| 9/9/2011 10:00:00 AM

Chile y el teléfono protagonista del accidente aéreo

La señal del teléfono iPhone 4 de una de las víctimas del accidente aéreo en la isla chilena de Juan Fernández ha sido clave en las labores de búsqueda y recuperación de cuerpos.

;
BBC
El ministro de Defensa, Andrés Allamand, reportó que "encontramos una señal de iPhone que aún estamos pesquisando", mientras el contralmirante de la Armada Francisco García Huidobro explicaba que "uno de los pasajeros traía uno de estos equipos. Al caer el mar, fue triangulado y uno de los familiares nos envió la información".

De inmediato la atención se centró en cómo este teléfono celular pudo funcionar antes o después del impacto que, según la visión de las autoridades, desintegró el avión al chocar contra el Océano Pacífico.

El responsable fue el sistema de geolocalización "Find my iPhone" (encuentra mi iPhone) que tienen incorporados los modelos iPhone 4, iPad o iPod Touch, y que muestra un mapa con la ubicación aproximada de este dispositivo en caso de robo o extravío.

La aplicación se activa permanentemente cuando el teléfono está configurado para ello y mezcla la señal satelital de GPS con la señal WiFi mediante torres para celulares. Ello permitió que se pudiera localizar en Juan Fernández, según el analista en tecnología José Ignacio Stark.

"Lo que ocurrió durante las vueltas que dio el avión, y esto es una hipótesis, es que el teléfono logró conectarse a la radio base de una de las compañías móviles que presta servicios en Juan Fernández, y enviar a través de la red a Apple la ubicación del teléfono, aproximada, que dio como resultado Bahía Carvajal", comentó a BBC Mundo.

Localizador de emergencia
El aparato pertenecía a Joel Lizama, integrante del Desafío Levantemos Chile para impulsar la reconstrucción tras el terremoto del año pasado, y deportista con una larga trayectoria en actividades extremas y carreras de largo aliento.

Es esa actividad la que puede haber resultado crucial para que sus familiares tuvieran las claves que permitieran rastrear el teléfono, y dar con esta señal que luego fue informada a las autoridades civiles y militares que lideran las labores de búsqueda en Juan Fernández.

"La persona que tenía este teléfono era un destacado deportista extremo y los familiares tenían los nombres de usuario y contraseña, para que pudiera ser encontrado en caso de emergencia en una actividad que implicara que saliera del radio urbano", estimó Stark.

Aplicación chilena
La compañía Apple no es la única que tiene mecanismos para hallar sus dispositivos. Lo mismo ocurre con Blackberry o con los teléfonos cuyo sistema operativo es Android, que pueden contar con una tecnología desarrollada por chilenos que se aplica a nivel mundial.

Se trata de la aplicación Prey, que ha tenido importantes resultados en Chile, Estados Unidos o Inglaterra para localizar computadores robados, y que cuenta con los mismos beneficios en aparatos celulares con la tecnología 3G.

Tomás Pollak, impulsor de este programa de recuperación, explicó a BBC Mundo que si alguien con un teléfono con sistema Android se extraviara y tuviera instalado el sistema, también emitiría una señal que permitiría dar luces sobre su ubicación.

"Usa el GPS del teléfono, y en el caso que el GPS no logre conectarse con el satélite usa el sistema de triangulación vía WiFi. En esencia el software en la parte más central es la geolocalización, por ende Prey hubiera permitido hacer lo mismo", señaló.

Aportes a futuro
La señal del iPhone permitió estimar el punto en que pudo haberse accidentado el avión que llevaba a un equipo de la Televisión Nacional (TVN) liderado por el famoso animador Felipe Camiroaga, y a militares y civiles entre quienes se encontraba el destacado empresario Felipe Cubillos. Hasta el momento se encontraron cuatro cuerpos y se logró identificar tras el hallazgo de restos humanos a otros cuatro ocupantes de la nave, lo que a juicio de los expertos fue apoyado por la aplicación tecnológica que poseía el teléfono celular.

"Me impresiona que la información con respecto a la ubicación del avión y los pasajeros en Juan Fernández haya sido dada por un iPhone y no por equipamiento o tecnología de la Fuerza Aérea", expresó Tomás Pollak, quien cree que "uno nunca sabe cuándo estas aplicaciones pueden cumplir una función realmente importante como ahora".

Para el analista José Ignacio Stark esta aplicación "es muy útil", destacando que "si la familia del pasajero lo utilizaba como un último recurso en caso de emergencia para poder encontrar a una persona que por la naturaleza de sus actividades tenía propensión a perderse, creo que puede ser una chance a futuro".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?