| 4/26/2011 12:35:00 PM

YouTube se alía con Warner, Universal y Sony para alquiler de películas

El portal de vídeos más popular de Internet, YouTube, cerró un acuerdo con Warner, Universal y Sony para ampliar su oferta de alquiler de películas en la red y plantar cara a iTunes y Netflix en EE.UU., informó Time.

La conocida página web lanzó en enero de 2010 una plataforma para el alquiler de películas, YouTube Rentals, donde se distribuyen títulos estrenados hace algunos años como "Scary Movie 4" o "3:10 to Yuma" por US$2, aunque los precios pueden fluctuar entre US$0,99 y US$19,99.

La incorporación de las producciones de esos tres grandes estudios de Hollywood al catálogo de YouTube supondrá un revulsivo para el servicio de alquileres que compite con iTunes, Amazon o Netflix en EE.UU. por el mercado de la emisión de contenido audiovisual de pago a través de la red.

"Hemos estado añadiendo de forma constante más y más títulos desde que lanzamos el servicio de alquiler de películas y ahora tenemos miles disponibles", aseguró un portavoz de YouTube, que prefirió no hacer comentarios sobre el acuerdo con los estudios.

El declive del mercado del DVD y la creciente piratería ha hecho que las compañías más importantes de la meca del cine estén explorando formas alternativas de obtener ingresos del visionado de sus filmes, si bien Disney, Fox y Paramount, los otros tres gigantes de Hollywood, no se han sumado aún al proyecto de YouTube.

Warner, Universal, Paramount, Fox y Sony forman parte de la iniciativa Ultraviolet que pretende resucitar la compra de películas en los hogares dando a los usuarios, además del soporte físico, licencias para que puedan acceder desde Internet a ese contenido desde cualquier aparato habilitado para ello.

Disney estaba estudiando el año pasado poner en marcha otro sistema parecido.

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?