| 11/20/2007 12:00:00 AM

Un iris para ver

Un grupo de emprendedores diseñó un dispositivo para que niños invidentes puedan conocer imágenes con el tacto. El proyecto ya cuenta con una prueba piloto y ganó el primer puesto en la categoría general del concurso Ventures.

La idea original era ayudarles a los invidentes a ver imágenes con las manos, a sentirlas y conocerlas con el sentido del tacto, así como figuras, formas y colores. Hoy, esta idea es una realidad, respaldada en un plan de negocios, con una prueba piloto en la alcaldía de Pereira y posibilidades de venderse en Taiwán.

La idea surgió para una tesis de grado de tres estudiantes de la Universidad Tecnológica de Pereira, Jhon Alexis Guerra Gómez, Felipe Restrepo Calle y María Fernanda Zúñiga. Luego se sumaron al grupo de trabajo José Alfredo Jaramillo, ingeniero electrónico y profesor de ellos, y Walter Warski, también profesor de los estudiantes y el hombre con la visión de negocio.

Muchos les vaticinaron un futuro muy negro a estos tres estudiantes, les dijeron que con estas tesis jamás se iban a graduar. Por fortuna, el resultado final fue totalmente opuesto: la tesis fue laureada.

Hoy el dispositivo llamado Iris es una realidad. Está diseñado para que niños ciegos puedan sentir las formas y las imágenes, con vibraciones diferentes para cada color y así aprender. La idea de estos jóvenes es que las entidades encargadas de velar por la educación, como el Ministerio de Educación, las organizaciones gubernamentales y las fundaciones sean quienes compren Iris para ponerlo a disposición de las personas con limitaciones.

Según los estudios realizados para Iris, en el país existían 118.000 niños invidentes en el año 2006, de acuerdo con las estadísticas del DANE.

Golpeando puertas
Para concretar la idea después de graduarse, estos emprendedores han participado en concursos y han golpeado puertas. Han recibido honores y reconocimientos en su ciudad, Pereira, y ganaron el concurso de emprendimiento TIC (Talent and Innovation Competition) Américas y TIC Global. El primero se realizó en Panamá con la participación de concursantes de toda América e Iris ganó el primer puesto en la categoría social. El segundo evento se realizó en Taiwán con concursantes de todo el mundo e Iris también ganó el primer puesto en la categoría social.

También participaron en el concurso de emprendimiento “Cree en Colombia, Crea empresa”. Luego decidieron apostarle al concurso Ventures, realizado por revista Dinero, McKinsey & Co, Fidubogotá, Portafolio, Ashoka y Compartamos con Colombia, con apoyo del SENA.

Participaron y se ganaron el primer puesto en la categoría general y también el mejor plan exportador en el mismo concurso. En total, recibieron $32 millones más capacitación, diplomados y asesoría de expertos.

Para entonces ya contaban con apoyo del SENA para realizar el prototipo. En el año 2006 terminaron el prototipo comercial. Hoy tienen dos versiones, Iris Malla, que cuesta $5.500.000 y el Iris mouse que cuesta $4.500.000. El grupo ha trabajado por conseguir las patentes en Estados Unidos, La Unión Europea y Taiwán.

El objetivo es vender el Iris box, que incluye además del dispositivo, la capacitación para aprender a manejar el equipo y todas las posibilidades que ofrece. Un centro educativo puede comprar un equipo y acondicionarle todos los contenidos que desee, de tal forma que el alumno puede aprender matemáticas, geografía y geometría con el mismos aparato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?