| 8/18/2012 9:00:00 AM

Medellín, otro paso hacia una ciudad inteligente

La capital antioqueña avanza hacia el modelo de las smartcities y continúa con su apuesta por la movilidad sostenible, razón por la cual ganó el premio International Sustainable Transport Award 2012.

Uno de los proyectos le permitirá a la ciudad contar con un sistema intermodal de transporte público que facilitará la gestión y el uso combinado de metro y autobús.

Para ello, la empresa de tecnología, Indra, está implantando un sistema de ayuda para integrar la operación del tren (Metro) con el sistema de buses, de forma que los vehículos sean monitoreados y controlados de forma unificada, con mayor énfasis en las estaciones de interconexión o enlace entre las líneas de operación.

Incluso, está prevista la incorporación de los futuros tranvías. Así, se conseguirá gestionar de una manera más eficiente el servicio de transporte, ofrecer la mayor calidad a los viajeros y fomentar el uso del transporte público, en una ciudad en la que el crecimiento del parque automovilístico impacta negativamente en la movilidad.

Gestión eficiente en tiempo real

Actualmente, Indra ya gestiona 20 autobuses y está previsto que a finales de este año la flota cuente con 48 autobuses gestionados.

Esta herramienta, basada en tecnologías de localización como la del Global Positioning System (GPS), la del Sistema de Información Geográfica(GIS) y las de comunicaciones móviles (3,5G/GSM/GPRS), facilita al centro de control información sobre los vehículos en tiempo real

De esta manera, el sistema mejora la gestión y agiliza la toma de decisiones ante cualquier incidente y la necesidad de refuerzos, entre otras posibilidades.

La solución incluye en los autobuses un sistema de conteo de viajeros basado en circuito cerrado de televisión (CCTV), que registra el número de pasajeros tanto en subida como en bajada y hace posible conocer la ocupación para evitar sobrepasar el aforo máximo permitido, solicitar vehículos de refuerzo en picos de demanda o realizar estudios de movilidad en este medio de transporte.

Control del tráfico urbano

La misma compañía ha realizado un contrato con UNE EPM Telecomunicaciones y XM, filial de ISA, para gestionar el tránsito en esta ciudad de Suramérica.

El proyecto permite el seguimiento continuo de la evolución del tráfico y la monitorización en tiempo real de los diferentes subsistemas de control.

Al recopilar los datos actuales e históricos facilitará también el análisis y la consolidación de la información para la toma de decisiones sobre movilidad.

De este modo, hará posible incrementar la seguridad, optimizar el flujo de vehículos y reducir los tiempos de circulación, los costes y el impacto medioambiental.

El proyecto, que tiene como líder tecnológico a UNE, incluye el diseño, instalación y puesta en servicio de los sistemas de circuito cerrado de televisión (CCTV); sistemas de apoyo a los planes de la red semafórica (ARS) y paneles de mensajería variable.

Gracias a estos sistemas, los operadores del Centro de Control de Tránsito de XM, podrán contar con diferentes datos de tráfico, visualizar en tiempo real el estado del tráfico vial en 48 puntos estratégicos de la ciudad y tomar decisiones para mejorar la movilidad en dichas zonas.

Por su parte, los conductores tendrán información sobre el estado del tráfico, posibles incidentes, congestiones y de otros detalles para el cumplimiento de su labor.

Además, UNE aporta tecnología para el manejo de información en el centro de emergencias, el sistema de monitoreo de vehículos de los agentes de tránsito de la Secretaria de Transportes y Tránsito de Medellín, la central semafórica, el sistema de detección de infracciones y el monitoreo del transporte público colectivo, entre otros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?