| 4/11/2008 12:00:00 AM

Un enorme riesgo pensional

Se está fraguando un lío de pensiones para los 5,2 millones de colombianos que trabajan en empresas informales. La tarea es ahorrar para su jubilación.

La encuesta que reveló el miércoles el Dane sobre informalidad urbana muestra un enorme peligro que se cuece para el futuro de los 5,2 millones de trabajadores informales del país.

De un lado confirmó que el sector informal continuó siendo el mayor empleador en las 13 principales ciudades del país. Los datos muestran que el 57% de los 9,1 millones de personas ocupadas en el trimestre octubre-diciembre, laboraban en actividades informales, que usualmente no cumplen los requisitos de registros para operar (ver artículo relacionado). Casi todas esas firmas incumplen además algunas o todas las normas tributarias y de cotizaciones a seguridad social y parafiscales.

Esta situación preocupa a los expertos, porque en general las empresas informales tienen asociados niveles bajos de productividad.

Pero además, la actitud de estos trabajadores frente al riesgo plantea un nuevo reto para el futuro. Mientras que los ocupados en la informalidad tienen una buena cobertura en salud, hay una total desprotección en pensiones.

En el período octubre-diciembre, el 86% de los trabajadores ocupados en las trece ciudades del país cotizaron a sus programas contributivo o subsidiado en salud. A la vez, el 41% de ellos hicieron aportes a sus fondos de pensiones.

De todos los que cotizan a salud, el 52% está en empresas informales. Esa es una cifra que se aproxima bastante a la participación de este sector en el total del empleo urbano.

En contraste, de todos los que aportan a pensiones, apenas el 19% (720 personas) trabaja en la informalidad. Esto muestra que los informales cubren su riesgo inmediato de salud – a fin de cuentas una enfermedad los puede dejar sin ingresos -, pero no están haciendo ahorros para su jubilación. De mantenerse la tendencia actual, cinco millones de trabajadores de hoy tendrán problemas cuando se retiren.

La tarea de gobierno, sindicatos y administradores de fondos de pensiones, es la de encontrar formas para inducir a que estas personas hagan aportes de alguna naturaleza para conservar sus ingresos en la vejez.

Así visto, en los resultados de esta encuesta se encuentra un hecho bueno. La tasa de ocupación en las empresas formales creció ligeramente más. Mientras que los empleados en actividades informales crecieron 9,2%, los que laboran en firmas establecidas formalmente crecieron 9,7% entre el último trimestre de 2006 y el mismo período de 2007.

Dónde están
Las estadísticas también permiten ver que los trabajadores informales en su mayoría son personas que terminaron estudios de bachillerato. El 52,6% de los informales en el cuarto trimestre reportó ser bachiller. La informalidad es un fenómeno que disminuye para los que hicieron estudios universitarios (15%), por la doble situación de que es una población menor y porque tienen una mayor probabilidad de engancharse en el sector formal.

La informalidad se concentra en Bogotá, Medellín y Cali (ver artículo relacionado). En estar tres ciudades está el 61% de las empresas informales. No obstante, la situación de informalidad empresarial es más aguda en ciudades intermedias donde son la manera usual de hacer negocios. En Cúcuta, el 74,4% de las personas ocupadas labora en un empleo informal. En Montería es porcentaje es de 70,6%, en Pasto de 67,7% y en Villavicencio de 66%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?