| 5/26/2012 6:00:00 AM

Los minTwitteros

Este es el ranking de los ministros de Juan Manuel Santos más twitteros. Algunos llegan a superar los 160.000 seguidores, y a otros tener presencia en las redes todavía no los trasnocha.

Los expertos han señalado que estar en redes sociales no debería ser para todo el mundo, pero cuando se trata de políticas públicas y de funcionarios que están constantemente rindiendo cuentas a los cuidadanos, la red social es el mejor aliado. Esto lo han sabido aprovechar y canalizar bien algunos de los funcionarios de Juan Manuel Santos.

Los ministros más twitteros envían fotos, videos, mensajes colectivos sobre hechos puntuales, entre otras novedades. Con la revolución de internet, el canal para comunicarse y acercarse a las personas está cambiando. Muchos de los funcionarios tienen hasta más seguidores que los mismos medios de comunicación.

En Twitter unas son de cal y otras de arena. Tener presencia allí los obliga a aguantarse toda clase de comentarios, insultos y en pocas ocasiones halagos por sus anuncios. Sin duda, hoy los más beneficiados son los usuarios.

@German_Vargas es el rey de Twitter. No solo tiene la cifras más alta de seguidores, pues tiene 163.753, sino que además es el primero en responder en redes sobre temas de actualidad. De esta forma ya ha publicado 5.211 mensajes de 140 caracteres. Comparte fotos de sus reuniones, de su posesión como Ministro de Vivienda, de sus participaciones en competiciones deportivas y fue de los que envió su foto con Barack Obama en Cartagena. Es de los pocos casos en el que la cuenta personal es más famosa que la oficial, @Minvivienda, la cual apenas tiene 6.911 seguidores.

@RafaelPardo, ministro de Trabajo, es sin duda uno de los más exitosos en redes. Cuenta con 48.252 personas que están pendientes de cada cosa que escribe. Ha enviado 1.753 tweets y sigue a 2.459 twitteros.

@DiegoMolanoVega, hace honor a su ministerio de las Tecnologías de la Información, pero aún esta lejos de sus dos colegas, que encabezan este ranking. A pesar de que tiene 21.735 seguidores, es el más aplicado para usar la red, si se tiene en cuenta que la oficial, @Ministerio_TIC, tiene un poco mas de 38.000 personas pendientes. Envía fotos de sus jornadas de trabajo y de descanso, publica vínculos, opina, retuitea comentarios, menciona las cuentas de sus colegas, sin duda el más aventajado. A ese paso ha logrado enviar 2.405 tweets.

El @MincomercioCol, Sergio Díaz-Granados, tiene una estrategia interesante para hacer presencia en redes. Si bien él directamente no tiene una cuenta personal, el Ministerio usa su nombre para enviar información. Con esto han logrado tener 11.020 seguidores y enviar 1.322 mensajes cortos.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, @FrankPearl, no se queda atrás. Desde que creo su cuenta ha enviado 428 tweets a sus 9.811 seguidores. Aunque la gran mayoría ha sido retuiteando los mensajes del Jefe de Estado, publicaciones en medios y lo que publican en la cuenta oficial de su despacho.

El saliente ministro de Transporte, @GermanCardonaG, clasificó a nuestro ranking porque su reemplazo, Miguel Peñalosa, aún no se ha posesionado. Al controvertido ministro de la locomotora de infraestructura no le va mal. Tiene 9.160 seguidores y ya envió 692 mensajes. Cardona tiene claro que la red social es para comentar sobre los temas del momento y en la última semana aprovechó su “audiencia” en la red para destacar los logros de su gestión.

El ministro de Minas y Energía, @MauricioCard, no la ha tenido fácil en la red por cuenta de las discusiones por el precio de gasolina, que incluso han llevado a que este tema sea trending topic en el país. Pues bien, el Ministro ha defendido sus posición ante sus 7.066 seguidores a quienes les ha enviado 1.983 tweets.

@MariaFCampo, desde el ministerio de Educación ha logrado cautivar a 3.688 simpatizantes, pero son muy pocos los mensajes que envía a pesar de que la reforma al sistema está en uno de los puntos más álgidos. Desde su cuenta ella solo ha enviado 125 tweets, uno de los indicadores más bajos.

@RestrepoJCamilo sus 66 años y desde el Ministerio de Agricultura, está en el grupo de los activos. Su cuenta oficial tiene 1.656 seguidores y ha enviado 300 mensajes.

Los quedados

Federico Renjifo, nuevo ministro del Interior, no tiene cuenta oficial hasta el momento. Mientras que la cuenta de la entidad: @MININTERIOR cuenta con 16.099 seguidores y  2.297 tweets. Solo siguen a nueve personas.

La ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, está por fuera de la red social.

La cuenta @CancilleriaCol tiene 7.795 seguidores, han enviado 1.009 tweets y 405 están en su lista de seguidores.

El jurista, Juan Carlos Esguerra Portocarrero, que está al frente del Ministerio de Justicia y Derecho, tampoco ha probado las mieles de Twitter.

La cuenta de su cartera de gobierno, @Minjusticiagov, es de las más relegadas por que surgió después de la reforma al Estado. Apenas han enviado 120 mensajes de 140 caracteres. En su lista de seguidores hay 300 personas. Y solo están pendientes de 42 personas.

Otro de los descabezados en redes es el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón. Aunque @mindefensa es una de las más activas de este grupo con 42.491 Seguidores y 2.903 twitterazos.

Esta lista la completa Beatriz Londoño Soto, la ministra de Salud. Pero @MinProSaludtiene 4.031 seguidores y 612 mensajes.

Paradójicamente el @MinHacienda, Juan Carlos Echeverry, que se ha destacado en el Gobierno por su lenguaje claro y divertido para explicar las políticas más complejas, aún no se sube al bus de Twitter, si lo hiciera podría ser una de las revelaciones en la red, así la cuenta del ministerio apenas sume 17.000 seguidores.

Mariana Garcés Córdoba, es la otra relegada. Su despacho de @mincultura cuenta con 43.000 seguidores. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?