| 6/3/2011 8:00:00 AM

Una estrategia de diversificación bien definida

Argos, la compañía productora y comercializadora de cemento y concreto, adquirió el mes pasado activos cementeros y concreteros en Estados Unidos por valor de US$760 millones. Esta compra coincide con la estrategia de diversificación que se plantearon para tener una presencia fuerte en el sureste estadounidense.

El presidente de Argos, José Alberto Vélez, habló con Dinero.com y explicó que la compra de estos activos en Estados Unidos se debía, principalmente, a que la compañía quería hacer una integración vertical en ese país. En los años de 2005 y 2006, Argos había comprado plantas de concreto en los estados de Texas, Arkansas, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia.

¿Por qué decidieron hacer la compra de estos activos en Estados Unidos?
Básicamente el cemento para esas plantas concreteras provenía de cemento que exportábamos desde Colombia, desde ese momento definimos que era muy importante para Argos tener una integración vertical, es decir, poder contar con minas de agregados y con plantas de cemento. Hemos hecho algunas inversiones en minas de agregados y lo que acabamos de realizar con Lafarge fue comprarle tres plantas cementeras con capacidad de producción de 3.2 millones de toneladas, ubicadas en los estados de Alabama, Georgia y Carolina del Sur y adicionalmente 79 plantas de concreto más.

¿Qué otros beneficios consiguieron al comprar estas plantas?
Con esta última compra completamos cuatro facilidades portuarias en Estados Unidos, quedamos con un puerto en Houston (Texas), un puerto en Mobile (Alabama), un puerto en Savannah (Georgia) y un puerto en Wilmington (Carolina del Norte) y cinco terminales férreas para distribución de cemento al interior de esos estados.

¿Cuánto suma la inversión que hicieron?
Sumada las dos inversiones, la inversión que hicimos en el año 2005, 2006 y hasta 2007 porque compramos otras concreteritas pequeñas y la inversión de ahora, sumadas llegan a US$ 1.600 millones

¿Estas plantas abastecerán únicamente el mercado estadounidense?
Básicamente es para abastecer el mercado estadounidense, no son para exportar. Ese es un mercado que ha tenido momentos de altísimo dinamismo como fueron los años 2006 y 2007; obviamente ahora con la crisis, recesión, lentitud del mercado hipotecario y el mercado inmobiliario en general, se ha visto disminuida, pero son plantas que están para el mercado interno fundamentalmente. Las tres plantas cementeras son plantas de excelente calidad, están en muy buen estado, son plantas modernas, con lo último en tecnología, proceso seco, están muy bien.

¿Era un buen momento para comprar en Estados Unidos?
Una de las cosas importantes es que estamos comprando en el momento más bajo de la demanda. Estados Unidos en el año 2006 - 2007 llegó a demandar cerca de 130 millones de toneladas de cemento por año y ahora está cerca de 70 millones de toneladas al año, es el momento más bajo, lo cual hace que sea un momento interesante para adquirir, precisamente porque se puede adquirir a buen precio que fue lo que hicimos, o sea, se compraron en condiciones y en precio muy bueno y prepararnos simplemente para lo que viene más adelante.

Con la situación que vive Estados Unidos, ¿qué esperan del mercado norteamericano?
Las proyecciones que da la PCA (Portland Cement Association) son muy interesantes y ellos hablan de una recuperación hacia el 2014. Entonces, si uno se imagina que el mercado americano por los años 2014 - 2015 va a estar nuevamente en los 120 o 130 millones de toneladas, imagínese el crecimiento que va a tener que haber en los años 2013, 2014 para llegar allá. Entonces van a tener que ser crecimientos sumamente grandes, se estima que en los próximos años, 2012 en adelante, Estados Unidos va a tener crecimiento como si fuera país en desarrollo, crecimiento por encima de los dos dígitos en la demanda de cemento por año.

Con esta adquisición se convierten en un jugador clave en ese país.
Con esta adquisición en Estados Unidos nos convertimos en el cuarto productor de concreto de ese país, esas ya son palabras mayores. Nuestra participación en lo que se llama el National Ready Mix Association ya como cuarto productor de concreto en ese país, pues es una participación importante, nos hace sentir como colombianos muy orgullosos de saber que una empresa local, nuestra, nacida hace más de 75 años en Medellín, pues hoy ocupe semejante lugar en una economía como la de Estados Unidos.

Ser el segundo productor de cemento en el sureste de Estados Unidos, ser el principal concretero de la ciudad más grande del sur de los Estados Unidos, que es Atlanta, o sea, eso son cosas realmente de gran tamaño y nos hace sentir muy orgullosos, pero por otro lado también conscientes de la enorme responsabilidad que tenemos.

