| 8/1/2008 12:00:00 AM

Venezuela nacionalizará al Santander

El presidente venezolano Hugo Chávez anunció la estatización del Banco Santander en Venezuela. Gobierno español no intervendrá en la venta.

MADRID - El Gobierno español dijo el viernes que no intervendrá en la venta de la filial de Banco Santander en Venezuela.

"La venta de (la filial de) Santander se debe resolver a través del diálogo y la negociación (...) Se espera que en breve se pueda producir un acuerdo entre el Gobierno de Venezuela y el Banco Santander," dijo María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta del Gobierno español, al término de la reunión semanal del consejo de ministros.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo el jueves que nacionalizará al Banco de Venezuela, unidad de Santander, luego de que su Gobierno rechazara el plan para venderle la entidad a otro inversor local.


La nacionalización del Santander se sumaría a la ola estatizadora del Gobierno socialista del presidente Hugo Chávez, que ya ha afectado a sectores estratégicos de la economía.

En junio, las acciones de la entidad financiera se dispararon por rumores de un acuerdo de venta con un inversionista local, aunque la operación fue negada poco después por el Grupo Santander .

"Ellos querían vender el banco a un banquero venezolano, el cuál pidió permiso, autorización, porque así está en las leyes, y yo como jefe de Estado digo: 'no, ahora véndamelo al Gobierno,"' dijo el mandatario en un acto sobre educación católica.

Desde el año pasado, el mandatario ha estatizado amplios sectores de la economía, incluyendo empresas petroleras, de telecomunicaciones, eléctricas, cementeras y la mayor siderúrgica del país.

Luego del anuncio, el bono de referencia venezolano Global 27 caía 1,75 puntos, a 89,875, con un rendimiento del 10,443 por ciento.

Pese a que el grupo español se retractó de su intención de venta, Chávez dijo que estaba "interesado en comprar y vamos a nacionalizar el Banco de Venezuela. Le hago un llamado a los señores dueños para que vengan por ahí y empecemos a negociar."

Portavoces de Santander en España y en Venezuela declinaron hacer comentarios inmediatos sobre la medida de estatización.

El grupo español posee alrededor del 96 por ciento del Banco de Venezuela, que es el tercero del país por activos y captaciones del público, y cuarto en cartera de créditos, según cifras a mayo de la firma privada de análisis Softline.

Además, posee una amplia red de agencias en todo el país.

Gianfranco Bertozzi, analista de Lehman Brothers, dijo que la medida no debería alarmar a los inversionistas, ya que Santander se había mostrado dispuesto a dejar el banco.

"El Gobierno ve lógico expandir su red bancaria en el país y Santander podría beneficiarse al tener comprador y poder salir," comentó.

Banca socialista
Aunque Chávez ha impulsado la banca estatal durante sus casi 10 años en el poder con la creación de varias entidades financieras, expertos consideran que no ha logrado consolidar un red comercial lo suficientemente amplia para competir con el sector privado.

"Nos hace falta, mucha falta, un banco de esa magnitud," afirmó el gobernante, quien explicó que la decisión no tenía conexión con un reciente viaje a España, y vaticinó que medios de comunicación iniciarán una nueva campaña en su contra.

Las medidas socialistas de Chávez han sido criticadas por la empresa privada y analistas, quienes aseguran que la gestión económica del Estado es poco eficiente, pese a que sondeos muestran que las nacionalizaciones son bien vistas por la mayoría de los venezolanos.

"El sector privado hace un trabajo mucho más eficiente en este tipo de negocios," dijo Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs. "No veo por qué el sector bancario necesita estar en el ámbito del sector público," agregó.

Chávez había amenazado anteriormente con nacionalizar empresas españolas en medio de un impasse diplomático iniciado el año pasado cuando el rey Juan Carlos le impostó un sonoro "ãPor qué no te callas?" en una cumbre iberoamericana en Chile, que fue zanjada la semana pasada con un apretón de manos entre los líderes.

Tras tomar la entidad en 1994 en medio de una aguda crisis financiera nacional, el Estado lo subastó en diciembre de 1996 y el Grupo Santander se adjudicó el 93,38 por ciento de las acciones por 351,5 millones de dólares.

 
(Reuters)
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?