| 10/8/2008 12:00:00 AM

Venezuela sobrevive a crisis pese a caída del petróleo

El presidente venezolano, Hugo Chávez, probablemente emergerá ileso de la actual crisis financiera global aún si el retroceso de los precios del petróleo lo obligan a reducir el gasto público en los próximos meses.

La crisis, que el socialista califica del fin del capitalismo, ha ayudado a llevar el crudo a mínimos en ocho meses luego de un récord de cerca de 150 dólares y suscitó nefastas predicciones de adversarios de Chávez sobre un hundimiento económico.

Pero analistas dicen que miles de millones de dólares en reservas y una amplia disponibilidad financiera extendida por aliados políticos darían a Chávez el aguante en una sustanciosa caída del precio del barril por algunos años.

"Van a tener que bajar el ritmo usual de gasto, pero eso no es obviamente una situación de emergencia", dijo Enrique Alvarez, jefe de estrategia de deuda para Latinoamérica de la firma IDEAGlobal.

Venezuela ha sufrido poco efecto directo del caos de los mercados porque Chávez ha nacionalizado las más importantes compañías que cotizaban en la pequeña bolsa de Caracas y además rige una control de cambio en el país.

Pero la caída del crudo, que provee casi todas las divisas extranjeras que obtiene el país y casi la mitad de los ingresos del Gobierno, ha incrementado la preocupación entre altos funcionarios y se llama a una poco común "austeridad" para el presupuesto del 2009.

Chávez probablemente no reduciría el gasto hasta después de unas elecciones de gobernadores y alcaldes de noviembre, en la que sus aliados podrían perder algunos bastiones claves.

IDEAGlobal considera que Venezuela podría tener que devaluar su altamente sobrevaluada tasa de cambio, posiblemente agravando la inflación -la mayor de la región-.

Pero la firma prevé que la economía crecerá en torno al 5 por ciento este año y un poco menos en el 2009.

Chávez, fiero crítico de Estados Unidos, ha usado la renta petrolera para financiar el crecimiento, que alcanzó al 8,4 por ciento en el 2007 mientras fortalece el rol del Estado en la economía y redistribuye la ganancia petrolera en programas para la población pobre.

Lento declive
Economistas dicen que los miles de millones de dólares atesorados por el Gobierno amplia la posibilidad de Chávez para mantener a flote a Venezuela por varios años aún si se derrumban los precios petroleros.

El Banco Central de Venezuela posee cerca de 40.000 millones de dólares en reservas, mientras que analistas dicen que el balance de fondos estatales está probablemente en decenas de miles de millones de dólares.

Chávez podría detener inversiones en nuevos proyectos de infraestructura si las ganancias empiezan a secarse o posiblemente recurra a un Fondo de Desarrollo Nacional estimado en unos 6.000 millones de dólares para cubrir el gasto común.

Podría además acceder a financiamiento a pesar de la implosión de los mercados globales, desde que aliados como China y algunos países de Oriente Medio con amplios recursos muestran su buena disposición para dar préstamos bilaterales.

Sólo este año, Chávez ha obtenido 8.000 millones de dólares de China.

La derrochadora cultura de consumo desatada en Venezuela en la década de 1970 continuó por años después del colapso de los precios del crudo de 1981.

El país no devaluó hasta 1982 y utilizó el endeudamiento para retrasar el colapso económico hasta 1989, cuando la implantación de un programa de ajustes del Fondo Monetario Internacional desató un cruento estallido social.

Patrick Esteruelas, analista para Latinoamérica de Eurasia Group en Nueva York, dijo que la caída del barril por debajo de 80 dólares daría a Chávez menos dinero para sus programas sociales y debilitaría el robusto superávit de cuenta corriente del país.

"Pero Chávez tiene abundantes activos financieros públicos para usar en el caso de una caída sustancial del precio del petróleo", explicó Esteruelas.

 

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?