| 2/23/2012 6:00:00 PM

Obama quiere crear el botón "no me sigas" en internet

Con la proliferación de teléfonos inteligentes, tabletas, GPS y demás dispositivos conectados a la red, la privacidad del usuario parece verse más amenazada que nunca.

;
BBC
Hoy en día estos dispositivos le podrían permitir a terceros saber más de nosotros que nuestra propia madre: dónde estamos, a donde vivimos, cuáles son nuestros gustos, fantasías e incluso, indagando un tanto en nuestro comportamiento en redes sociales, quién es aquella persona que nos fascina.

Cada vez que navegamos, por ejemplo, las llamadas cookies entran a nuestro sistema y rastrean nuestros movimientos -en ocasiones sin que lo sepamos- para que las compañías de publicidad puedan elaborar publicidad a medida. Pero parece que tanto Europa como Estados Unidos han decidido por fin poner manos a la obra y elaborar legislaciones específicas oara darle a los usuarios más control sobre lo que las compañías hacen con su información.

Y la última novedad al respecto fue el anuncio de Barack Obama sobre una nueva ley de privacidad en la red que incluiría la creación de un botón de "no me sigas".

La ley de derechos de privacidad del consumidor, anunciada el miércoles, todavía es un boceto, pero el gobierno ha instado ya a las compañías tecnológicas a acatar voluntariamente una serie de normas so pena de ser amonestados. "A medida que internet evoluciona, la confianza del consumidor es esencial para el continuo crecimiento de la economía digital", dijo el presidente Obama en un comunicado. "Es por eso que la Ley de derechos de privacidad en internet es tan importante. Para que las compañías en internet tengan éxito, los consumidores deben sentirse seguros".

Escándalos
En los últimos meses, escándalos vinculados a violaciones de la privacidad de los usuarios han salpicado a grandes compañías estadounidenses como Google, Facebook o Twitter. En el caso de las redes sociales, recientemente se dejó saber que las aplicaciones para móviles permitían a estas compañías copiar toda la agenda de contactos de los usuarios y almacenarla en sus servidores. Y Google también ha sido objeto de críticas por seguir los movimientos de los usuarios.

Hace apenas una semana el diario The Wall Street Journal difundió que el buscador se saltaba las protecciones de Safari para poder monitorear a los usuarios a través de sus dispositivos iPhone. Recientemente, un grupo de fiscales estadounidenses enviaron una carta a Google, donde expresaron preocupación por los cambios en las condiciones de privacidad del buscador, que tiene como fin unificar los servicios de la compañía.

Pero aparte de estos gigantes de internet, muchas otras empresas también suelen saltarse las opciones de privacidad para hacerse con valiosa información sobre nuestras vidas.

"No me sigas"
La nueva ley quiere incidir principalmente en defender el derecho que tienen los internautas a controlar sus datos personales y la forma en que las empresas los usan posteriormente. También busca garantizar la transparencia, es decir, que el usuario reciba una información comprensible sobre las prácticas de privacidad de las compañías. Y una de las medidas sería la instalación de un botón "no me sigas".

Este botón no bloquearía por completo el acceso a los datos del usuario pero apretando en él las empresas al menos se comprometerían a no utilizar la información para personalizar publicidad, por temas de seguros, créditos o empleo.

No obstante, podrían utilizar estos datos para hacer estudios de mercado.

Según se informó, la Digital Advertising Alliance, que engloba a más de 400 compañías de publicidad en Estados Unidos, ya se habría comprometido a acatar la medida. Y en Europa también están poniendo la carne en el asador.

A finales de enero la comisionada de justicia de la Unión Europea, Viviane Reding, expresó su intención de armonizar la normativa de la eurozona en cuanto a privacidad en internet, dado que en el marco de la UE existen legislaciones muy distintas al respecto.

"La gente debe saber cuando sus datos están siendo recolectados y ser informados transparentemente sobre lo que la compañía hará con ellos", dijo Reding en aquella ocasión.

Según ella, tal normativa podría ahorrar unos US$3.000 millones anuales con la UE.

La confusión de compañías y usuarios
La aprobación de una ley al respecto responde a una creciente necesidad no sólo de los usuarios sino también de las empresas, según explicó a BBC Mundo Antonia Salvador de la Universidad Complutense de Madrid y coautora de un estudio sobre los problemas legales que plantean las redes sociales.  Según Salvador, cada vez más compañías incorporan este tipo de herramientas conocidas como webs 2.0, "ya sea por interactividad, por la facilidad de compartir conocimiento o por la buena disposición del público a usar este tipo de herramientas", aclaró.

"Pero las compañías que incorporan este tipo de herramientas no tienen demasiado claras las políticas de gestión, porque no hay una normativa clara al respecto".

Así que hay interrogantes desde los dos puntos de vista; por parte de las empresas y por parte del usuario, que tiende a "aceptar las condiciones sin leerlas principalmente por la terminología jurídica que utiliza, de ahí la necesidad de transparencia".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?