| 6/5/2012 12:00:00 AM

“Menos mal se fue Cardona”

“Menos mal se fue Cardona”
— ¿Quiénes son los Solarte?

Una familia de Guaitarilla, Nariño. Tanto Luis Héctor (q.e.p.d.), como yo (Carlos Alberto) estudiamos ingeniería civil en la Universidad del Cauca porque se nos facilitaban mucho los números.

— Si sabe tanto de números, ¿por qué tienen tantos problemas las obras viales, incluyendo las de ustedes?

Mientras el gobierno no tenga una ley de expropiación de predios con vigor y garra, será difícil. El otro factor son las licencias ambientales que matan las obras de infraestructura en este país.

Hay un célebre dicho del expresidente Uribe con respecto a la doble calzada Briceño-Tunja-Sogamoso y que explica en parte el problema de los predios. ‘Es más fácil quitarle la tabla a un náufrago que comprarle un pedazo de terreno a un oriundo de Boyacá’. Es una manera de explicar que los ‘boyacos’ son muy arraigados a la tierra. Le ponen un precio sentimental aparte del comercial.

— ¿Y por qué siguen licitando entonces?

¿Y entonces nos quebramos? Lo que hace falta es que se tomen decisiones y se saquen los proyectos adelante.

— ¿Y el  exministro de transporte Germán Cardona no tomó decisiones?

Menos mal que se fue Cardona. ¿Sabe para qué sirvió Cardona? Para aprender a querer a Andrés Uriel Gallego. Uno decía que Andrés Uriel era muy malo, pero Cardona no hizo nada. Obras son amores y no buenas razones.

— Y al nuevo ministro Miguel Peñaloza, ¿cómo lo ve?

A Peñaloza lo conozco desde el doctor Uribe, es amigo. Una persona que tiene mentalidad ejecutora como la que tuvo el gobierno anterior.

— Lo veo muy uribista...

Los contratos que se están entregando venían del anterior gobierno. Peñaloza lo va a tener difícil. La verdad es que extrañamos la ejecución de Andrés Uriel, él tenía la verraquera, no firmaba nada pero definía los temas.

— Se dice que a ustedes les conviene demorar las obras...

No es cierto que nos conviene demorar las obras para recibir más peajes, tenemos la suficiente capacidad financiera para hacer las obras y entre menos tiempo utilicemos es mucho más rentable. Tengo todo el equipo parado y eso vale un infierno de plata.

— ¿Cuánto ha perdido?

No hemos perdido, hemos dejado de ganar.

— También se les acusa de tener una excesiva concentración de contratos del Mintransporte…

Es un sofisma. No tenemos concentración de contratos. Es una versión que han inventado los funcionarios públicos. Hay contratos que se suscribieron en 1994 y nos los siguen contando. Lo cierto es que si contara con los predios ya habría terminado las obras hace rato.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.