| 7/18/2010 8:00:00 AM

El futuro de las redes 4G

Las redes de 4G están diseñadas para ser veloces al explotar tecnología basada en IP estándar en la industria, pero si no se cuenta con todos los elementos para dar soporte a este enfoque tan novedoso, no lograrán desarrollar su potencial. Opinión del presidente de Gemalto Norteamérica, Paul Beverly.

Velocidad. La palabra velocidad evoca en nuestra mente imágenes de cómo los seres humanos intentamos superar los límites de lo posible para hacer que algo vaya más rápido. Por ejemplo, algunos de los conceptos de aerodinámica más sofisticados del mundo se aplican a los automóviles de carrera para asegurar que alcancen su máximo potencial de velocidad.

 

La Fórmula Uno, en particular, emplea un diseño de plano aerodinámico inverso que coloca la suficiente presión de aire en el auto como para que éste no se eleve del suelo mientras que desarrolla velocidades superiores a las 200 mph.

 

Esta inversión en diseño es crítica para alcanzar las velocidades máximas, pero también depende de otros elementos clave para el vehículo: los neumáticos. Si el auto no cuenta con los neumáticos adecuados, cuyo diseño sea capaz de manejar la velocidad y presión necesarias, simplemente no alcanzará su rendimiento potencial. Lo mismo sucede con las redes de 4G.


Para alcanzar los más elevados niveles de desempeño y dar soporte a un número creciente de usuarios sofisticados y dispositivos móviles aún más sofisticados, la red debe mantenerse a la par. Los operadores con redes GSM de 2G o 3G dependen de tarjetas SIM para la identidad segura de los suscriptores y la conectividad de las redes. La comunicación de la tarjeta SIM de 2G o 3G con la red está basada en SMS (Servicio de Mensajes Cortos) de bajo ancho de banda.

 

Al momento de su introducción, ésta era una tecnología de punta, pero al igual que sucede con todas las tecnologías, innovaciones posteriores trajeron métodos de comunicación con el dispositivo móvil más eficientes y veloces. Con las capacidades de compatibilidad inversa, no es requisito utilizar estos nuevos métodos en las redes de 4G. Sin embargo, no emplearlos es análogo a colocar en su automóvil de Fórmula Uno neumáticos comunes de ciudad – no tiene ningún sentido-.


La UICC (Tarjeta Universal de Circuito Integrado) difiere de una SIM en que es capaz de soportar comunicación basada en IP por HTTPS. Apareada con la correspondiente plataforma Over-the-Air (OTA), los operadores pueden capitalizar la velocidad y eficiencia de una conexión a su terminal celular basada en IP.

 

Los servicios administrados por la UICC, tales como archivos y aplicaciones, se entregan mucho más velozmente por HTTPS, a un costo menor que el de SMS y con la seguridad incrementada de la tecnología de tarjeta inteligente UICC sumada al protocolo HTTPS.


Al aprovechar la UICC en una implantación de 4G, los operadores tienen la oportunidad de lograr ganancias y confiabilidad en la eficiencia de sus redes. Por ejemplo, cuando se inscribe un nuevo suscriptor, el dispositivo móvil automáticamente activa servicios de suscripción en cuanto se conecta a una red. Yendo más allá de la conexión inicial del dispositivo, los operadores podrían programar actualizaciones que ocurran automáticamente cuando el dispositivo sea detectado por la red, lo que elimina un gran push de SMS que no garantiza que todos los dispositivos se hayan actualizado.

 

Con la IP UICC, todos los dispositivos reciben actualizaciones (por ejemplo, nuevas preferencias de roaming), lo que asegura que las preferencias más actuales y costo-efectivas estén presentes en todos los dispositivos conectados. Y no se trata de funcionalidades por venir. Esta tecnología ya está disponible y en uso hoy.


Al explotar las comunicaciones basadas en IP, los operadores pueden sacar provecho del extenso trabajo que se está realizando en la entrega de servicios a través de un modelo seguro de computación en la nube. Si bien aún existen muchas preocupaciones respecto de la seguridad, la UICC aborda estos problemas, proveyendo el mismo nivel de validación de identidad y autenticación fuerte utilizada en las aplicaciones gubernamentales y militares.


Esto se ha traducido directamente en nuevas aplicaciones basadas en la nube, como la plataforma de Administración de Vida Digital recientemente introducida por Gemalto. Esta tecnología se vale de la velocidad y la eficiencia de la conexión basada en IP habilitada por la UICC para constituirse en una plataforma que unifique y conserve un respaldo de todo lo almacenado en un smartphone multimedia.

 

Con esta plataforma, un suscriptor puede administrar todos los aspectos de su experiencia móvil digital, incluso los perfiles de medios sociales, en una ubicación consolidada y con la seguridad adicional de que esta información personal está resguardada y podrá recuperarse aún en caso de pérdida del terminal.


En adelante, la UICC será una parte integrante de las redes basadas en IP. El objetivo de una carrera es ganar. Y generalmente gana el equipo que tiene todas las piezas correctas en su lugar. La UICC basada en IP y las redes de 4G son la combinación ganadora en la entrega de un servicio veloz y confiable a una base de suscriptores cada vez más ávida de datos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?