Galería

  • Fachada del bar-restaurante “La Bolsa”, lugar que todos los días abre las puertas al público desde la 12:00 del medio día y está ubicado en el barrio El Poblado (Medellín), zona en la que se encuentran comisionistas de bolsa, empresas y hoteles lujosos.

    Fachada del bar-restaurante “La Bolsa”, lugar que todos los días abre las puertas al público desde la 12:00 del medio día y está ubicado en el barrio El Poblado (Medellín), zona en la que se encuentran comisionistas de bolsa, empresas y hoteles lujosos.

  • Jorge Moreno está a la cabeza del negocio. “La idea nació porque un amigo me comentó que había bares que recreaban el ambiente de la bolsa en Europa. Así mismo, viaje a Sao Paulo para conocer el bar Wall Street que me habían dicho que funcionaba con este mismo esquema, pero me di cuenta que era pequeño y el sistema era poco agradable para el cliente”, señaló el empresario.

    Jorge Moreno está a la cabeza del negocio. “La idea nació porque un amigo me comentó que había bares que recreaban el ambiente de la bolsa en Europa. Así mismo, viaje a Sao Paulo para conocer el bar Wall Street que me habían dicho que funcionaba con este mismo esquema, pero me di cuenta que era pequeño y el sistema era poco agradable para el cliente”, señaló el empresario.

  • Cada detalle de este lugar está inspirado en el mundo del mercado de valores. Los precios de los licores se mueven de acuerdo a la oferta y la demanda. Como buenos paisas uno de los tragos que más se vende es el aguardiente. El gran atractivo es aprovechar cuando los precios bajan, para lo cual se recomienda llegar temprano (entre 5:00 p.m. y 6:00 p.m).

    Cada detalle de este lugar está inspirado en el mundo del mercado de valores. Los precios de los licores se mueven de acuerdo a la oferta y la demanda. Como buenos paisas uno de los tragos que más se vende es el aguardiente. El gran atractivo es aprovechar cuando los precios bajan, para lo cual se recomienda llegar temprano (entre 5:00 p.m. y 6:00 p.m).

  • La barra evoca el lugar emblemático donde se realizan las mayores negociaciones del mercado de valores en el mundo: Wall Street. En la parte superior, las pantallas indican si suben o bajan los precios de los licores. El sistema no aplica para la comida.

    La barra evoca el lugar emblemático donde se realizan las mayores negociaciones del mercado de valores en el mundo: Wall Street. En la parte superior, las pantallas indican si suben o bajan los precios de los licores. El sistema no aplica para la comida.

  • En cada mesa hay una pantalla con este mensaje, donde usted puede entrar con su clave o si va por primera vez debe registrarse. Desde ahí usted puede hacer su pedido cuando considere que los precios le convienen o llamar al mesero.

    En cada mesa hay una pantalla con este mensaje, donde usted puede entrar con su clave o si va por primera vez debe registrarse. Desde ahí usted puede hacer su pedido cuando considere que los precios le convienen o llamar al mesero.

  • Estas pantallas, que están ubicadas en la parte superior en el centro del bar, le ayudan a estar informado sobre el precio de los licores. El precio de mercado es el mismo que aparece en la carta.

    Estas pantallas, que están ubicadas en la parte superior en el centro del bar, le ayudan a estar informado sobre el precio de los licores. El precio de mercado es el mismo que aparece en la carta.

  • Ojo! Cuando suena la campana y aparece esta imagen en las pantallas es porque hay una caída cercana al 60% en los precios de los licores frente al precio que aparece en la carta (precio de mercado). Según Moreno, estos descensos se hacen muchas veces intencionalmente para darle emoción al juego.

    Ojo! Cuando suena la campana y aparece esta imagen en las pantallas es porque hay una caída cercana al 60% en los precios de los licores frente al precio que aparece en la carta (precio de mercado). Según Moreno, estos descensos se hacen muchas veces intencionalmente para darle emoción al juego.

