| 3/31/2010 12:00:00 PM

Toshiba presenta al mercado la NB305

El fabricante da a su línea de netbooks un nuevo diseño y batería más duradera, complementados con nuevas aplicaciones para la administración de contenidos.

Con una visión renovada y atendiendo a todos aquellos viajeros y estudiantes que cada vez demandan más de su netbook, Toshiba presenta su nueva NB305, una computadora recargada y renovada para soportar más horas y usos.

Continuando la tradición de su antecesora, el nuevo modelo del fabricante japonés ofrece a los amantes de la tecnología su más reciente utilería en cuanto al manejo de los contenidos multimedia: Bulletin Board™ y ReelTime™, con los que la experiencia de jugar, trabajar o estudiar en una netbook se acerca cada vez más a lo que hacemos todos los días en el escritorio.

En llamativos y juveniles azul (NB305-SP1052) y blanco (NB305-SP1051), esta netbook que se podrían llamar “de categoría completa” integra bluetooth, batería de hasta nueve horas de duración y teclado amplio, que junto a su procesador Intel® Atom™ N450 la convierten en una de las más versátiles del mercado, no solamente en lo que a capacidad de cómputo se refiere, sino también por las diversas utilidades que ofrece.

 

Tiene un sistema de protección al disco duro mediante su Sensor 3D, una herramienta que protege la información del disco duro en caso de caídas o golpes, accionando en menos de medio segundo el sistema de cabezales para evitar daños físicos y la consecuente pérdida de la información.

Adicionalmente, la compañía ha perfeccionado también el modelo básico de la NB305 (NB305-SP2001), que además de un elegante y fino negro cuenta con una batería de más de cuatro horas de duración y las mismas utilerías de entretenimiento, seguridad de datos y prevención de problemas técnicos que la ponen a la par del modelo completo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?