| 2/16/2006 12:00:00 AM

Viene periodo de transición

Estamos a punto de entrar a un período de "calma chicha" en las dos próximas semanas a la espera de un mes de marzo que promete traer la volatilidad, dice Ricardo Durán, de Corredores Asociados, en su columna de esta semana.

Lo que sucedió la semana anterior:

La semana pasada vimos un escenario financiero similar al que hemos vivido desde el inicio del año: las tasas de interés de los TES marcaron nuevo mínimo histórico nominal y real y las tasas de los yankees permanecieron muy cerca de los mínimos, al igual que la prima de riesgo de Colombia. La tasa de cambio se comportó estable y las acciones se sostuvieron dentro de un canal lateral en la búsqueda de una menor volatilidad.

En general vimos un mercado relativamente estable contagiado de la tranquilidad que vivió el mercado externo ahora bajo los designios de Ben Bernanke al comando del banco central de Estados Unidos. Su primer discurso ante el Congreso de Estados Unidos no trajo sorpresas permitiendo que los Tesoros registraran baja volatilidad a lo largo de la semana con una tímida tendencia a la baja. La reanudación de la negociación del TLC tampoco alteró el proceso de formación de precios de los activos locales y la Junta Directiva del Banco de la República decidió mantener el "statu quo" de las compras de dólares sin modificación en las tasas de intervención.

Sin embargo, pensamos que estamos a punto de entrar a un período de "calma chicha" en las dos próximas semanas a la espera de un mes de marzo que promete traer la volatilidad derivada de las elecciones parlamentarias colombianas, de la primera decisión de tasas que adopte Ben Bernanke y de la estacionalidad que suelen presentar los datos de inflación y de empleo de Estados Unidos.

Esta coyuntura merece toda la atención de los agentes, puesto que el choque de volatilidad de marzo se va a dar en momentos en que los precios de los activos colombianos alcanzan máximos históricos, con muy escasas probabilidades de mantener su proceso de valorización en marzo.

Al respecto debe destacarse por ejemplo que el proceso de reducción de las tasas de interés en Colombia está en su límite: la tasa DTF (6.07%) prácticamente se igualó con la tasa repo del Banco de la República (6.0%), la tasa interbancaria está unas micras por debajo de la tasa repo y las tasas de los TES de 2014 (7.41%) terminó la semana incluso por debajo de la tasa repo adicionada con la prima de riesgo (7.65%).

Sobre estas bases, creemos que es necesario que se empiece a estructurar una estrategia defensiva para el portafolio de inversiones, entendiendo por tal el recorte en la duración, el aumento en la liquidez y la diversificación del riesgo moneda y del riesgo soberano de los papeles a la espera del posible cambio de humor de los inversionistas que nos traiga el mes de marzo.

Lo que puede pasar esta semana: Por lo pronto, para la presente semana no vemos factores que amenacen el buen ambiente cortoplacista que rodea a los mercados emergentes. Los datos más importantes de la semana van a ser la publicación de la inflación de Estados Unidos el miércoles, la revelación del análisis que hizo la FED en su reunión del 31 de enero (cuando subió las tasas de interés de intervención del 4.25% al 4.50%) y el índice de indicadores líderes de Estados Unidos el martes.

Con respecto a la inflación, las apuestas de los analistas indican que el IPC estructural se va a mantener estable, de manera que no se espera mayor efecto sobre la tasas de interés de los Tesoros. En relación con el análisis de la FED, el mercado sabe que lo dicho en aquella reunión no reviste mayor importancia si se tiene en cuenta que con posterioridad a ella hubo un pronunciamiento fuerte de Alan Greenspan en el sentido de proponer como mínimo dos incrementos más en las tasas de interés de los fondos federales.

Respecto a los indicadores líderes, las proyecciones sugieren que la economía de Estados Unidos va a mantener su tono después del susto pasajero que dio el enfriamiento del PIB del cuarto trimestre de 2005.

En síntesis, creemos que nos quedan una o dos semanas más de olimpiadas financieras y que en breve tendremos un panorama diferente. Por esta razón permaneceríamos invertidos en los activos de deuda aprovechando nuevos precios máximos históricos antes de que termine la fiesta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?