| 10/2/2011 12:00:00 PM

Un elegido

La Universidad de Harvard escogió a un colombiano para liderar programa de educación continuada en odontología en Latinoamérica.

Harvard, universidad americana con mayor reconocimiento a nivel mundial  con 375 años de trayectoria académica y científica, cuenta con 9 facultades donde ofrece estudios de pregrado, postgrado, maestrías y doctorados, es el sueño de muchos latinoamericanos cuando se trata de complementar sus estudios académicos – científicos.

Antonio Hurtado, presidente de la Sociedad Colombiana de Odontología Estética, fue el primer odontólogo colombiano en asistir a un curso de educación continuada en implantología en Harvard junto a un grupo de estudiantes de Taiwan.

Queriendo compartir su experiencia con los odontólogos latinoamericanos, el Dr. Hurtado presentó la propuesta a los directivos de la Facultad de Odontología en Harvard para que por primera vez se implementara un programa de educación continuada para latinos en esta facultad. Compitiendo junto a 19 propuestas más, logró no sólo que dieran apertura al curso de “Implantología basada en la evidencia: Mejorando la calidad y los resultados en su práctica de implantes dentales.”, sino convertirse en el coordinador de este programa para América Latina.

Este curso cuenta con la presencia de los mejores profesores de implantes, periodoncia y rehabilitación oral de la Universidad de Harvard y del Hospital General de Massachusetts, lugar donde se dictará, y está dirigido a docentes universitarios en las mismas áreas y a odontólogos con experiencia en implantes dentales.

Asumiendo esta responsabilidad llevará el primer grupo de alumnos latinoamericanos a complementar sus estudios sobre implantología oral en Harvard University.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?