| 5/1/1995 12:00:00 AM

Vidrio templado

La multinacional francesa Saint Gobain está ampliando y diversificando su inversión en Colombia.

"Saint Gobain tiene confían" za en Colombia y estamos totalmente comprometidos con el país", dice Jacques Thepot, el nuevo gerente de Saint Gobain de Colombia recién llegado a Colombia. La firma inauguró hace un mes los nuevos equipos de alta tecnología en la planta de Barranquilla, los cuales representan una inversión de US$7 millones. Además, todo está listo para poner en marcha un gran proyecto en Colombia. La dirección central en París anunciará, en las próximas semanas, el establecimiento de dos nuevas fábricas de vidrio "float-glass" en América Latina, una en México y la otra en Colombia. Para cada una la inversión aproximada es de US$100 millones.

"Colombia será la base de Saint Gobain para todos los países andi

nos", afirma Jean-Valmy Drion, gerente precedente, al dejar la empresa después de tres años de trabajo, con el orgullo de haber obtenido para Saint Gobain de Colombia la medalla 1994 de mejor vidriero del mundo, otorgada por General Motors. "La estabilidad política y económica con relación a los otros países de la región es un factor que, naturalmente, nos incitó a escoger a Colombia", explicó Alain de Metz, delegado general de la empresa para América Latina, cuando inauguró la nueva planta de Barranquilla. "Además, su situación geográfica es muy estratégica. Nos permite cubrir la región norte hasta Méxi

co, donde estamos muy bien instalados, y sur hasta Chile".

Por ahora Saint Gobain de Colombia cuenta con dos plantas. La de Barranquilla dedicada al vidrio automotor, provee 95% de este mercado en Colombia. Es decir, que

todos los vidrios de los carros de Sofasa (Renault), de Colmotores (General Motors) y Mazda son hechos por Saint Gobain de Colombia. Con nuevos equipos muy sofisticados, los cuales incluyen un horno horizontal que permite hacer vidrios rápidamente y sin marcas de pinzas, la planta deberá proveer de aquí a un año más de 400.000 metros cuadrados de vidrio automotor (250.000 en 1994). Así podrá exportar a todos los países limítrofes. Michel Guer, el director de la planta, espera obtener 40% del mercado ecuatoriano (hoy en día tiene el 23% para un total de 40.000 vehículos). También pretende mejorar su participación en el Perú, Venezuela y América Central. La fábrica ya exporta hacia Estados Unidos algunos vidrios destinados al mercado marítimo.

La planta de Usme está dedicada a vidrios para construcción y electrodomésticos. En este sector Saint Gobain de Colombia tiene 40% del mercado colombiano en cuanto al vidrio templado y sólo 2% del mercado de vidrio laminado. Jacques Thepot espera también modernizar la planta de Usme y desarrollar nuevos productos destinados a la construcción. Está planeando, por ejemplo, el desarrollo de una gama de muebles en' vidrio, de puertas de seguridad y de vidrio serigrafiado. El nuevo gerente piensa igualmente distribuir en Colombia otros productos de Saint Gobain que pueden ser importados como algunos vidrios de colores.

L a importación del nuevo float glass hace parte de un plan de desarrollo que quiere reforzar la presencia de Saint-Gobain en América Latina. Después de la caída del Muro de Berlín, las empresas francesas y europeas creían en el desarrollo de los mercados de Europa Oriental. Ahora, que los resultados no estuvieron a la altura que se esperaba, se vuelve la mirada a América Latina.

La técnica del "float-glass" existe desde los años sesenta. Saliendo del horno, el vidrio pasa a un baño de estaño líquido. El vidrio nunca se para hasta el final del proceso. Así el producto sale perfectamente rectilíneo y plano. Contrario a las técnicas más tradicionales, no es necesario pulirlo ni alisarlo para obtener el paralelismo y la transparencia adecuados. Un float-glass permite hacer un vidrio mucho más "perfecto" y de mejor calidad. Una empresa como esta emplea entre 100 y 200 personas y provee aproximadamente 600 toneladas cada día.

Actualmente los otros "floats" de Saint Gobain en América Latina están situados así: tres en Brasil, de los cuales dos están en construcción, y uno en Argentina con participación externa. La competencia se encuentra en Venezuela (Guardián) y en México (Vitrio), pero deja un espacio muy amplio en el mercado andino. Por esto Saint Gobain espera proveer no sólo el mercado doméstico de vidrio "float", sino también mercados exteriores. Actualmente la mayoría del vidrio "float utilizado por las dos plantas de Saint Gobain de Colombia es importado, pues no se encuentra la misma calidad en el país. "Hace falta vidrio float, y como consecuencia de esto la llegada del vidrio venezolano es cada día mayor. El mercado de vidrio importado crece con regularidad", anota Jacques Thepot.

Todavía quedan algunas incertidumbres. Los dirigentes están estudiando dónde instalar la nueva planta de vidrio "float" y están escogiendo entre los departamentos de Boyacá o del Valle del Cauca. No se sabe tampoco si se contará con la participación de una empresa colombiana. "Debemos tener en cuenta varios factores", explica Jacques Thepot, "una fábrica de vidrio necesita mucha arena, por eso debe estar muy cerca a las canteras. Y como tenemos que proveer a todo el país, la seguridad para la distribución debe estar garantizada".

"De todas maneras el float se va a construir", afirma Jacques Thepot. Por su parte, Michel Mercier, que vino de Europa especialmente para estudiar la implantación del float, agrega que "no podemos ignorar un mercado de cien mil vehículos que crece mucho anualmente".

in embargo, los dirigentes franceses destacan algunas desventajas para invertir en Colombia. "Aquí, prácticamente no hay ningún incentivo del gobierno para inversiones extranjeras. Tampoco existe una política de sustitución y el fisco es mucho más fuerte que en Venezuela o Ecuador", anotaba JeanValmy Drion. Sin tener en cuenta el nuevo float-glass, Jacques Thepot tiene como objetivo duplicar de aquí a cinco años el monto de ventas de Saint Gobain de Colombia que fue de US$22 millones en 1994. Además, el nuevo gerente planea desarrollar nuevas plantas de transformación del vidrio en dos polos industriales importantes del país: Cali y Medellín.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?