| 11/11/2009 2:25:00 PM

Un sector que busca reactivarse

La industria marroquinera local presenta una caída en la producción de 22,4 %, mientras que curtido y preparación de cuero se contrae 19,3% y calzado 4,7%, El sector se prepara para ofrecer una feria que busca reactivar la industria.

Se trata de la Exhibición Internacional del Cuero e Insumos, Maquinaria y Tecnología, Eici, que busca promover la industria nacional de componentes para incorporarlos a los ciclos de la moda internacional.  Las exportaciones de este sector alcanzan los US$215 millones.

 

La feria llega en momentos en que la tasa de cambio acumula una apreciación de 16 %en los últimos meses, sumado a un descenso en las ventas de marroquinería de 19,7 % en el primer semestre del año, comparado con igual período del año anterior y el desempleo en el sector que presenta una contracción de 3,6% en calzado y 9,2% en la industria marroquinera.

“Los impactos combinados que tenemos son: la pérdida del mercado de Venezuela, que hoy representa 64% de las exportaciones. La tasa de cambio y la coyuntura económica y en especial, la menor dinámica que presenta la demanda no sólo en Colombia, sino en los países a los que se exporta, como Estados Unidos”, afirma el presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas, Luis Gustavo Flórez.


“Si bien podemos decir que la mayor parte de la producción está dirigida al mercado local, en calzado sólo 15% se exporta, los esfuerzos apuntan a una más amplia participación en el mercado internacional. También debemos poner de presente que ante la amplia apertura de la economía colombiana, la competencia internacional también está presente en el mercado colombiano”, comentó el presidente de la asociación.

Para esta versión se espera la asistencia de 4.000 clientes especializados que hacen parte de un sector en el que participan cerca de 5.000 empresas, generadoras de 60.000 empleos formales en el país.

“Queremos que los consumidores de insumos, que son los productores de calzado y manufacturas de cuero, puedan conocer oportunamente las novedades en materias primas (cuero en todas sus manifestaciones y acabados, textiles, herrajes, por ejemplo)”, dijo el dirigente gremial.

Talón de Aquiles

Pese a la situación, Flórez asegura que las empresas del sector están ‘metiéndose la mano al dril’ con una reducción en los precios al consumidor final, en especial los del calzado, que caen entre ocho y diez por ciento.

Y en materia de competitividad de la tasa de cambio, el empresario afirma que una cifra ideal para un sector altamente influenciado por las importaciones, es de US$2.300 pesos.

“Creemos que las recientes medidas del gobierno y el Banco de la República para frenar la volatilidad del dólar pueden detener el ciclo negativo”, según Flórez.

Haciéndole ‘el quite’ a la crisis

Además de la Eici, la industria está haciéndole frente a las dificultades en los negocios con Venezuela y a la menor demanda de mercados naturales de exportación como Estados Unidos, mediante la participación en ruedas de negocios extraordinarias en destinos como Guatemala, Sao Paulo y próximamente en Miami en el marco del plan de choque liderado por Proexport.

Y en el marco de la feria Eici, asistirán cerca de un centenar de industriales de Ecuador, Venezuela, Estados Unidos, Costa Rica, Perú y Guatemala, quienes visitarán el país en busca de buenos negocios, considerando la calidad y trayectoria de los insumos para la industria del cuero que ofrecen las compañías locales.

El presidente de Acicam, Luis Gustavo Flórez, afirma que para 2010 se debe lograr dinamizar la economía hacia una senda de crecimiento. “Tenemos un trabajo de gran reto que es lograr diversificar las exportaciones y ganar mayor espacio en el mercado nacional, principalmente frente a la competencia desleal que aún comporta un volumen apreciable de importaciones”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?