| 11/15/2005 12:00:00 AM

Xbox, el juego más ambicioso de Bill Gates

Con el lanzamiento de la Xbox 360 meses antes de que llegue PlayStation 3, se larga la segunda parte de la contienda entre Microsoft y Sony por un mercado de US$25.000 millones.

Estamos acostumbrados a que largas filas de gente nos atormenten cuando de satisfacer alguna necesidad básica se trata; y bueno asegurar que estamos dócilmente acostumbrados es una mentira mayúscula, pues no existe colombiano que aguante más de 10 minutos una espera asfixiante y cansona en una fila, para nada... pero lo que vi en México es algo realmente extraño para nuestra cultura del aguante.

Eran filas y filas, cientos y cientos de personas, y no 10, sino 30 y 40 minutos de espera en estas líneas de estoicos muchachos -una que otra niña aficionada-, sin chistar, sin maldecir o refunfuñar un segundo. Unos 38 ó 40 grados centígrados, especulo, solo sé que el calor era demasiado, y nadie se inmutaba mientras a pasitos se acercaba su anhelado destino: 5 minutos al comando de una Xbox 360, ó 10 de baile en un club misterioso de Nintendo con un gorila a la entrada -y no hablo del protagonista de Donkey Konga-, o para finalmente dejar los restos de paciencia y enfrentarse a otro fanático en una bicicleta estática para ganarse en un minuto de pedaleo un reloj o una gorra con la imagen de su juego favorito.

Alrededor de 30.000 personas, unas más unas menos, fueron las protagonistas de esta muestra de fervor, resistencia y pasión en el Worldtrade Center de Ciudad de México el fin de semana pasado, en el marco del segundo "Electronic Game Show" que se celebra en Latinoamérica y en el que acompañamos a Microsoft al lanzamiento de su próxima consola de videojuegos, Xbox 360, la punta de lanza en su lucha por el liderazgo de este mercado; enfrentando la muy popular PlayStation 2 de Sony, y a Nintendo con su GameCube, los dueños tradicionales de un universo que se expande de la mano de millones de jugadores que, literalmente, dan la vida por ser los mejores, o los primeros, o los únicos (aunque sea por unos minutos) en dominar la maquina de sorpresas y retos que tienen bajo sus dedos y frente a sus ojos.

En Colombia no somos ajenos a este fenómeno de masas, y si bien no tenemos aún una feria del tamaño de las que se hacen en México o Brasil, nuestros jugadores son buenos y reconocidos en la región, y en términos de negocio nuestro país va detrás de estos gigantes y cabeza a cabeza con Argentina. De hecho, Microsoft solo tiene representaciones de Xbox en México y Colombia, y por la viabilidad evidente de su mercado, Chile podrá contar con ese respaldo para sus aficionados.

Nintendo y Sony están bien establecidos en México y Argentina, sola la primera de estás dos grandes de la industria de videojuegos ha abierto tiendas en Colombia. La líder PlayStation domina el mercado aún como fantasma: sin respaldo para el comprador y sin garantía para sus adeptos, pero ante todo, dejándole el mercado a los piratas, claro, de carne y hueso.

NDP Group, consultora internacional, estima que en la región el 75% del mercado es ilegal o pirata, lo que no ha impedido que mueva miles de millones de dólares y que sea una segmento cada vez más apetecido por las grandes casas de tecnología, al punto que IBM tiene una división especial para desarrollar procesadores específicamente para consolas de videojuegos; mientras que gigantes del entretenimiento como Warner o la cadena Fox han invertido en la compra de firmas desarrolladoras de juegos, y como ya es sabido, Microsoft dio su primer paso en hardware de alto rango en esta industria, además de que, como lo dijo expresamente Bill Gates, es prioridad dentro de la compañía el jugarle hombro a hombro a Sony para finales del próximo año.

Jugando en serio

Microsoft se ha tomado con mucha seriedad la creación de su nueva arma para el segundo enfrentamiento contra Sony, que derrotó a Xbox con su PS2. Ya en febrero pasado, después de reuniones intensas de planeación, Bill Gates le dijo a los creadores de la Xbox: "Esta es una de las cosas más ambiciosas que ha hecho la compañía".

La estrategia que ha seguido Microsoft este año dice mucho sobre la magnitud y la importancia que da la compañía a este reto.

