| 6/24/2005 12:00:00 AM

Baile de Chávez con Washington

Baile de Chávez con Washington
Buena parte de la salud de la economía venezolana, y como resultado de las exportaciones colombianas a ese país, depende del petróleo. Y ese petróleo va, hasta el momento, a parar a E.U. Mientras la retórica de Hugo Chávez, presidente de Venezuela, arremete contra Washington, la relación entre ambos países es más bien de mutua dependencia. Para empezar, Venezuela tiene una gran ventaja geográfica frente a sus competidores de Oriente Medio: un barco petrolero sólo tarda seis días en ir desde el país suramericano al mayor consumidor de crudo en el planeta. Así, la relación entre E.U. y Venezuela sigue siendo fundamental para Chávez.



Aunque Chávez ha cortejado a nuevos clientes para el petróleo venezolano (planifica la creación de una compañía latinoamericana y ha prometido vender más petróleo a China) la relación de negocios entre E.U. y el petróleo venezolano va para largo. Para empezar, señalan los analistas, Venezuela produce un tipo de petróleo con altos niveles de sulfuro, lo que en la jerga del mercado se denomina pesado, que requiere ser tratado en refinerías especiales. Éstas se concentran en E. U., que absorbe así el 70% de las exportaciones de petróleo venezolanas.

El presidente venezolano anunció en una reciente visita a China que PDVSA exportaría más petróleo a China. A pesar de que Chávez y PDVSA han insinuado aumentar sus exportaciones a otros mercados, el ministro de Exteriores venezolano y antiguo responsable de Energía, descarta la posibilidad de que el país suramericano sacrifique parte de sus exportaciones a E.U. para entrar en el mercado asiático.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.