| 7/22/2008 12:00:00 AM

La política sí preocupa a los empresarios

Los enredos que generan los conflictos políticos tanto internos como externos les ponen los pelos de punta a más de un empresario colombiano.

La política sí preocupa a los empresarios

Las peleas del presidente Uribe con la Corte Suprema, el referendo, la ‘yidispolítica’ y las rabietas de Chávez y Correa sí afectan de una u otra manera el entorno económico, la demanda y la inversión. Así se deduce de un sondeo de la revista Dinero con más de 25 presidentes y directivos de compañías en el país, en la que hicieron manifiestas sus preocupaciones sobre estos temas.

Para el presidente de Almacenes Éxito, Gonzalo Restrepo, por ejemplo, la compañía y en general el sector dependen en gran medida del entorno económico general, el cual a su vez depende de un buen entorno político como condición fundamental para la inversión. “Por eso, acontecimientos como los cambios de posición del Presidente de Venezuela, los pronunciamientos de Ecuador y lo que pase en Estados Unidos afectan en la medida que afecten a la economía colombiana”, sostiene.

A Alejandro Morales, de la organización hotelera Germán Morales e Hijos, el clima político le preocupa incluso más que el entorno económico. “La ‘yidispolítica’, el enfrentamiento del Ejecutivo con la Corte Suprema y el referendo que se está proponiendo, todo esto genera inestabilidad y afecta el clima de los negocios y la inversión. Muchos hombres de negocios comienzan a restringir gastos, proyectos y negocios cuando se altera el tema político”, advierte.

La misma preocupación la comparte su colega de sector Miguel Díez, presidente de Hoteles Estelar. Sin embargo, por ahora considera que en estos momentos los hoteleros tienen una sensación de tranquilidad porque el segundo semestre arrancó acompañado de un mejoramiento en las relaciones con los países vecinos y la liberación de los secuestrados. “Estos hechos resultan fundamentales para mejorar el clima de la inversión y para que se reactiven los negocios. Nosotros avanzamos en un ambicioso plan de inversiones porque creemos que el país continuará creciendo este año, tal vez no a las tasas del 2007, pero seguirá creciendo”.

Otro que también está convencido de que el ambiente político sí afecta la economía, es Eduardo Rueda, gerente de HP. “Lo vimos con los movimientos que tuvo el dólar y la coyuntura. El crecimiento se ha basado en la confianza que ha generado la seguridad. Si la confianza empieza a perderse, la economía se va resentir”.

Y entre mayor seguridad, mayor optimismo. Así piensa Roberto Junguito, presidente de Aerorepública. Esa sensación ayuda a que crezcan los viajes internos y externos, tanto de turismo como de negocios. “Los acontecimientos externos ejercen un peso importante en el sector de transportes en Colombia. Por ejemplo, la mejora en las relaciones con Venezuela apoya nuestras nuevas rutas hacia Caracas porqué afecta el tráfico de pasajeros entre las regiones y el entorno de los negocios entre los dos países”.

A Juan Pablo Castillo, gerente de DHL en Colombia, no le preocupan tanto los conflictos políticos internos como las relaciones con los países vecinos. “Si las tensiones con los mandatarios de la región implican cierre de fronteras o nuevas restricciones al comercio, eso sí es preocupante para nosotros. Igualmente que siga estancada la economía de Estados Unidos, porque este es el tipo de cosas que afectan los negocios de comercio exterior”.

Otro negocio que también depende mucho de las relaciones comerciales con Venezuela, es el de los pollos. Según Rigoberto Ovalle, de Pollo Andino, así quedó comprobado con el deterioro en las relaciones con el presidente Hugo Chávez, que terminó con el cierre de fronteras para las exportaciones colombianas de pollito de un día y huevo fértil, que tuvieron que reingresar al mercado y generaron una sobreoferta de producto. “Por eso para nosotros fue tan importante que se compusieran las cosas con Venezuela”, sostiene ahora con más optimismo.

En el sector automotor también son definitivas las relaciones políticas con el vecino país. De ahí que los presidentes de Mazda, Fabio Sánchez; de Sosafa, Germán Camilo Calle y de GM Colmotores para la región andina, Pablo Roos, comparten el mismo optimismo luego de que se normalizaran las relaciones políticas con Venezuela, en cuya agenda mutua quedó la revisión de las importaciones de vehículos en Venezuela que sacó prácticamente de este mercado a los ensambladores colombianos.

Un termómetro que mide la influencia de los acontecimientos políticos en el comercio, por ejemplo, son la manera como se mueven las ventas. Luis Alberto Yepes, gerente de Alkosto, explica como éstos inciden por momentos muy cortos. “Cuando hay noticias positivas crece el optimismo de la gente y hay un buen estado de ánimo que motiva a comprar productos de electrónica, muebles, motocicletas y artículos diferentes a los alimentos. Cuando las noticias son negativas se baja el estado de ánimo. La gente sigue comprando pero no igual”.

Sin embargo, Franck Pierre, presidente de Carrefour, no piensa lo mismo. “Para serle honesto, el ambiente político no perjudica en nada al comercio, ni incide en la disminución de las ventas. Los factores que nos afectan realmente son la inflación y tasa de crédito y contra eso es lo que hay que luchar”, sostiene.

Otro indicador importante, es el de la energía. Así lo sostiene Cristián Herrera Fernández, gerente Codensa, quien considera que el desempeño de la compañía es directamente proporcional al desempeño del país: “Los eventos de la política externa pesan en el desempeño de nuestra empresa en la medida en que se afecte el consumo de energía”.

Todo pareciera indicar que ningún segmento estaría exento de los efectos de los enredos de la política. Sin embargo, por lo últimos acontecimientos como la normalización de las relaciones con Venezuela, los acercamientos entre el presidente Uribe y la Corte Suprema de Justicia, la liberación de los secuestrados y hasta el virreinato en Miss Universo han ayudado a mejorar el optimismo de los empresarios colombianos.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.