  • De acuerdo con Moreno, los precios de la carta tienen el 30% de descuento respecto al promedio de los licores que se venden en lugares de la zona. “Cuando bajan los precios en la bolsa hay un descenso sobre el descuento que ya habíamos fijado para los clientes”, manifestó.

    De acuerdo con Moreno, los precios de la carta tienen el 30% de descuento respecto al promedio de los licores que se venden en lugares de la zona. “Cuando bajan los precios en la bolsa hay un descenso sobre el descuento que ya habíamos fijado para los clientes”, manifestó.

  • A diferencia del funcionamiento de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), los licores del restaurante-bar tienen precios máximos (que son los que aparecen en la carta) y mínimos. Cuando el producto llega a su precio máximo automáticamente el sistema presenta una caída en la bolsa (que es cuando suena la campana).

    A diferencia del funcionamiento de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), los licores del restaurante-bar tienen precios máximos (que son los que aparecen en la carta) y mínimos. Cuando el producto llega a su precio máximo automáticamente el sistema presenta una caída en la bolsa (que es cuando suena la campana).

  • Entre las curiosidades del sitio está una cabina de excusas que no deja entrar el ruido del ambiente y además tiene efectos de sonido que usted puede programar para que su interlocutor no se de cuenta que está en un bar.

    Entre las curiosidades del sitio está una cabina de excusas que no deja entrar el ruido del ambiente y además tiene efectos de sonido que usted puede programar para que su interlocutor no se de cuenta que está en un bar.

  • Hay diversidad de excusas dentro de las cuales puede escoger para obtener el sonido y hacer creer a quien lo escucha que está en el aeropuerto, en misa, en la ducha, en una conferencia, cuidando niños, etc.

    Hay diversidad de excusas dentro de las cuales puede escoger para obtener el sonido y hacer creer a quien lo escucha que está en el aeropuerto, en misa, en la ducha, en una conferencia, cuidando niños, etc.

  • Otro atractivo es que el techo es corredizo, lo cual le da un toque mágico en la noche y un ambiente fresco en el día, mientras escucha música de los años noventa y ochenta.

    Otro atractivo es que el techo es corredizo, lo cual le da un toque mágico en la noche y un ambiente fresco en el día, mientras escucha música de los años noventa y ochenta.

  • Detalles como relojes en la pared o un mapamundi con las principales noticias económicas positivas del día, hacen parte del ambiente bursátil del lugar. La inversión en el bar asciende a más de un millón de dólares.

    Detalles como relojes en la pared o un mapamundi con las principales noticias económicas positivas del día, hacen parte del ambiente bursátil del lugar. La inversión en el bar asciende a más de un millón de dólares.

  • Así mismo, hay un tablero lleno de caricaturas de las principales noticias económicas que están sucediendo en el momento.

    Así mismo, hay un tablero lleno de caricaturas de las principales noticias económicas que están sucediendo en el momento.

  • El lugar lleva seis meses en funcionamiento y ha atraído no sólo a comisionistas de bolsa, sino a empresarios y turistas de edades entre 30 y 40 años. Según Moreno, este lugar es número uno en América Latina debido a la innovación tecnológica. “La idea es vender experiencias nuevas, que las personas salgan de la rutina”, concluyó el empresario.

    El lugar lleva seis meses en funcionamiento y ha atraído no sólo a comisionistas de bolsa, sino a empresarios y turistas de edades entre 30 y 40 años. Según Moreno, este lugar es número uno en América Latina debido a la innovación tecnológica. “La idea es vender experiencias nuevas, que las personas salgan de la rutina”, concluyó el empresario.