Cuando Argos compra plantas como las de Estados Unidos, ¿cómo integra a los nuevos colaboradores?
La mayoría, casi la totalidad del equipo es personal americano, una de las cosas importantes que hemos hecho en las adquisiciones es mantener el personal local porque es uno de los grandes activos que uno adquiere cuando compra un negocio afuera, la gente que lo maneja, el conocimiento que tienen del mercado, de la reglamentación, de la logística, del país, etc. Nosotros ya contábamos de tiempo atrás con un equipo nuestro, colombiano, instalado en Houston, que coordinaba todas las operaciones que teníamos en Estados Unidos y ese equipo sigue y posiblemente se refuerce con una o dos personas más, pero nada sustantivo. La gente que venía trabajando en esas plantas es una gente muy buena, hemos tenido oportunidad de conversar con ellos, entrevistarlos, es gente de muy buen nivel, de manera que vamos a trabajar con ellos.

¿Cómo pagarán esta inversión?
Básicamente nosotros tenemos ya prácticamente todos los recursos en caja y lo dijimos muy ampliamente, en caja y en producto de desinversión tenemos US$ 560 millones y unos 200 millones que tenemos en un crédito puente a un año contratado con HSBC en muy buenas condiciones y tenemos un año para pagarlo. De manera que de aquí a un año, bien sea que desinvirtamos, bien sea con la misma caja que se genere el próximo año en la organización, etc., se paga con toda solvencia.

¿Seguirán transfiriendo portafolio de Cementos Argos a Inverargos?
Nosotros acabamos de realizar una operación y es reciente, pasamos un paquete de acciones de Suramericana desde Cementos Argos hacia Inversiones Argos con toda la transparencia del mercado y simplemente porque lo lógico es que la matriz que es Inversiones Argos tenga la mayoría del portafolio no cementero.

¿Qué función tiene la planta de Cartagena para ustedes?
Con esta planta exportamos desde Cartagena y atendemos mercado nacional. Con Cartagena tenemos la siguiente situación, nosotros en diciembre del año pasado decidimos cerrar el proceso de clinker en Barranquilla porque primero, la planta de Barranquilla es una planta húmeda, costosa, antigua y localizada prácticamente dentro de la ciudad. La planta cerró el proceso de clinkerización, estamos simplemente moliendo clinker que llevamos desde Cartagena. Entonces la planta de Cartagena la estamos utilizando hoy en día al 100% de su capacidad, parte lo exportamos al Caribe y parte lo estamos exportando a otras regiones

¿Qué otros negocios importantes adelanta Argos?
Este año, por ejemplo, tenemos contratos de exportación de 150.000 toneladas de cemento a los países del occidente de África, Nigeria, Ghana, estamos exportando este número de toneladas en embarques de 40.000 toneladas cada uno. Eso es un negocio muy bonito porque es exportación desde Colombia hasta al África en muy buenas condiciones de precio y rentabilidad y al Caribe seguimos exportando con mucho dinamismo, pero la gran mayoría de cemento que está produciendo hoy la planta de Cartagena, de cemento y clinker lo estamos vendiendo en el país.

Cuéntenos un poco más sobre las exportaciones a África
Es un contrato que realizamos a partir de este año, es nuevo, son unos países que tienen una altísima tasa de crecimiento, Nigeria es u país que lleva en los últimos cuatro o cinco años con crecimientos por encima del 10% y 11%, se está construyendo muchísimo en esos países y se está necesitando mucho cemento. Hay infraestructura de vías, hay hotelería, hay colegios, hay vivienda, entonces hay un gran desarrollo en esos países de lo que llaman el West Africa.

¿Esta es una pelea ganada a las empresas que tienen plantas en ese continente?
Así es, y en general porque muchos tienen operaciones. Lo que pasa es que el negocio de cemento en el mundo funciona que cuando las demandas se incrementan, como establecer capacidades instaladas de plantas es costoso, toman tiempo y no es de la noche a la mañana, entonces normalmente esos picos se suplen con cemento que se importan de algún lado. Y en este caso lo que es muy interesante es la producción de cemento nuestro en Cartagena y las facilidades del puerto de Cartagena hace que seamos totalmente competitivos llevando cemento desde Cartagena hasta West Africa, eso es bien importante para el país.

El país adelanta proyectos de infraestructura y en el futuro habrán más, ¿cómo beneficiará esto a Argos?
Si en alguna cosa el país está en déficit es en infraestructura, no solamente por el tema del invierno que evidentemente ha deteriorado lo que teníamos en buena parte y ha agudizado problemas de déficit e ineficiencia en otro sentido, sino porque definitivamente si uno compara a Colombia con otros países de la región o de condiciones semejantes, tal vez en el aspecto que está más atrasado es en infraestructura vial, sobre todo.


Entonces de eso es consciente el gobierno, es consciente el ministro de Transporte, quienes tienen un plan ambicioso, hay una revisión a la estructura del Inco, hay una revisión del sistema nacional de concesiones, hay una voluntad política y hay unos recursos importantes que yo creo que nos van a dar la posibilidad a los colombianos de ver en los próximos dos o tres años un incremento en la construcción de proyectos viales importantes y ahí la participación de la industria del cemento es clave porque vamos a tener que pensar en obras, ya no pequeñas carreteritas, sino grandes obras con túneles, viaductos, con puentes, con obras que requieren muchísimo concreto y cemento y el papel de la industria cementera colombiana va a ser clave.

