos con sus direcciones actuales.

La compañía con sede en Sunnyvale, California espera empezar a registrar nuevas direcciones con los dominios de "ymail" y "rocketmail" al mediodía del jueves PDT en http://mail.yahoo.com

Será la primera vez que Yahoo ofrezca cuentas de correo electrónico bajo dominios con nombres distintos al suyo desde que inició el servicio de correspondencia en 1997.

Yahoo empezó a ofrecer e-mail gratis después que adquirió por 80 millones de dólares Four11 Corp., que incluía el dominio rocketmail. Los usuarios de rocketmail en ese momento fueron autorizados a mantener sus cuentas, pero hasta ahora Yahoo no había aceptado ninguna dirección nueva con ese nombre.

La mayoría prefiere una dirección de correo electrónico fácil de recordar _como la primera letra de su primer nombre seguida de su apellido_ o indicativa de un interés personal, como un pasatiempo o un equipo deportivo predilecto.

Pero la popularidad del correo de Yahoo estrechó la gama de opciones, lo que ha obligado a los usuarios a hacer malabarismos para obtener una dirección que no estuviese usada.

Con 266 millones de usuarios en abril, Yahoo es el líder en el mercado del correo electrónico, según la firma de investigación comScore Inc.

Microsoft Corp., que intentó infructuosamente adquirir Yahoo por 47.500 millones de dólares, le sigue de cerca con 264 millones.

Pero las cuentas de ambas han crecido a un ritmo inferior que el Gmail de Google Inc., que el año pasado agregó más de 30 millones de usuarios. En abril, unos 101 millones de personas usaron el líder de búsquedas Gmail en abril, dijo comScore.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?