| 4/8/2008 12:00:00 AM

Susan Schwab ratifica importancia de aprobar acuerdo comercial EE.UU. - Colombia

La Representante Comercial de los Estados Unidos, Susan Schwab, afirmó que las implicaciones comerciales y económicas, tanto para Colombia como para los EE.UU. “hacen imperativo” que este año el Congreso de EU vote el TLC entre las dos naciones.

Es imperativo que TLC se vote este año en el Congreso de EU, afirmó la Representante Comercial de Estados Unidos.

La Representante Comercial de EU explicó que las visitas hechas a Colombia por parte de congresistas republicanos y demócratas permitirán reconocer “el increíble progreso que se ha logrado en Colombia, cuando se trata de temas relacionados con la violencia y los actos terroristas”. Schwab agregó: “Creemos que la aprobación del TLC contribuirá, de manera positiva, a mejorar aún más los temas relacionados con violencia e impunidad”. 

Durante la visita que realiza a Colombia, en compañía de 11 congresistas (un senador republicano, 7 representantes republicanos y 3 demócratas), Schwab recordó que el Tratado de Libre Comercio es un acuerdo que fue concluido hace más de dos años y firmado hace 16 meses.

“Para Colombia ese TLC merece una votación. La merece ya y la Ley establece una votación de aprobación o rechazo, sin enmiendas”, agregó la funcionaria de la Casa Blanca, al concluir una reunión con el Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez.

El Gobierno de los Estados Unidos, de la mano con Colombia, ha trabajado durante más de un año con los líderes demócratas y republicanos para buscar una base amplia de apoyo para que una vez se radique el TLC ante el Congreso, este avance sin complicaciones.

Schwab explicó que las visitas hechas al país por parte de congresistas republicanos y demócratas, permitirán reconocer “el increíble progreso que se ha logrado en Colombia, cuando se trata de temas relacionados con la violencia y los actos terroristas”.

“Creemos que como Administración, la aprobación de este Tratado de Libre Comercio contribuirá, de manera positiva, a mejorar aún más los temas relacionados con violencia e impunidad”, agregó la funcionaria.

La Representante Comercial de los Estados Unidos explicó, además, que muchos americanos, integrantes del Congreso y electores, tienen imágenes de Colombia pasadas de moda. “Imágenes de 10, 15 y 20 años atrás. Imágenes que se basan en las películas, en lugar de estar basadas en la realidad”.

Destacó la prioridad que el Gobierno del Presidente de los Estados Unidos, George Bush, ha asignado a la relación con Colombia “como aliada, como país que comparte los valores que nosotros creemos que son claros: democracia, imperio de la Ley, compromiso con los derechos humanos”.

Añadió que este es un conjunto de características que el Gobierno de los Estados Unidos respeta y admira y que “serán promovidas más con la aprobación del Tratado de Libre Comercio”.

Visitas de congresistas
Durante la rueda de prensa, el Ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, explicó que lo mejor que puede hacer el Gobierno Nacional para que los congresistas estadounidenses conozcan la realidad y los avances en derechos humanos y política económica y social de Colombia, es invitarlos a que visiten el país. “Que lo sientan, que lo vivan. Es la única manera de poder entender la realidad colombiana”, dijo.

Al referirse a la decisión de terminar el contrato con la firma Burson-Marsteller, encargada de manejar el tema de las comunicaciones en EU, de cara a la aprobación del Tratado de Libre Comercio, Plata dijo que “eso era algo que teníamos que hacer. Es algo que no podemos permitir ni tolerar y, ciertamente, es imposible trabajar con alguien que dice que no se puede reunir con uno. Entonces, hemos tomado esa determinación”.

Cambiar de empresa de comunicaciones, explicó el funcionario, no tiene mayor trascendencia y “seguiremos adelante con el apoyo de alguien más”.

 

SP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?