| 4/1/2008 12:00:00 AM

test

El segundo trimestre inicia con tres buenas noticias para el mercado accionario local. ¿Pasó lo peor de la crisis para estos títulos? Opinión de la analista independiente, Camila Pérez, exclusiva para Dinero.com.

El primer trimestre de 2008 cerró con graves pérdidas para las bolsas mundiales. En lo corrido del año, el S&P500 se ha desvalorizado más de un 10%, mientras que el Dow Jones lo ha hecho en un 8% y el Nasdaq en cerca de 15%. Por su parte, en los tres primeros meses del año el dólar se ha depreciado más de un 8% frente al euro mientras que los precios de las materias primas como el petróleo y el oro terminaron con alzas de 9% y 12% respectivamente, lo cual refleja una búsqueda de activos seguros, en medio de la incertidumbre de los inversionistas respecto al futuro de la economía de Estados Unidos.

El mercado colombiano no ha sido ajeno a la turbulencia mundial. El IGBC acumula pérdidas superiores a 16% en lo corrido del año, y solamente las acciones de Ecopetrol y Mineros de Antioquia, cuyos ingresos están atados directamente a los precios de las materias primas, han tenido un comportamiento positivo en 2008.

El segundo trimestre inicia con tres buenas noticias para el mercado accionario local. En primer lugar, se conoció que la economía creció 7,52% en 2007, la cifra mas alta en cerca de 30 anos. Por otra parte, el Banco de la Republica dejó sus tasas inalteradas en 9,75%, argumentando que si bien todavía la economía muestra un buen dinamismo y a pesar de que se observan presiones inflacionarias, aún se ven riesgos en el frente externo. Finalmente, el pasado 27 de marzo la asamblea de accionistas de Ecopetrol aprobó el pago de un dividendo de $115 por acción, lo cual implica un yield del 5%, adicional al 50% de rentabilidad que han obtenido los inversionistas por cuenta del aumento del precio de la acción en la bolsa. Esto permite pronosticar que esta acción, que representa cerca de la mitad del volumen transado diario en la BVC, seguirá teniendo un buen comportamiento en los próximos meses.

La pregunta entonces es si lo peor de la crisis ya pasó y si en el segundo trimestre veremos un repunte de los precios de la renta variable en Colombia. A pesar de las buenas noticias a nivel local, en el contexto externo todavía se vislumbran riesgos importantes que impiden ser optimistas en el corto plazo.

En Estados Unidos, los inversionistas siguen atentos al potencial deterioro de las entidades financieras por cuenta de la cartera subprime. La compra de Bear Stearns, el quinto banco de inversión de Estados Unidos, por parte de JP Morgan, financiada en parte con recursos de la Reserva Federal, fue leída por el mercado como un rescate indirecto de parte de esta última, para evitar un colapso del sistema financiero de Estados Unidos y demostró el compromiso de la autoridad monetaria por respaldar a los bancos en problemas. Adicionalmente, para aliviar la situación, el 18 de marzo la FED anuncio un recorte de 50 puntos básicos en su tasa de descuento y de 75 puntos básicos en su tasa de referencia, dejándola en los niveles más bajos desde diciembre de 2004.

Estos anuncios trajeron cierta tranquilidad a los mercados, y provocaron un rebote temporal de las bolsas a nivel mundial. Sin embargo, en los últimos días, la publicación de datos negativos sobre la vivienda y el consumo en Estados Unidos mantuvieron a los mercados sin una tendencia definida y con una fuerte volatilidad, que sin duda seguirá afectando también a la bolsa colombiana. Adicionalmente, la incertidumbre respecto a la inflación y el potencial deterioro de las relaciones comerciales de Colombia con los países vecinos todavía generarán una aversión al riesgo entre los inversionistas locales, que impedirá una pronta recuperación de los precios de las acciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?