Dinero.com Revista Dinero

Bernardo Botero es el presidente del Consejo Consultivo de AONBenfield

| 4/23/2012 7:00:00 AM

Vender seguros: ¿un negocio a pérdidas?

No sólo en Colombia, sino a nivel mundial, la rentabilidad de las compañías aseguradoras no corre por cuenta de las primas que reciben, sino de las inversiones que realizan con estos recursos.

El economista Bernardo Botero, presidente del consejo consultivo de la firma AONBenfield, confirmó esta teoría en el informe “Resultados y retos de la industria aseguradora colombiana”.

Al analizar el resultado técnico de la industria nacional, se evidencia que el solo negocio de vender seguros deja pérdidas, debido a que los costos operativos sumados a los seguros que se hacen efectivos sobrepasan los ingresos de las empresas.

“Si a las primas se les resta los siniestros, los gastos de administración (nómina, papelería, impuestos, servicios) y los costos de adquisición de los negocios como comisiones y publicidad, eso suele dar un egreso mayor que el ingreso”, indicó.

Sin embargo, el az bajo la manga son las inversiones que realizan las empresas aseguradoras, bien sea en propiedad raíz, títulos de tesorería pública, acciones y monedas, entre otros. Es ahí donde ven compensadas “con creces” sus pérdidas, aunque están expuestas a la volatilidad de los mercados.

No fue el mejor año

En 2011, el temor por un pobre desempeño económico mundial golpeó las bolsas y monedas del mundo. Además, los TES emitidos por el Gobierno presentaron tasas de retorno más bajas, según Bernardo Botero.

“El año pasado tuvimos en renta fija unos niveles de tasas menores, en el comportamiento de las acciones (renta variable) un comportamiento no tan favorable y las inversiones en moneda extranjera se vieron también castigadas por la desvalorización del dólar o de monedas extranjeras”, agregó.

El año pasado, las primas emitidas por las compañías de seguros alcanzaron los $14 billones, evidenciando un incremento del 10% frente a los $12,7 billones del año inmediatamente anterior.

El índice de siniestralidad, es decir, los siniestros ocurridos sobre las primas devengadas, fue del 62% en 2011, un porcentaje medianamente aceptable, aunque según Botero, algunas empresas podrían considerarlo bastante alto.

El resultado técnico de las empresas aseguradoras -que resulta de restarles a las primas devengadas los costos operativos y los seguros asumidos- fue negativo en $1 billón el año pasado, y de hecho, siempre ha estado en este terreno.

No obstante, el producto de las inversiones que hicieron estas compañías fue de $1,6 billones, un descenso del 33,3% en comparación con los $2,4 billones de rentabilidad en 2010.

Así las cosas, las utilidades netas de las aseguradoras en 2011 alcanzó los $600.000 millones, menos de la mitad de lo que registraron un año atrás: $1,4 billones.

¿En qué invierten?

Las compañías de seguros tienen, por norma legal, un régimen de inversiones, en el que prima el deber de proteger los recursos de los usuarios. No pueden contratar préstamos con garantía personal, ni invertir en sociedades que no sean anónimas.

“Entre los criterios de inversiones están: que sean suficientemente sólidas, que den solidez, que tengan una rentabilidad razonable y que cuiden la liquidez, es decir, que si tienen que asumir obligaciones importantes, tengan la posibilidad de liquidar la inversión para atender sus obligaciones”, explicó Botero a Dinero.com.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×