| 3/4/2008 12:00:00 AM

Turismo colombiano se especializa

La meta es convertir a Colombia en el quinto país más turístico de América Latina. Inversión hotelera por exenciones tributarias, aerolíneas de bajo costo, turismo gay, religioso y de salud y agencias en supermercados son elementos que ya están ayudando a lograrla.

Pasar de recibir 1,2 millones de turistas internacionales a 4 millones en los próximos dos años es una de las prioridades del Gobierno, que ve en el turismo una plataforma de impulso para la economía en los años venideros.

La meta es ambiciosa, si se tiene en cuenta que a finales de los años ochenta Colombia recibía ese mismo millón 200.000 turistas de los que hoy se habla y que según algunas agencias de viajes todavía falta mejorar la infraestructura para atender a los viajeros internacionales, es decir que en 20 años no se han mostrado muchos avances en la materia, a pesar de los anuncios en inversión hotelera, aerolíneas de bajo costo y nuevos canales para la comercialización de planes turísticos.

En materia hotelera, por ejemplo, el país ha tenido una tasa de crecimiento anual en la oferta de 0,93% en los últimos 10 años, pasando de 51.000 habitaciones en 1996 a 100.000 actualmente. Según el reporte de Cotelco el año pasado se invirtieron $200.000 millones en la industria hotelera y todo parece indicar que las inversiones seguirán creciendo en los próximos años, soportadas en la exención del 100% en el impuesto de renta para todas las inversiones que se hagan de aquí al 2018 y durante los siguientes 30 años a la inversión, lo que hace más atractiva la apuesta sobre este negocio.

El reto es de doble vía: por un lado se busca ampliar la capacidad hotelera para cumplir con las expectativas en la temporada alta, pero también se requiere el desarrollo de nuevas propuestas para aprovechar la temporada baja en pro de dinamizar el turismo.

En lo que respecta a las aerolíneas, EasyFly irrumpió con fuerza ofreciendo tiquetes a $10.000 más impuestos, con el objetivo de dinamizar el turismo doméstico, mientras que Spirit Airlines ofrecerá en el país trayectos internacionales con precios que están entre un 30 y 40% más bajos que los de la competencia. JetBlue también ha expresado un interés similar por operar a bajo costo en Colombia.

A este dinamismo en el sector hotelero y aeronáutico se suma la actividad de las agencias de viajes, que decidieron darle un nuevo foco a sus negocios para atender los diferentes mercados. La meta es apoyar al Gobierno en su idea de convertir a Colombia en el quinto país más turístico de América Latina, aprovechando la variedad de recursos naturales, un peso más fortalecido frente al dólar y servicios dirigidos para todos los segmentos, edades y preferencias.

La semana pasada el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo anunció durante la Vitrina Turística de Anato inversiones por $50.000 millones para promoción y desarrollo del turismo, de los cuales $30.000 millones serán utilizados para promoción del turismo internacional y 20.000 millones para incentivar la actividad a nivel nacional.

Además, se destinarán más de $2.500 millones para respaldar iniciativas regionales de desarrollo de infraestructura turística, a través de un banco de proyectos.

Con estos anuncios, aparentemente el panorama para el turismo queda totalmente despejado y listo para cumplir con las metas de crecimiento. Sin embargo, no deja de preocupar lo que pueda pasar en los próximos meses con Venezuela y Ecuador, luego de los hechos desencadenados tras la muerte de Luis Edgar Devia Silva, alias ‘Raúl Reyes’ el pasado primero de marzo.

La ruta del crecimiento
Para Paula Cortés, presidenta de la Junta Directiva de Anato y gerente de la agencia de viajes Casa del Turismo, es claro que el país necesita seguir ampliando la infraestructura para recibir más turistas. Sin embargo llama la atención en que más que infraestructura se requieren empresas que se especialicen en los diferentes tipos de turismo, con miras a prestar un servicio integral a los visitantes.

De acuerdo con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, durante el primer mes del 2008 llegaron al país 96.502 extranjeros, 6.697 más que en enero del 2007. Un alto porcentaje de estas personas llegaron por turismo de negocios, que sigue siendo el fuerte en Colombia; otro porcentaje vino por turismo de salud, y unos más por turismo vacacional, entre las múltiples opciones. Sin embargo, en el turismo vacacional hay diferentes tipos de familias que tienen necesidades específicas donde aún hay vacíos.
Viajes Chapinero, una agencia que lleva más de 50 años operando en el país, abrió a comienzos del año pasado una nueva división de negocios dirigida al turismo Gay y está atendiendo este mercado mediante la agencia Duo Travel.

