| 3/12/2010 5:00:00 AM

Un gimnasio sólo para mujeres

La cadena de gimnasios española Vivafit, especializada en el cuidado de la mujer está interesada en incursionar en el mercado nacional. Colombia hace parte de su ambicioso plan de expansión. Esperan a futuro abrir 160 puntos.

Vivafit es una red de centros de ejercicio, salud física y bienestar para mujeres, que está interesado en incursionar en el país. Para 2010, prevé incrementar su número de sedes en 17 nuevos centros con lo que acabaría el 2010 con 125 gimnasios. Actualmente todos en la Península Ibérica. La compañía facturó 18,5 millones de euros en el 2009 y se ha marcado como objetivo facturar  23 millones para el cierre de este año.


Para lograr estas metas, la red de gimnasios diseñó una estrategia de expansión internacional. Países como Brasil, Argentina, México, Chile, Bolivia, Uruguay, Venezuela, Colombia, Turquía, Estados Unidos, India y la región del Norte de África y Oriente Medio son algunas de las zonas donde la compañía está negociando con empresarios e inversores para la firma de una franquicia.


“Estamos en negociaciones con algunos de estos países ya que creemos que las características sociodemográficas y culturales de cada uno concuerdan perfectamente con nuestro concepto de negocio”, explica Connie Ruiz, cofundadora de la franquicia.

 

Vivafit en Colombia

La franquicia en el país se está negociando con dos grupos de empresarios, uno venezolano y el otro colombiano. El que se haga cargo de la franquicia desarrollará la marca en Colombia iniciando con un centro Vivafit piloto propio. La idea es a largo plazo poder instalar 160 gimnasios en Colombia.

“La persona contará con todo el know how y formación de la casa madre Vivafit en Lisboa y Madrid tanto del sector de fitness como del sector de franquicia. Así mismo, las dos partes negociantes acordaran conjuntamente con la casa madre las tarifas en función de las tarifas locales de negocios semejantes”, comentó un asesor del centro de ejercicios, Pedro Ruiz.

De igual manera, este centro de ejercicio considera que no existe competencia profesional en este subsector de los gimnasios femeninos. “Nosotros no competimos con los gimnasios tradicionales, nuestro mercado es la mujer sedentaria de media edad que no se siente a gusto en un gimnasio tradicional”, comentó Pedro Ruiz.

Los consumidores cada vez son más exigentes y además de buscar la calidad en el servicio, desean no desplazarse lejos de sus domicilios, por lo que buscan pequeños centros próximos a sus casas. “La franquicia por su gestión cubre estas necesidades. Las barreras principales que manifiesta este importante grupo de mujeres que no realiza ningún tipo de actividad física. El problema derivado de la falta de tiempo y la necesidad de una personalización del servicio. En parte eso se debe a que el gimnasio tradicional se adapta poco a lo que desea la mujer actual. Y ese es nuestro reto”, declaró Connie Ruiz.


El modelo de negocio y las cifras
El concepto de negocio Vivafit ha sido concebido y diseñado especialmente para el mercado femenino después de varios estudios en España y Europa. Estos análisis, junto al preocupante aumento del porcentaje de mujeres adultas con problemas de exceso de peso y la creciente concienciación de adquirir el hábito del ejercicio físico hacen de Vivafit un concepto que da respuesta a esta gran oportunidad de mercado.


Las franquicias Vivafit, concluyeron en el año 2009 con 108 unidades operativas en la Península Ibérica, lo que supone un crecimiento del 20% respecto a los 90 centros de ‘fitness’ femenino con los que terminó 2008.


Esta cadena de franquicias permite a la mujer de hoy mantenerse en forma de una manera rápida, ya que una instructora anima, corrige y motiva, pero siempre respetando el ritmo y las posibilidades de cada socia. El programa ofrece un método completo para estar en forma con tan sólo 30 minutos de ejercicio diario, pilates y un programa de educación nutricional.


Las franquicias en Europa requieren una inversión total necesaria para convertirse en franquiciado de esta firma oscila entre 120.000 y 130.000 euros, que incluyen un fondo de maniobra, un derecho de entrada de 14.433 euros, las obras de adaptación del local y los aparatos necesarios para equipar un centro.







¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?