La gente de Gates planificó deliberadamente lanzar la nueva Xbox 360 al mercado meses antes de que las máquinas de Sony lleguen a las estanterías. De hecho desde noviembre ya estará la 360 en Estados Unidos, un mes después en Europa y Japón(difícil mercado) y si bien solo hasta febrero de 2006 la tendremos en México y Colombia, desembarcará meses antes de que llegue la legión PlayStation 3, que hasta el momento no tiene fecha exacta de llegada.

De otro lado, en este capítulo de la saga por el control del universo de los videojuegos, el alcance de la nueva batalla entre Microsoft y Sony va más allá de la cartelera de juegos, la alta definición de sus aplicaciones o la jugabilidad de sus títulos. Esta vez las dos compañías intentarán aprovechar las consolas de juego para captar una porción más grande del mercado del entretenimiento digital y se batirán en el campo de la convergencia y de Internet.

Si bien el secreto del éxito para una consola hasta hoy, es la cantidad de títulos para ella y su disponibilidad en el mercado, lo que ha dado a PlayStation una ventaja amplia sobre Xbox en los últimos cuatro años de contienda, ambas consolas traducen la visión de sus casas y mientras Microsoft le apostó a desarrollar una comunidad de jugadores en línea, Sony fortaleció su cartel de videojuegos.

Pero ya está presente una nueva era, y es la de la banda ancha y la de la personalización de los contenidos de entretenimiento como lo vemos claramente en la televisión IP y la música por demanda.

Así que ya no será suficiente tener buenos titulos, sino que se requiere que las consolas permitan que los juegos se desempeñen muy bien en modo Online, y las interfaces permitan la modificación razonable de sus fondos, bandas sonoras y además se valora que "hablen fluidamente" con otros dispositivos.

Multientretenimiento

En este sentido, las dos compañías presentarán sus consolas como aparatos de entretenimiento capaces de tocar música de Internet además de CD, ejecutar transacciones en línea y bajar películas y juegos desde la red.

En el lanzamiento vimos como desde la Xbox360 se pueden descargar listas de música de un iPod nano o cualquier reproductor de música, se pueden visualizar fotos de cualquier cámara digital o teléfono y almacenarlas en su disco desmontable de 20 Gigas, luego con este material se pueden personalizar las vistas de servicios de la máquina (juegos, sistema, música, video, XboxLive).

Este último servicio, lamentablemente, no está disponible para Colombia, pues ante la baja penetración de banda ancha en el país (¿hasta cuándo?) no es rentable para Microsoft tener un equipo de administración y contenidos específico para nuestro país. Para contextualizar, XboxLife es el pasaporte de entrada a la comunidad global de jugadores, donde se pueden intercambiar, bajar, actualizar y compartir juegos. Además es la arena donde se compite en todos los niveles de experticia con aficionados de todo el planeta, lo que lo hace muy divertido.

Esta guerra por el control del mercado de consolas tiene lugar cuando Sony atraviesa por un momento financiero difícil, y un cambio en la alta gerencia que le costó el puesto al presidente de la junta y un descenso de su puesto al zar de la división de videojuegos de la firma japonesa. Por su parte, Microsoft se arriesga a incrementar las pérdidas causadas por su desarrollo de videojuegos y la guerra de precios del año pasado que le hizo rebajar el precio de su Xbox casi un 40%.

Por su parte, Nintendo sigue expandiendo su oferta de dispositivos de juego portátiles (gameboy y DS), donde se ha hecho fuerte y equilibra la pérdida, por poco margen, del segundo lugar en el mercado de consolas frente a Xbox. Su nuevo desarrollo, Revolution, se espera en el segundo trimestre de 2006, pero aún sin tener fecha segura.

Como se ve, la lucha por conquistar este mercado, valorado en US$25.000 millones, tiene cada vez más frentes y si bien se espera que haya 15 o 20 títulos en el mercado estadounidense para la salida de la Xbox 360 el 22 de noviembre, PlayStation 3 no se concentrará en ganar de nuevo en ese terreno, si que tratará de jugarle con nuevas armas en el mundo de Internet dónde Microsoft tiene su bastión y ha demostrado que conoce bien los secretos del entretenimiento.

Los analistas esperan que Microsoft venda dos millones de la Xbox 360 para cerrar 2005, lo que podría darle ventaja importante a Gates y su legión, la misma que tuvo Sony hace 4 años y que le permitió respirar tranquila, hasta ahora.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?