| 5/25/2010 7:00:00 AM

De blanco y negro a la TV en 3D

Las primeras imágenes televisadas de un Mundial de fútbol se remontan al campeonato de Suiza en 1954 y, por supuesto, fueron en blanco y negro, tomadas apenas por un par de cámaras fijas que mostraban de manera poco clara a jugadores, pelota y árbitro.

Desde aquel momento en que fútbol y televisión se encontraron, no pararon de influenciarse uno al otro: por ejemplo, cuando las pantallas de los televisores mostraban todo en escala de grises, se decidió que los equipos debían jugar con camisetas y pantalones bien diferentes a los de su rival (en lo posible unos de color claro y otros oscuro), para no confundir a los espectadores. También cambió el color de la pelota, del marrón de cuero tradicional al blanco, más apto para ser distinguido en la pantalla.

Hubo que esperar hasta la Copa del Mundo de 1966 para poder distinguir los colores: el celeste y blanco de la camiseta de Argentina, el amarillo de Brasil o el rojo de los locales, Inglaterra, que finalmente fueron los campeones. Y otros cuatro años más, hasta el Mundial de México 1970, para que la transmisión sea en vivo y a colores para todo el mundo. Por entonces, eran normales las “caídas de satélite” que cortaban la transmisión, y no había repeticiones de goles o situaciones polémicas inmediatas; para volver a ver una jugada había que esperar a que finalizara el partido y retroceder la cinta.

Pero la televisión evolucionó tecnológicamente, a la par que crecía el número de espectadores, y hoy el fenómeno no se detiene, continúa con tecnologías tan avanzadas que parece mentira recordar el blanco y negro original. Hoy se puede disfrutar de una mejor transmisión sin cortes con los decodificadores digitales que permiten ver televisión en alta definición (HDTV), para distinguir cada detalle del partido, combinada con múltiples opciones de interactividad que ya son posibles gracias a la banda ancha.

Frente a la necesidad en otros tiempos de permanecer aferrados al TV de la sala de la casa, las redes inalámbricas de 4G harán posible la TV Móvil, permitiendo a los fanáticos seguir las alternativas del Mundial sin perderse un minuto, donde quiera que estén. La nueva experiencia del usuario estará centrada en que el televidente vea lo que quiera, cuando quiera y dónde quiera. Además de la mejora en la calidad de la imagen, sonido y accesibilidad de los canales, los usuarios ganan nuevas herramientas para estar al mando de la programación que desean ver. La interacción se transforma en algo real, ya que posibilita ver Video bajo Demanda (VoD) o elegir programas en un almacén de contenidos para ver con nostalgia, por ejemplo, grandes partidos de mundiales anteriores.

Algunos dispositivos, como la línea de decodificadores DCX de Motorola, que además de soportar Alta Definicion, brindan aplicaciones que permiten pausar, adelantar o retroceder los contenidos, incluso en vivo. Con esto, no sólo se dispone de las repeticiones que muestre la transmisión del canal, sino que el espectador inconformista puede retrocederlo y volver a pasar la jugada polémica cuantas veces desee hasta saciar su sed de certezas. Y todo esto no queda por aquí, la televisión de alta definición es una de las tecnologías más avanzadas, pero en algunos años habrá otras novedades, como la TV 3D, que seguramente disfrutaremos para el Mundial 2014.

Hace tiempo que el mundial de fútbol se ha convertido en uno de los eventos más importantes del mundo, por eso cada cuatro años acapara la atención de los medios y despierta pasiones en todo el planeta. El crecimiento de espectadores es notable: la Copa de 1954 fue vista en blanco y negro por unos 4 millones de espectadores, pues la transmisión fue sólo para algunos países de Europa, y el último Mundial de Alemania 2006, en cambio, tuvo miles de millones de observadores en todo el planeta. Para Sudáfrica 2010 esos miles de millones de fanáticos del fútbol no sólo se podrán beneficiar con una cobertura mega-extendida del evento, sino que podrán ver los partidos donde quieran, cuando quieran y con una calidad de imagen nunca antes vista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?