José Orjuela, coordinador de Duo Travel dice que este es un nicho de mercado desatendido, a pesar de que tiene un potencial de crecimiento muy grande. Según investigaciones realizadas por agencias de viajes en Colombia, el turismo Gay mueve en Estados Unidos US$64.500 millones al año y tiene un potencial de 45 millones de viajeros. En Colombia no se tienen estadísticas exactas de cuánto mueve este mercado ni cuál es su potencial, pero se estima que sólo en Bogotá hay alrededor de 700.000 personas homosexuales que buscan planes de turismo dirigido tanto en el país como fuera de él.

En sólo un año de operaciones Duo Travel ya atiende entre 20 y 25 turistas homosexuales por mes. “La meta es llegar a atender 100 pasajeros mensualmente y lograr ventas por $1.000 millones al año inicialmente”, dice Orjuela.

En Cali también hay una agencia especializada en este tipo de turismo. Se trata de Representaciones Turísticas Balboa que busca atraer al viajero internacional y lograr que Colombia se convierta en un atractivo fuerte para este tipo de turistas como lo es actualmente Buenos Aires-Argentina, donde el turismo aumentó en un 38% el año pasado, con 5,25 millones de visitantes de los cuales Marcela Cuesta, subsecretaria de turismo de Buenos Aires cree que el 20% corresponde a homosexuales de todo el mundo, especialmente de Europa y Estados Unidos, según lo ha manifestado en entrevistas a diarios internacionales.

Alrededor del turismo gay se están generando otros negocios especializados en turismo tales como hoteles, teatros, spa y sitios de rumba gay. Hace 3 meses se abrió en Bogotá, en el sector de Chapinero Alto, el Hotel High Park, exclusivo para atender al turismo Gay. Así mismo hay teatros, spa y sitios de rumba que trabajan de la mano con las agencias para atender este mercado. Los destinos más atractivos para estas comunidades son San Andrés, Cartagena, Medellín y Bogotá.

La fe mueve viajeros
Otro de los fuertes para dinamizar el turismo en Colombia es el sector religioso, que atrae cada año a cientos de peregrinos que vienen a pagar alguna promesa al Divino Niño del 20 de julio en Bogotá, a la Virgen de Chiquinquirá, al el Señor Caído de Monserrate, al Santuario de Ipiales en Nariño y al Milagroso de Buga en Valle, entre otros santos que atraen la devoción de nacionales y extranjeros.

Según la revista bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales de la Universidad de Barcelona en España se estima que cada año los centros de culto religioso reciben alrededor de 250 millones de personas. Las estadísticas indican que sólo en Europa alrededor de 30 millones de personas, especialmente católicas, dedican parte de sus vacaciones a realizar una peregrinación, mientras que en Polonia más del 15% de la población participa en programas de peregrinación cada año.

Colombia recibió en enero del año pasado a 10.000 turistas extranjeros que vinieron a Bogotá para participar en el encuentro de la Misión Carismática Internacional. Estos se suman a los que vienen cada año por la época de Semana Santa, una de las más concurridas por el turismo religioso según lo reportan algunas agencias viajes y representantes de sitios turísticos religiosos.

Según Proexport, sólo en Bogotá hay 28 iglesias de interés patrimonial, muchas de las cuales contienen bienes muebles de especial valor como obras de arte, pinturas, retablos, obras y tallas en madera. También sobresalen en la Capital la Sala de las Custodias que conserva el Banco de la República y las colecciones de los museos de Arte Colonial y de la Iglesia de Santa Clara. El Cementerio Central también tiene un importante interés arquitectónico y religioso.

En los alrededores de la ciudad existen también atractivos de carácter religioso como la Catedral de Sal de Zipaquirá, la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, los Ángeles de Sopó, el Santuario de la Virgen de la Salud en Bojacá y las Iglesias de Tunja.

Sólo la agencia Panamericana de Viajes, una de las especialistas en turismo religioso, recibe al año más de 3.000 turistas provenientes de Ecuador, Perú y Puerto Rico que vienen al país en plan de visitar sitios religiosos.

Por un turismo saludable
Colombia tiene en el turismo de salud una gran oportunidad para atender pacientes extranjeros, ya que la medicina nacional está siendo reconocida internacionalmente y su éxito cada día va en aumento.

Estadísticas de Proexport revelan que al país llegan anualmente más de 30.000 personas de diversas partes del mundo a poner su salud, su bienestar y su vida en las manos de cirujanos, odontólogos, oftalmólogos y otros especialistas del ramo.

