| 5/20/2011 6:00:00 PM

Robots meseros causan polémica

No es la primera vez que los robots desempeñan labores que, hasta hace unos años, eran únicamente realizadas por humanos. Pilotos de combate, cajeros de Wal-Mart, los androides se toman ahora los restaurantes.

Intrépidos, ágiles y obedientes a sus jefes, los robots han demostrado que tienen un gran potencial para atender y servir mesas en Japón, Corea del Sur, Hong Kong y algunas partes de China continental.

El último restaurante en emplear este tipo de trabajadores, un reconocido bar temático de sushi en Bangkok, decidió mejorar la apariencia y el vestuario de los nuevos meseros, dotándolos con botas, atuendos y espadas samurai.

Surge entonces una inquietante pregunta: ¿deberían los restaurantes en occidente adoptar esta nueva modalidad de servicio? 

Para muchas personas, tales como Devendra Garg, Directora del departamento de robótica de la Universidad de Duke (Carolina del Norte, Estados Unidos),  los meseros robot no son más que “una cinta transportadora que trae comida de la cocina, con un montón de campanas y ruidos incorporados para crear una gran conmoción a su alrededor”.

Illah Nourbakhsh, docente en el Instituto de Robótica de Carnegie Mellon University, opina que los robots meseros jamás podrán reemplazar a los humanos, pues éstos últimos, a diferencia de los androides, tienen personalidad y un valor agregado muy valioso.

“Un  robot no puede sonreír ni recomendar platos del menú. No puede decir ‘pruebe este postre: yo lo comí el otro día y me encantó’”  

Y es que la personalidad es uno de los rasgos más difíciles de simular. De hecho, los robots meseros a duras penas pueden mantener una conversación con un humano.

Algunos pueden interpretar varios comandos de voz, al igual que lo hacen los Smartphones. Pueden entregar bandejas con comida, pero únicamente dentro de una ruta específica y a una velocidad muy reducida.

Los costos son también una gran desventaja, pues los robots implican mayores gastos que los salarios de los humanos, sobretodo en Asia, donde un turno de 10 horas de trabajo es remunerado con menos de 10 dólares.

En contraste, los dos robots del restaurante Hajime Robot en Bangkok cuestan alrededor de 930.000 USD al mes.


Mecanismo

Pero ¿cómo funcionan estos nuevos meseros?

Los robots que operan como meseros aún no tienen voz, por lo cual el mecanismo es muy parecido al de un cajero automático: los clientes ven en un panel electrónico, ubicado en la mesa o incluso en el costado del robot, las opciones del menú, así como los precios y la descripción de los alimentos.

Son entonces los comensales quienes participan activamente en el proceso de selección, siendo esta nueva experiencia más un auto-servicio que una genuina interacción.

El profesor de la Universidad de Aalborg (Dinamarca), Henrik Scharfe, opina que “al principio, algunas personas pueden asustarse ante este tipo de novedades tecnológicas. No obstante, es una excelente opción para tomar decisiones propias, basándose en lo que realmente quiere el cliente y no en sugerencias de terceros”.

Las investigaciones de Scharfe se centran en las respuestas emocionales de los humanos hacia los robots y las nuevas tecnologías. Su clon-robot ya es toda una celebridad en YouTube, pues el parecido con la realidad es tan grande que muchos no pueden dar crédito a lo que ven sus ojos.

Sin embargo, Scharfe añade que si lo que el comensal busca a la hora de sentarse en un restaurante es charlar amenamente e incluso coquetear un poco, los robots meseros no serán la mejor opción.

¡Conozca a los meseros robot del restaurante Hajime Robot de Bangkok!


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?