| 8/17/2012 9:30:00 AM

Bill Gates en busca de nuevos inodoros

Gates acaba de darle US$100.000 a los diseñadores de un sanitario ecológico que satisface las necesidades de casi la mitad de la población mundial, sin acceso a agua potable.

Esta semana la feria “Reinventar el inodoro”, que se llevó a cabo en Seattle (Estados Unidos), fue lanzada y auspiciada por el creador de Microsoft, quien en nombre de su fundación Bill y Melinda de Gates decidió premiar el diseño del sistema sanitario más innovador y amigable con el medio ambiente.

Con el ánimo de mejorar la higiene, de ahorrar agua y de satisfacer las necesidades de los países en vía de desarrollo, los participantes debían diseñar un inodoro que funcionara sin agua, electricidad ni sistema séptico. Y además, que operara preferiblemente con energía natural y que su costo no superara los cinco centavos de dólar por día.

Las propuestas no tuvieron límites en la imaginación. Había retretes que con la energía que se usa en los microondas convertían los excrementos en energía eléctrica.

Otros usaban larvas de mosca para procesar los residuos y crear alimentos ecológicos para animales. Incluso, algunos usaban la misma orina para la descarga o transformaban los excrementos en carbón vegetal.

De los 28 diseños que se presentaron el ganador fue el de un equipo del Instituto de Tecnología de California que funciona con energía solar y genera gas de hidrógeno y electricidad.

El premio fue de US$100.000 aunque la fundación de los Gates afirmó que invertirá 370 millones de dólares en el proyecto y que espera que sean implementados mundialmente dentro de los próximos tres años.

El segundo lugar fue para Universidad de Loughborough en Inglaterra, quienes recibieron US$60.000 por crear un dispositivo que transforma los desperdicios en carbón biológico, minerales y agua limpia.

Bill Gates está convencido de que estas creaciones tienen una enorme importancia en el mundo. “El diseño actual tiene un problema real: usa y desperdicia demasiada agua potable y requiere un sistema muy costoso para traer nueva agua limpia”, afirmó.

El magnate enfatizó en que “si aplicamos el pensamiento creativo a los retos diarios, como cómo lidiar con desechos humanos, podemos solucionar algunos de los problemas más difíciles del mundo”.

El equipo de Gates le recordó a muchos ciudadanos que “tener la posibilidad de bajar la válvula con el sistema actual que gasta casi un galón de agua es un lujo, pues más del 40% de la población (aproximadamente 2.500 millones de personas) no tiene acceso a servicios sanitarios modernos ni a agua potable, electricidad, alcantarillado o desagüe”.

Según cifras de la ONU, más de 1,5 millones de niños mueren anualmente por causas relacionadas con comidas o aguas contaminadas. Con este proyecto Gates quiere demostrar que no está botando su dinero por el caño, sino que su filantropía puede traer cambios reales que beneficien al mundo entero.                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?