| 11/25/2010 10:00:00 AM

SuperIndustria entregó patente de invención a Ecopetrol

La Trampa de Vanadio para procesos de refinación fue desarrollada en el Instituto Colombiano del Petróleo, centro de investigación y desarrollo de Ecopetrol y se convirtió en la tercera patente que la empresa recibe en 2010, Nigeria le otorgó las dos anteriores.

Mediante Resolución 58330 de 2010 y para un período de 20 años, la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia concedió a Ecopetrol una Patente de Invención. Esta es la tercera que la Empresa recibe en el 2010, y a su vez, la primera que se le otorga en Colombia en estos últimos 10 años.

La tecnología desarrollada en el Instituto Colombiano del Petróleo, centro de investigación y desarrollo de Ecopetrol, cobijada bajo este mecanismo de protección legal se denomina “Proceso de producción de trampas de vanadio por impregnación y trampa de vanadio producida por dicho proceso”.

Se trata de un proceso y un producto aplicado en las unidades de ruptura catalítica o Fluid Catalytic Cracking (FCC), uno de los procesos de conversión más importantes de la industria de la refinación de hidrocarburos. Los compuestos de Vanadio (metales presentes en la carga a estas unidades) destruyen la zeolita, componente activo del catalizador, afectando su desempeño, y disminuyendo los rendimientos en productos valiosos como el GLP (Gas licuado del Petróleo) y la gasolina. Las
trampas – como las desarrolladas por el ICP– son aditivos que evitan la acción destructora del Vanadio.

Esta tecnología tiene especial importancia para Ecopetrol por el incremento de crudos pesados en la dieta a las refinerías, los cuales contienen altos niveles de metales contaminantes como el Vanadio, que hacen difícil y costoso su procesamiento. Esta patente se suma a las 87 que se encuentran en trámite en diversos países y posiciona a Ecopetrol como una de las empresas colombianas que más patentes posee y que más ha utilizado este mecanismo de protección de la propiedad en los últimos tres años.

La patente de la Trampa de Vanadio se radicó, al igual que otras, en fase internacional PCT (Tratado de Cooperación de Patentes) ante la Organización Mundial de Propiedad Intelectual, lo que implica que no sólo fue concedida por el organismo colombiano, sino evaluada por la Oficina Española de Patentes y Marcas, a través del informe de búsqueda internacional.

La categoría de patente de invención reconoce no sólo la novedad del producto, sino también su altura inventiva, su aporte al estado de la técnica específica (validado por expertos) y la factibilidad de que se pueda usar a escala industrial. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?