¿Tienen identificadas las obras en las que quieren participar?
De hecho nosotros ya estamos en los tramos de la famosa Ruta del Sol, esta ruta es un hecho, ya fue adjudicada en sus tres tramos y tenemos dos de ellos que ya con los contratistas estamos en negociación de todo el suministro del cemento y el concreto, igual en el tercer tramo; entonces esta va a ser una obra muy importante para nosotros con la ventaja que tenemos en Argos y es que tenemos plantas a lo largo ancho de la geografía nacional y eso nos permite entregar de manera muy eficiente los cementos y los concretos en algún lado.

En segundo lugar, yo creo que en el segundo semestre de este año, ISA va a sacar a la opinión pública los diseños y el esquema financiero de los famosos proyectos de autopistas de la montaña, que son la conexión de Medellín a Puerto Berrío, de Medellín a Urabá, de Medellín al Cauca, Bolombolo y de Medellín a Caucasia, esos cuatro proyectos también, por sus características, por las zonas en donde pasan, van a ser intensivos en cemento y concreto por la construcción de túneles, viaductos, etc.

Por otro lado, se está avanzando en los famosos corredores de competitividad, que casi en su totalidad son obras hechas en concreto, entonces ahí estamos trabajando en eso. Yo soy optimista frente al tema de la demanda del sector, incluso en el primer trimestre del año las cifras que le mostramos a la opinión son muy buenas, crecimientos por encima del 20% en volumen.

¿Cuáles son las expectativas de crecimiento para este año?
Nosotros tenemos un presupuesto de crecimiento en volumen del 10% de cemento, que yo creo que lo vamos a superar con creces en Colombia, eso si no me cabe la menor duda, el presupuesto en Estados Unidos es bastante más estable, es más o menos lo mismo que el año pasado, no creemos que haya gran aumento y el presupuesto en el Caribe, en cuanto a volumen, es un crecimiento por encima del 15% más hacia el 18%.

¿Habrá un aumento en el precio del cemento por causa del invierno?
El invierno en general ha afectado al país, yo incluso me sorprendo por qué las cifras del DANE en cuanto a crecimiento de costo de vida no lo reflejan, pero yo creo que lo van a reflejar tarde que temprano, este mes o el entrante, pues hombre, no es lo mismo cuando las vías están funcionando, pero es que son carreteras que están cerradas parte del tiempo, con grandes demoras.

Por ejemplo, despachar cemento hoy a los Santanderes es prácticamente una odisea, hemos tenido tramos de carreteras importantes cerradas por varios días, eso afecta en general a toda la economía y un producto como el nuestro que se produce en plantas que no están necesariamente ubicadas en los centros urbanos, entonces hay que traer el cemento a los centros urbanos y ahí despacharlo hacia las poblaciones.

Evidentemente que eso encarece muchísimo los fletes, de hecho el incremento de fletes en Colombia ha sido muy alto este año y el causante es el invierno, si a eso también se le añade temas de precio del petróleo, imaginate en la que estaremos todos los industriales despachando los productos.

¿De cuánto puede ser ese aumento?
El incremento de los fletes para una organización como la nuestra puede estar por encima del 12% o 15%, es muy alto.

Volviendo al tema de las inversiones, ¿en el futuro puede haber otras en Estados Unidos?
Una inversión de este tamaño hay que digerirla, entenderla, traerla a la organización, etc., no es fácil de la noche a la mañana tener 800 nuevos empleados, sumados a los 1500 que teníamos en Estados Unidos, eso hace ya un grupo de empleados de 2300 personas, a los cuales una organización como Argos, que todos hablan inglés, que viven allá, entonces tenemos que estructurar toda una metodología en temas de sistemas, de comunicaciones, de relacionamiento.

Para el cierre de este año, yo creo que la mitad de nuestras operaciones van a estar entre Estados Unidos y el Caribe y la otra mitad en Colombia. Eso le da una característica de gran tamaño a esa adquisición y por lo tanto tenemos que tomarnos un tiempo para absorberla al equipo, al grupo, yo calculo que ese tiempo debe ser un año.

Por lo otro, la región que hemos denominado el sureste de Estados Unidos, Centroamérica, el Caribe y Colombia estaremos mirando oportunidades, yo no veo tanto en Colombia como en Estados Unidos, pero sí pensaría oportunidades en el Caribe y en Centroamérica, estaremos muy atentos a lo que pase por allí.

¿Han pensado invertir en países de Centroamérica y el Caribe?
No, así en particular no, nosotros ya estamos en Panamá y estamos en países del Caribe como Dominicana, Haití, Curazao, Surinam, pero siempre habrá posibilidades de mirar allí, claro que lo más importante para nosotros el año entrante, yo diría que es todo el proyecto de absorber estas nuevas operaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?