Usura = Mora

| 8/3/2001 12:00:00 AM

Usura = Mora

La metodología de cálculo de la tasa de usura no se ha modificado, pero la entrada en vigencia del nuevo Código Penal sí cambió la definición del delito y, por tanto, la tasa que se tenía como referencia para su cálculo. En el nuevo Código incurre en delito de usura quien cobre una tasa superior a 1,5 veces la tasa de interés bancario corriente. Antes se aplicaba este mismo porcentaje sobre el interés que cobraran los bancos por los créditos ordinarios de libre asignación. Con esta modificación, la tasa de usura y la tasa de mora se calculan ahora de la misma forma. Además, quedan sujetos los créditos de corto plazo, lo que para algunos analistas podría limitar el acceso al crédito a la pequeña y mediana empresa. El debate que está sobre el tapete es si no sería mejor eliminar el delito de la usura como en muchas partes del mundo y dejar que sea el mercado el que racionalice el costo del dinero.



Todo esto demuestra la gran inestabilidad normativa en el sector financiero, pues es la tercera modificación en menos de dos años que se le hace a la tasa.





Decrecen los desembolsos



Aunque los desembolsos de las entidades financieras crecieron entre abril y mayo, si se miran las cifras del año corrido, han disminuido un 8% en relación con el mismo período (enero-mayo) del año anterior. Al analizar las cifras por tipo de crédito, se observa que el preferencial, que pesa el 14% de los desembolsos totales, ha decrecido 27% y el hipotecario ha aumentado un 39%. Si bien este crecimiento parece muy alto, hay que mirarlo en contexto. Por un lado, crece a partir de unos niveles muy bajos debido a su fuerte caída con respecto a 1999. Y, por otro, en lo corrido del año solo ha representado el 2% de los desembolsos totales. Por su parte, los créditos ordinario y de consumo han permanecido en los mismos niveles del 2000, mientras que los créditos de tesorería, que representan el 58% de los desembolsos, han decrecido levemente.



Por último, los saldos a mayo muestran que la cartera bruta ha caído $1,24 billones, la cartera vencida ha caído $140.000 millones y las provisiones han aumentado $175.000 millones, por lo que la calidad de cartera ha permanecido alrededor del 11% y el cubrimiento ha aumentado.



Desembolsos por modalidad de crédito





Primer mes



A pesar del buen arranque de la nueva Bolsa de Valores de Colombia, cumplido el primer mes de funcionamiento no se ha dado el aumento esperado en los volúmenes transados. Si bien en su primer día de operaciones (3 de julio) se transaron $5.865 millones y en la primera semana $4.632 millones en promedio, el volumen de negociación de las últimas semanas cayó en promedio a $1.255 millones, lo cual hizo que el total transado en el mes fuera casi igual al de junio ($3.262 millones diarios en promedio) y muy por debajo del promedio del año. Al menos en el primer mes, no se ha notado el impacto de un mercado integrado. Sin duda, los acontecimientos de orden público (los nuevos anuncios de las Farc) y la desaceleración económica influyeron en este comportamiento.



Augusto Acosta, primer presidente de la nueva bolsa, es optimista sobre el futuro del mercado. De hecho, sus proyectos inmediatos son el nuevo mercado de renta fija y la adecuación tecnológica para mejorar la información que se brinda al mercado. El primero se da gracias a que todos los actores del mercado, incluyendo las tesorerías públicas, transarán en un Sistema Centralizado de Operaciones que arrancará el 1 de noviembre.



El segundo, con una inversión de $1.000 millones, será la implantación de un sistema de DataWareHousing (bodega de datos), para ofrecer una información más profunda y dinámica de los mercados de valores.



Además, se espera que en el 2002 esté lista la Cámara de Compensación Central, que actuará como riesgo de contraparte para el mercado, paso fundamental para la conformación de una bolsa de futuros.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.