| 2/23/2011 11:50:00 AM

Subsidios a la tasa de interés serían permanentes

El ministerio de Vivienda y Medio Ambiente está buscando recursos para subsidiar permanentemente las tasas de interés de los créditos hipotecarios. El meacnismo fue incluido en el Plan Nacional de Desarrollo.

La ministra de Vivienda, Beatriz Uribe señaló que a través del Ministerio de Hacienda se inyectarán nuevos recursos para fortelecer el Frech del Banco de la República. "El gobierno nacional mantiene su decisión de mantener los subsidios a las tasas, es un mecanismo muy efectivo y estamos muy interesados en renovarlo. El cupo actual se está agotando y por ello le hemos dicho al Ministro de Hacienda que nos ayude a buscar recursos permanentes y flexibles. Esta es una gran oportunidad", dijo Uribe.

La Ministra señaló que antes que se acaben los recursos actuales se garantizará la continiudad del programa. "En el Plan de Desarrollo ya está un articulo que obliga por ley a garantizar recursos del presupuesto para el Frech para subsidiar la tasa de interés", agregó la funcionaria.

Con este mecanismo el Gobieno espera subsidiar a 200.000 familias anualmente.

Con el fin de alcanzar la meta de construir un millón de viviendas en cuatro años el Ministerio y Camacol invitaron a los fondos privados de pensiones y a los banqueros de inversión en el exterior a financiar bancos de tierras para impulsar los 27 macroproyectos que hay en todo el país.

La idea es pensar en un modelo de negocio en el cual los privados adquieran directa o indirecatamente las tierras, urbanicen y luego las ofrezcan a los constructores para su desarrollo a largo plazo.

La presidenta de Camacol, Martha Pinto, dijo que también se require simplificar los trámites y normas de construcción.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?