| 1/19/2009 12:00:00 AM

Cinco reglas para innovar

Cinco reglas para innovar
El experto en pensamiento creativo Roni Horowitz propone cinco reglas para resolver problemas de innovación. “Es una especie de teoría general de solución de problemas”, explica David Gleiser, experto en innovación y consultor BEO del Hay Group. Las reglas que se pueden aplicar a los problemas empresariales son:

Sustracción – Quite uno de los elementos importantes que constituyen un objeto para encontrar una nueva solución. Ejemplo. Los lentes de contacto son anteojos sin montura.

Multiplicación – Tome un elemento del objeto que se pretende mejorar y reintrodúzcalo en la solución, con una pequeña modificación. El ejemplo que menciona el experto es el de las máquinas de afeitar de Gillette de varias hojas. “La primera saca la barba, la segunda corta el pelo y la tercera remata”, dice parafraseando la propaganda de la casa fabricante. A pesar de que es una cuchilla igual repetida tres veces, la función de cada una es diferente.

Otra solución típica de la multiplicación es la del sistema que tienen las cámaras fotográficas para quitar los ojos rojos. Lo que hacen es que duplicaron el flash. El primer destello tenue se usa para contraer la pupila de modo que la luz no se refleje en la retina y quede como un punto rojo en la foto y luego el segundo destello, más fuerte, ilumina el sujeto.

División - La regla propone tomar el problema y fraccionarlo de una manera distinta. Una nevera, dice David Gleiser está partida en dos, una nevera y un cogelador, que hacen cosas distintas.

Romper la simetría – La cuarta regla propone buscar las soluciones de los problemas de maneras ligeramente alejadas al planteamiento original. El ejemplo del ejecutivo de Hay es interesante. Si se quiere que una vela no chorree cera, se podría pensar en hacer los bordes de la vela y el centro de materiales diferentes, que tengan puntos de fusión distintos para que el exterior no se derrita tan fácil. Es una solución que no es simétrica, porque no trata al centro y el exterior de la misma forma.

La conservación de la energía en los edificios con aire acondicionado o con calefacción también puede tener un tratamiento no simétrico cuando se deja de pensar en que la solución es estrictamente una puerta como la conocemos. La solución es una puerta con sensores y una gran cantidad de pequeños paneles. Los sensores identifican la silueta de las personas y abren los paneles que se requieren para que pasen sin que se deban abrir espacios innecesarios. Se abren muchos paneles en el centro para dejar pasar a un delgado jugador de básquetbol de dos metros, o muchos en la parte de abajo para dejar pasar a un rechoncho funcionario de oficina de un metro con sesenta.

Unificación de tareas – la última regla consiste en tomar uno de los elementos del objeto y ponerle una tarea adicional. El caso sería el de bombear agua de pozos profundos con el movimiento que producen los niños en un carrusel de parque de diversiones. Se le da una tarea nueva a un carrusel convencional.

El uso de estas cinco reglas permite innovar de una manera más efectiva. “Aprovechar mejor las cosas que uno tiene a su alcance y hacer más con lo mismo”, dice David Gleiser.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.