    • Fachada del bar-restaurante “La Bolsa”, lugar que todos los días abre las puertas al público desde la 12:00 del medio día y está ubicado en el barrio El Poblado (Medellín), zona en la que se encuentran comisionistas de bolsa, empresas y hoteles lujosos.
    • Jorge Moreno está a la cabeza del negocio. “La idea nació porque un amigo me comentó que había bares que recreaban el ambiente de la bolsa en Europa. Así mismo, viaje a Sao Paulo para conocer el bar Wall Street que me habían dicho que funcionaba con este mismo esquema, pero me di cuenta que era pequeño y el sistema era poco agradable para el cliente”, señaló el empresario.
    • Cada detalle de este lugar está inspirado en el mundo del mercado de valores. Los precios de los licores se mueven de acuerdo a la oferta y la demanda. Como buenos paisas uno de los tragos que más se vende es el aguardiente. El gran atractivo es aprovechar cuando los precios bajan, para lo cual se recomienda llegar temprano (entre 5:00 p.m. y 6:00 p.m).
    • La barra evoca el lugar emblemático donde se realizan las mayores negociaciones del mercado de valores en el mundo: Wall Street. En la parte superior, las pantallas indican si suben o bajan los precios de los licores. El sistema no aplica para la comida.
    • En cada mesa hay una pantalla con este mensaje, donde usted puede entrar con su clave o si va por primera vez debe registrarse. Desde ahí usted puede hacer su pedido cuando considere que los precios le convienen o llamar al mesero.
    • Estas pantallas, que están ubicadas en la parte superior en el centro del bar, le ayudan a estar informado sobre el precio de los licores. El precio de mercado es el mismo que aparece en la carta.
    • Ojo! Cuando suena la campana y aparece esta imagen en las pantallas es porque hay una caída cercana al 60% en los precios de los licores frente al precio que aparece en la carta (precio de mercado). Según Moreno, estos descensos se hacen muchas veces intencionalmente para darle emoción al juego.
    • De acuerdo con Moreno, los precios de la carta tienen el 30% de descuento respecto al promedio de los licores que se venden en lugares de la zona. “Cuando bajan los precios en la bolsa hay un descenso sobre el descuento que ya habíamos fijado para los clientes”, manifestó.
    • A diferencia del funcionamiento de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), los licores del restaurante-bar tienen precios máximos (que son los que aparecen en la carta) y mínimos. Cuando el producto llega a su precio máximo automáticamente el sistema presenta una caída en la bolsa (que es cuando suena la campana).
    • Entre las curiosidades del sitio está una cabina de excusas que no deja entrar el ruido del ambiente y además tiene efectos de sonido que usted puede programar para que su interlocutor no se de cuenta que está en un bar.
    • Hay diversidad de excusas dentro de las cuales puede escoger para obtener el sonido y hacer creer a quien lo escucha que está en el aeropuerto, en misa, en la ducha, en una conferencia, cuidando niños, etc.
    • Otro atractivo es que el techo es corredizo, lo cual le da un toque mágico en la noche y un ambiente fresco en el día, mientras escucha música de los años noventa y ochenta.
    • Detalles como relojes en la pared o un mapamundi con las principales noticias económicas positivas del día, hacen parte del ambiente bursátil del lugar. La inversión en el bar asciende a más de un millón de dólares.
    • Así mismo, hay un tablero lleno de caricaturas de las principales noticias económicas que están sucediendo en el momento.
    • El lugar lleva seis meses en funcionamiento y ha atraído no sólo a comisionistas de bolsa, sino a empresarios y turistas de edades entre 30 y 40 años. Según Moreno, este lugar es número uno en América Latina debido a la innovación tecnológica. “La idea es vender experiencias nuevas, que las personas salgan de la rutina”, concluyó el empresario.

El bar-restaurante en el que los precios suben y bajan

¿Se imagina que usted pueda comprar un trago 60% más barato que el precio que aparece en la carta? O ¿Que pueda llamar a su casa diciendo que está en misa cuando en realidad se encuentra tomándose unos tragos en un bar?. Esto es posible en un lugar llamado “La Bolsa”. Dinero.com le explica cómo funciona.


Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.