| 7/9/2008 12:00:00 AM

Venezuela desea dialogar con respeto

Hugo Chávez, presidente de Venezuela y Alvaro Uribe, presidente de Colombia, normalizaron hace unos meses las relaciones bilaterales, las cuales de nuevo, pasan por uno de sus peores momentos, según los analistas.

Esperan restablecer un diálogo "respetuoso" con el gobierno colombiano en el encuentro que sostendrán los presidentes de ambos países, dijo el Canciller Maduro.


El mandatario venezolano Hugo Chávez tiene previsto reunirse el 11 de julio con su par colombiano Alvaro Uribe, en un primer encuentro bilateral luego de meses de tensas relaciones.

"Un diálogo respetuoso constructivo, eso es lo que se va a restablecer en la reunión de ambos presidentes", dijo Maduro a la prensa al referirse a las expectativas que tiene el gobierno venezolano con el encuentro.

El canciller indicó que la reunión servirá para "conversar francamente, para poner sobre la mesa los distintos temas, para reencontrarse, y para ordenar un cronograma de acciones sobre los temas vitales, como cooperación fronteriza, energética, económica comercial".

"Debe prevalecer por encima de cualquier cosa un diálogo que nos conduzca a una agenda de paz", agregó.

Uribe declaró el pasado fin de semana, al referirse al encuentro, que espera "estrechar todos los vínculos con el hermano pueblo de Venezuela", y "darle un impulso muy grande a toda la agenda entre nuestros dos países".

El mandatario colombiano dijo que durante la reunión con su par venezolano espera firmar un "compromiso de intención" para la construcción de un "gran ferrocarril" binacional por el Caribe.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela, con un intercambio comercial de unos 5.000 millones de dólares anuales, entraron en una crisis en noviembre pasado a raíz de la decisión que tomó Uribe de poner fin a las gestiones que llevaba Chávez ante las FARC para lograr un canje de secuestrados por insurgentes en prisión.

Chávez declaró poco después que colocaba las relaciones con Bogotá en el "congelador" y llamó a su embajador a consultas.

Luego del ataque colombiano del 1 de marzo al campamento de las FARC en Ecuador, en una zona cercana a la frontera, Chávez anunció que desplazaría tropas a la línea limítrofe con Colombia y revisaría toda la relación comercial con Bogotá. También retiró a todo el personal diplomático de su embajada, pero sin formalmente romper relaciones.

Las fricciones se superaron durante una cumbre de presidentes de la región el 7 de marzo en República Dominicana, tras la cual Chávez ordenó el retorno de las tropas a los cuarteles y anunció que buscaría reactivar el comercio bilateral.

Desde entonces, Chávez y Uribe se han visto en otras cumbres regionales, no de forma bilateral, y se han saludado. Sus cancilleres se han reunido al menos en dos oportunidades, pero en medio de constantes sobresaltos por la divulgación de Bogotá de documentos rebeldes insinuando cercanas relaciones de funcionarios venezolanos con las FARC.

 

 

AP

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.