| 8/7/2011 3:00:00 PM

Una empresa que ayuda a innovar

Concept to Reality, C2R, una firma de dos jóvenes antioqueños que ofrece métodos para mejorar la capacidad innovadora de las empresas nacionales. Hacen que la innovación no sea un evento singular que se consigua con un descubrimiento o una invención, sino que sea un proceso permanente.

El emprendimiento funciona bien en Medellín, como en ningún otro lugar del país. Quizás porque hay un entorno favorable para el crecimiento empresarial, aparecen empresas como Concept to Reality, C2R, de dos jóvenes antioqueños, David Sierra y Mauricio Toro.

La empresa, una de las 92 que se presentaron en la feria de emprendimiento Ruta E el 1 y 2 de agosto en Medellín, tiene un producto singular: ayuda a que otras firmas innoven.

Su servicio tiene una gran posibilidad de crecer aceleradamente porque la innovación será el argumento fundamental para el desarrollo empresarial en los próximos años. “Las empresas crecen por fusiones y adquisiciones o porque amplían el mercado, pero las únicas que crecen sostenidamente son las que invierten en innovación”, le dijo a Dinero.com el investigador asociado del Consejo Privado de Competitividad, Álvaro Moreno.

Los estudios recientes sobre el tema también coinciden en mostrar que la innovación no puede ser un evento esporádico, sino una tarea constante en las empresas. Con todo, la mayoría de las firmas nacionales tienen la idea de que ésta se hace solo con inventos o descubrimientos y no como un proceso, como una tarea permanente.
C2R puede ayudarles a las empresas a manejar hacer el diseño y el desarrollo de productos. “Las empresas tienen dos áreas: una de operaciones y otra de innovación”, explica Mauricio Toro. A veces, dice, los encargados de las innovaciones chocan con las personas de operaciones porque se les pide que hagan las cosas de una forma diferente.

En esos casos, la labor de C2R es la de sacar los proyectos innovadores de la empresa y devolverlo cuando esté completamente implementado.

Una virtud de su propuesta está en que usan la visión de Administración de Ciclo de Vida del Producto (PLM por su acrónimo en inglés). Este esquema considera desde el inicio, toda la vida del producto. Así tienen en cuenta, por ejemplo, cómo se vende, pero de igual forma, cómo se desecha o cómo se recicla. “Las firmas de ingeniería muchas veces estudian cómo hace un producto y cuando lo terminan, comienzan a pensar en cosas como a quién se lo van a vender”, dice el emprendedor.

La necesidad de tener esta visión ordenada y metódica de la innovación la encontraron en sus primeros trabajos. Por eso diseñaron protocolo para hacer diseño de productos y ofrecen un servicio de consultoría para enseñarle el método de gestión a las oficinas de proyectos de sus clientes.

Finalmente, además de los servicios de diseño y desarrollo y de consultoría, C2R tiene un tercer producto, el de Outsourcing “Es nuestro ethos: outourcing empresarial”. En este caso establecen equipos en los que trabajan en conjunto personas de C2R y de la empresa, para desarrollar completamente un producto.

La razón para tener esta otra pata para su trabajo está en que les pareció insuficiente ser expertos en los métodos de innovación. “No se trata solo de echar el cuento”, dice Mauricio Toro. “Hacemos todo, desde la investigación hasta el prototipo funcional”, añade.

En esa línea ya han trabajado con personal especializado en el diseño de material bioabsorbible y ahora tienen un proyecto para hacer implantes óseos y material de osteosíntesis con Industrias Médicas Sanpedro. De hecho en esto trabajan en conseguir una certificación de la Food And Drug Administration de Estados Unidos, que les abriría mercados internacionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?