| 4/6/2011 7:25:00 AM

Un ejemplo en construcción de vías

Las inversiones para construir las Autopistas de la Montaña superarán ampliamente los $5,6 billones establecidos inicialmente, advierte gerente de ISA. Esto para que las vías tengan los mejores estándares del país.

Las inversiones estimadas inicialmente en $5,6 billones para el desarrollo del proyecto Autopistas de la Montaña tendrán que ser mucho mayores, pero con eso los cuatro corredores viales de 1.250 kilómetros tendrán estándares que hoy no existen en el país. Así lo demuestran los estudios que realiza actualmente ISA y que serán entregados en el mes de agosto. Así se lo manifestó el gerente de esa empresa, Luis Fernando Alarcón Mantilla a la Asamblea departamental de Antioquia en un

 

Ante la corporación en pleno, señaló que se están haciendo proyecciones de flujos de tráfico futuros que permitirán establecer las especificaciones y costos, teniendo en cuenta los más altos estándares de diseño, diferentes a los que se han utilizado hasta el momento en el país, con los que en vías de montaña hoy no se superan los 30 kilómetros por hora, cuando debería ser cercano a los 80 kilómetros, logrando implicaciones económicas favorables para el país y para los usuarios.

 

Dijo Alarcón Mantilla que pretenden evitar frustraciones como las que ha vivido Colombia en muchas oportunidades con la construcción de vías y lograr un proyecto acorde con las necesidades, lo que no sería posible con los recursos planteados inicialmente que fueron tomados como referencia para determinar los aportes tanto de la Nación, el departamento de Antioquia y el municipio de Medellín.

 

Planteó como alternativas para subsanar este mayor valor en las inversiones, la posibilidad de ampliar el plazo de la concesión de 30 a 40 años e incluso pensar en afectar la estructura de los peajes para que se haga una mayor contribución por parte de los usuarios, lo que aunque es un tema sensible, puede subsanarse con los beneficios que ofrecerá el proyecto en cuanto al ahorro en los costos de operación y en el tiempo de los recorridos.

 

Fue enfático al afirmar que no se puede sacrificar la calidad del sistema que le propondrá en agosto al Instituto Nacional de Concesiones, INCO, ni alejarse de las recomendaciones con los estándares apropiados para la ejecución de Autopistas de la Montaña.

 

Resaltó que si bien el Gobierno Nacional no ha apropiado los recursos, hay muy buena receptividad por lo que implica el proyecto para la competitividad del país y la integración de la malla vial, sin dejar de lado la confianza que el ejecutivo tiene en una empresa como ISA.

 

Por su parte el diputado de la Asamblea de Antioquia, Nicolás Pineda, le propuso a ISA hacerle reingeniería al proyecto y hacer lo que sea realizable, ya que actualmente no se tienen los recursos de financiación del proyecto, a lo que se suma la imposibilidad de que tanto Asambleas como Concejos otorguen vigencias futuras extraordinarias durante su último año de gobierno, al tiempo que estimó en $4 billones las inversiones adicionales en Autopistas de la Montaña.

 

Propuso el corporado la construcción inicialmente de dos vías importantes como son la conexión a la costa redireccionándola por Porce para aprovechar el desarrollo vial que ha hecho Empresas Públicas de Medellín y lo que hay de la doble calzada Bello, Hatillo, Barbosa, Porce, para conectar a Rumichaca en Santander con Santa Marta; y además la vía al occidente Caldas- La Pintada que conecta con el Puerto del Pacífico y por ende con los tigres asiáticos y sus 3 mil millones de consumidores. Los demás corredores se suspenderían para que sean ejecutados posteriormente cuando existan los recursos, puntualizó el diputado.

 

De los $5,6 billones estimados inicialmente, la Nación pondría $1 billón, el departamento de Antioquia $600.000 millones, el municipio de Medellín $400.000 millones y los $3,6 billones restantes estarían a cargo de ISA.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?