Aidé Bustillo, gerente de la agencia Super Destino de la Organización Sánitas, considera que este es uno de los nichos de mercado con mayor potencial. Esta agencia, que nació hace 10 años con la idea de atender al sector corporativo y a los clientes de Colsánitas abrió hace 2 años un departamento de turismo receptivo para atender al turista que llega en busca de algún tratamiento relacionado con la salud.

“Inicialmente el fuerte era la estética, pero ahora hay un alto número de personas que vienen para realizarse tratamientos de odontología, reemplazo de cadera y un sinnúmero de temas relacionados con la salud”, comenta.

El mayor número de viajeros llega de Estados Unidos, España, Ecuador y Venezuela pero también hay un marcado crecimiento del turismo de colombianos que se mueven entre ciudades en busca de los mejores precios y los profesionales preferidos para sus tratamientos.

En el 2007 la agencia de la Organización Sánitas atendió a 1.198 turistas por salud, de los cuales 216 fueron extranjeros provenientes de Honduras, Las Bahamas, Canadá, Argentina, España, Holanda, Australia, Alaska y Hawai, entre otros lugares.

Del total de turistas, que en su mayoría estuvieron en la Clínica Reina Sofía de Bogotá, 274 llegaron en busca de cirugias bariátricas (reducción del tamaño del estómago) y de ellos un 35% fueron extranjeros; 131 turistas llegaron en busca de cirugías estéticas y para 469 de reemplazos articulares. Esta dinámica tiene al gobierno pensando en nuevas alternativas para impulsar este tipo de turismo. El presidente Álvaro Uribe ha dicho en diversos eventos públicos como el aniversario de la Fundación Santa Fe y el aniversario de la Clínica Shaio en Bogotá que espera inaugurar próximamente en el país las primeras clínicas u hospitales con la modalidad de zona franca, con los beneficios de no pagar arancel ni IVA por la importación de equipos médicos para hacer que Colombia sea más competitiva en este campo.

Supermercados se montan en el negocio
La otra opción que tiene el turismo es mediante la masificación de planes en los supermercados, una mayor oferta de crédito para aprovechar la llamada temporada baja y el uso del comercio electrónico.

Según cifras de Avianca, en promedio sólo el 10,4% de los colombianos utilizan anualmente el transporte aéreo, lo que demuestra que hay otro potencial para explorar, mediante el acercamiento de ofertas turísticas a los estratos económicos 2, 3 y 4.

Es por esto que desde hace 2 años supermercados como Alkosto, Carrefour, Éxito y Falabella se montaron en el negocio de los viajes, aprovechando el alto tráfico de público que tienen permanentemente en sus almacenes. Años antes lo habían hecho Cafam y Colsubsidio, mediante la oferta hotelera que tiene a través de las cajas de compensación.

Almacenes Éxito tiene una alianza con Avianca para llegar a ese 90% de colombianos que no han tenido la oportunidad de utilizar el transporte aéreo. La cobertura actual es de 24 puntos de venta en 7 ciudades del país en los cuáles –según Sergio Tobón Londoño, gerente de Viajes Éxito hay una alta demanda por viajar a destinos playa en Colombia, principalmente San Andrés, Cartagena y Santa Marta. A nivel internacional, Panamá y Miami ocupan los primeros lugares en demanda.

Alonso Monsalve, gerente de L’Alianxa Travel Network (LTM), opina que con la incursión de los supermercados en el negocio de agentes de viaje se crea un nuevo escenario para el impulso del turismo porque “ahora la pelea es por el servicio y por la segmentación del mercado”. El directivo considera que las ventas en las grandes superficies aún no llegan al 4%, pero considera que son un fuerte canal de competencia que obliga a los agentes de viajes a cambiar sus estrategias y buscar nuevas alternativas para ganar mercado.

Dentro de esas estrategias están los negocios Online, que aún no llegan al 2% de participación pero se perfilan como fuertes impulsadores del turismo.
Monsalve es conciente de que la gente está en busca de turismo diferente al tradicional y vaticina que se avecina una dura competencia entre los agentes de viajes por ganar mercado, donde todas las alternativas tomarán una gran relevancia.

Pero la conclusión del Ministro de Comercio Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, es que más que hacer cuentas de cuántos turistas llegarán a Colombia en los próximos años, lo importante es tener presente los recursos que ellos dejarán. De ahí que el objetivo principal, en lo que se refiere a ingreso de divisas, sea el de pasar de US$2.005 millones en el 2006 a US$4.000 millones en el 2010.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?