| 3/23/2007 12:00:00 AM

Universidad de Georgetown premia a un colombiano

Camilo Mondragón plantea en su trabajo titulado "La transición al emprendimiento: capital humano, riqueza y el rol de las restricciones de liquidez", si la falta de capital económico es razón suficiente para no desarrollar una empresa.

Por primera vez, un colombiano recibió en La Universidad de Georgetown, Estados Unidos, el premio Razin, con el cual se reconocen los buenos trabajos de doctorado. El ganador fue el economista e ingeniero industrial, Camilo Mondragón, y su trabajo reconocido fue “La transición al emprendimiento: capital humano, riqueza y el rol de las restricciones de liquidez”.

Este premio se entrega cada año a la mejor publicación entre los estudiantes del doctorado de economía de la universidad. El ganador recibe una certificación, US$500 dólares y la inclusión de su nombre en la lista de los demás ganadores de este premio, la cual está expuesta en una placa, a la entrada principal del edificio de economía de la Universidad de Georgetown.

Entre estos ganadores se encuentran Viktoria Hnatkovska (ganadora en 2006), profesora asociada de la Universidad de British Columbia en Vancouver, Canadá. Jens Sondergaard (2005): profesor asociado de economía internacional en el Nitze School of Advanced International Students de Johns Hopkins University. Edouard Vidon (2004), diputado presidente de la gerencia de asuntos de cambio y reservas del Departamento de Operaciones del Banco Central de Francia. Rodrigo Harrison (2003), profesor del Instituto de Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Mathew Haag (2002), profesor del departamento de economía de la Universidad de Warwick, Inglaterra.

El premio Razin honra la memoria de Ofair Razin, quien murió en 1996, poco después de terminar su disertación para el doctorado de economía. Recibió el grado póstumo como PhD en economía en la Universidad de Georgetown.

“Este es un estímulo muy grande a la excelencia académica y un aporte al conocimiento de mi trabajo”, dijo Mondragón, quien suma otro logro a su hoja de vida. Tiene 32 años y su trayectoria académica y profesional es de resaltar. Se graduó como ingeniero industrial de la Universidad de los Andes, con honores, en septiembre de 1997. En septiembre de 1998 obtuvo el grado Magna Cum Laude de economía. Trabajó como consultor externo en “Market Team de Colombia”, una compañía de investigación de mercados, donde lideró proyectos de investigación para firmas como Coca Cola, Colgate y McDonald’s. Ingresó a Ecopetrol en 1998, donde desarrolló un modelo de proyección de la industria petrolera del país que fue utilizado en el análisis de decisiones de política petrolera. El modelo fue presentado en la Conferencia Mundial de Oil & Gas en Rio de Janeiro, Brasil. En 2001 renunció a la empresa para iniciar sus estudios de doctorado.

Con la disertación, Mondragón trata de responder si las limitaciones de capital son suficiente razón para no hacer empresa o hay otras variables. Durante su explicación desarrolla un modelo que tiene en cuenta las variantes de la vida laboral de una persona desde su inicio hasta su retiro.

La idea de escribir sobre este tema surgió de un artículo que fue publicado en 2004, en la revista Journal Political Economy, el cual planteaba que la falta de capital económico no era una razón determinante para crear una empresa. Esta tesis causó un debate académico que sirvió a Mondragón como punto de partida. “Una de las reflexiones que planteo es que las restricciones de liquidez son importantes para generar una empresa, pero también hay otros factores que influyen, como por ejemplo el nivel de educación de las personas”, explica.

El escrito lo elaboró pensando en el modelo de empresa que se crea en Colombia y el resto de Latinoamérica y su comparación con el modelo empresarial de las economías desarrolladas de Europa y Estados Unidos.

Su deseo es continuar aplicando sus ideas de investigación al caso colombiano. Junto a Ximena Peña Parga (estudiante de doctorado de Economía en Georgetown y economista del departamento de investigaciones del Banco de la República) está trabajando en una investigación que fue aceptada entre más de 75 propuestas para un volumen del National Bureau of Economic Research (fueron seleccionadas 10) sobre Diferencias Internacionales sobre el Emprendimiento. Este trabajo tratará de dar explicaciones sobre las relaciones entre el “empresarismo” y los mercados informales en el país; medir y clasificar a los empresarios en diferentes sectores en cuanto a número, peso, ingresos, educación, sectores, entre otros objetivos. “La idea es introducir dentro del estudio de los mercados informales el tema de los “empresarios” de este sector y diferenciarlos de los trabajadores informales y de los empresarios del sector formal”, manifestó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?